Anuncio

Una mujer reclama a Chipotle $2,200 millones por el uso de su fotografía

Una mujer de Sacramento presentó una demanda federal contra la cadena de restaurantes Chipotle Mexican Grill por lo que ella calificó como el uso no autorizado de su imagen en varios anuncios (Associated Press).

Una mujer de Sacramento presentó una demanda federal contra la cadena de restaurantes Chipotle Mexican Grill por lo que ella calificó como el uso no autorizado de su imagen en varios anuncios (Associated Press).

Una mujer de Sacramento demandó a Chipotle Mexican grill por el supuesto uso de su imagen y la exhibición de ésta en varios restaurantes, sin su permiso.

La demanda de Leah Caldwell, presentada el 27 de diciembre pasado en el Tribunal de Distrito de los EE.UU., alegó que Chipotle empleó Photoshop en su fotografía y agregó botellas de alcohol en la imagen. La distorsión, según el pleito, “pone una falsa luz sobre su personalidad”.

Caldwell, quien se representa a sí misma, solicita $2,200 millones por el uso no autorizado de su imagen. En los documentos judiciales también se menciona a un director ejecutivo y un fotógrafo. La mujer no respondió a los pedidos de comentarios de este medio.

Un vocero de Chipotle, Chris Arnold, señaló que la cadena de restaurantes no discute detalles vinculados con ninguna acción legal pendiente, pero afirmó que “la presentación de una demanda es simplemente un alegato y no prueba absolutamente nada”.Según Caldwell, su fotografía fue tomada en el verano o principios de otoño de 2006, mientras estaba sentada en un restaurante Chipotle ubicado cerca de la Universidad de Denver.

Un hombre se acercó y le pidió que firmara una autorización que le había permitido usar algunas imágenes que había tomado, pero ella se negó alegando que se encontraba “realizando una actividad personal [comer] en un restaurante prácticamente vacío” y que tenía “una expectativa razonable de privacidad”.

Según Caldwell, no había cámaras visibles en el sitio y ningún anuncio de una sesión de fotos. Más aún, en su mesa no había botellas de alcohol.

Cerca de seis años más tarde, Caldwell vio una fotografía de sí misma en un restaurante Chipotle en Florida. La imagen según la demanda, estaba colgada en una pared dentro de un restaurante de Orlando, el 21 de diciembre de 2014. Un año después, vio la foto en las paredes de dos franquicias Chipotle, en Roseville, California, y en Sacramento. “En cada lugar, la demandante reconoció la emblemática imagen, aun con su aparente edición”, mencionó Caldwell en la demanda.

En California, la disposición legislativa de plazos en casos de derechos de publicidad es de dos años, por lo cual el caso podría no seguir adelante ya que recién en 2014 la demandante advirtió el uso de su imagen, señaló el abogado Douglas Mirell, quien representa a celebridades de alto perfil en casos de uso de imagen.

También necesitaría demostrar que un porcentaje de las ganancias de Chipotle se atribuyeron directamente a su imagen. Su búsqueda de obtener $2,200 millones en daños será difícil de probar, y “posiblemente no sea muy realista”, afirmó Mirell.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis


Anuncio