Anuncio

BuffetGo vende alimentos que sobraron en restaurantes con descuentos de hasta el 90%

Llegó a Los Ángeles BuffetGo, una compañía que permite a los comensales comprar alimentos que están a punto de ser eliminados de los restaurantes. En la imagen, comida de Hokkaido Seafood Buffet (BuffetGo).

Llegó a Los Ángeles BuffetGo, una compañía que permite a los comensales comprar alimentos que están a punto de ser eliminados de los restaurantes. En la imagen, comida de Hokkaido Seafood Buffet (BuffetGo).

BuffetGo, una empresa diseñada para ayudar a eliminar los residuos mediante la venta de comidas de restaurante antes de que éstas sean descartadas, ya está en marcha en Los Ángeles.

La firma compra cualquier alimento que sobra en todos los restaurantes participantes antes de su cierre por el día; después, los clientes de BuffetGo pueden adquirir online esa comida y pasar a recogerla.

Los alimentos están disponibles en los restaurantes entre 15 y 30 minutos antes del cierre. Cuando los comensales llegan a recoger su comida se les provee con cajas vacías para que las llenen con lo que desean.

El sitio web BuffetGo ofrece una lista de restaurantes; todos ellos independientes o pertenecientes a hoteles. La comida tiene descuentos de entre el 75% y 90%. El costo de un pedido reciente de Vegas Seafood Buffet fue de $5, un fuerte descuento comparado con el precio regular del mismo alimento ($20).

“Esta es una nueva y revolucionaria forma de lidiar con la epidemia de los alimentos descartados que sufre nuestro planeta, porque beneficia a todas las partes”, remarcó en un email Emil Rosengren Lolby, fundador de BuffetGo.

La empresa, que comenzó a operar en Los Ángeles en septiembre pasado, funcionaba ya en la ciudad de Nueva York y en Chicago desde comienzos de este año. Algunos de los sitios que participan en L.A. son Hokkaido Seafood Buffet, los restaurantes de Double Tree y Hilton Hotel, Bluefin Sushi y Seafood Buffet, y Vegas Seafood Buffet.

Los comensales pueden llenar las cajas que reciben con sus alimentos preferidos del buffet del restaurante. ¿El único inconveniente? No hay garantía de qué platos quedan cuando uno llega al lugar.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis


Anuncio