Anuncio
Share

Seguidor de Trump critica a LA Times por supuestamente favorecer más Clinton

Foto de archivo.

Foto de archivo.

Mayormente, no le daría un segundo de atención a un correo electrónico de un lector que cree que mis colegas corruptos y yo estamos en connivencia con otras agencias de noticias en un intento de destruir a Donald Trump y hacer que Hillary Clinton resulte electa presidente de los EE.UU. Mucho menos si el mensaje termina con esta frase: “Gracias a Dios por Fox News”.

Pero Dana Martin, de Temecula, expresaba que había sido lector de The Times durante más de 30 años, algo que aprecio sinceramente. Lo menos que podía hacer era conocerlo y escucharlo.

Dana Martin, seguidor de Donald Trump.

Dana Martin, seguidor de Donald Trump.

Aunque… Está bien, de acuerdo, no soy objetivo. Nadie me dice qué escribir y no hay ninguna connivencia entre colegas ni con agencias de noticias, pero soy abiertamente sesgado en contra de un candidato presidencial que es un matón inmaduro y fanfarrón. Soy parcial contra un candidato cuyos planes de política podrían caber en un sello de correos, que miente por deporte, que se jacta de no pagar impuestos, insulta a los enemigos, degrada a las mujeres y explota la intolerancia con el pretexto de ser suficientemente valiente para desafiar la corrupción política.

No es que Clinton me fascine. Ella es sombría y evasiva, y lo mejor que he escuchado es que se parece más a una criatura surgida del cálculo político que por propia convicción.

Por ello, entiendo por qué Clinton desilusiona a algunas personas, pero no comprendo cómo Trump le puede parecer bueno a muchos. Quizás Martin pudiera explicarme.

Nos encontramos en Redondo Beach. Martin, de 62 años, es vendedor de hardware al por mayor, para un gran distribuidor. Se encontraba por negocios en la zona y sugirió que tomáramos una taza de café en el restaurante Dennys de Aviation Boulevard.

Nos sentamos y ordenamos. Martin me explicó por qué había cancelado su suscripción a The Times el miércoles. “Lo abrí y todo era pro-Hillary, en cada página. Me enfermó tanto que no podía seguir leyendo”, aseguró Martin, quien sintoniza Fox News porque considera que el canal tiene información justa y equilibrada.

Debo decir algo en este punto. Si uno toma una escala de la justicia y coloca a Sean Hannity en un extremo, y una pluma en el otro, ésta de todas maneras se vería más equilibrada que Fox News. Respecto de la queja de Martin acerca del periódico del miércoles, creo que exagera un poco. The Times también publicó un artículo del ataque de Trump a los republicanos que lo abandonaron, y una columna de Doyle McManus donde dice que la victoria de Clinton es una conclusión inevitable, pero que la composición política del Congreso es más difícil de predecir.

Martin expresó que quería ver una nota de la última versión de los mensajes de correo electrónico filtrados por WikiLeaks, que los críticos han aprovechado como evidencia de que Clinton es engañosa o corrupta. The Times había publicado un artículo en línea al respecto el día anterior, y aunque no hallé ninguna gran revelación en ella, quizás Martin tuviera razón. Tal vez debería haberse publicado en la edición de papel, también.

El ascenso de Trump es un espectáculo tan grande que su propia existencia exige una cobertura constante. Sin embargo, investigar exhaustivamente a todos los candidatos, sin importar su afiliación política no sólo es nuestro trabajo, es nuestro deber. Dana Martin tiene razón en ello.

Dana es un hombre de familia que nació en Georgia pero vivió en el condado de Orange durante muchos años antes de mudarse a Temecula. Junto con su esposa, voluntaria de una organización benéfica local, criaron tres hijos que ya están fuera de casa y a quienes les va bien. Martin, me enteré durante nuestro largo café, es un hombre cuyas políticas no pueden etiquetarse fácilmente. Está alineado con la izquierda, con la derecha, con el centro y con todo a la vez. Por ejemplo, afirmó que apoya el matrimonio de personas homosexuales, el control de armas razonable y el derecho de la mujer a elegir (algo que podría verse amenazado si Trump gana). También que votó por el presidente Obama hace ocho años, que cree en la reducción de impuestos, que no quiere ver familias desmembradas por las deportaciones y, es más: contó con orgullo que uno de sus hijos está casado con una latina.

Me golpeo la frente mientras me pregunto cómo todo esto termina en un voto para Trump. La respuesta comienza con la profunda desconfianza de Martin hacia Clinton debido a sus conexiones con Wall Street, su controversia por el servidor de correo privado y la intersección sospechosa entre sus donantes de campaña, la organización benéfica de la familia Clinton y su rol como secretaria de estado.

“Tiene poco juicio”, afirmó Martin, y añadió que sus primas de salud han aumentado en los últimos años y que no espera que Clinton ofrezca un alivio. Por otra parte, tampoco le agrada todo de Trump, pero le gusta mucho. Dijo que el republicano no está en venta porque se financia a sí mismo, que no es tímido a la hora de criticar a la clase política que lo desacreditó, y que, cuando habla de inmigración, economía, comercio exterior y seguridad nacional, expresa sus propias esperanzas y temores.

“Sí, el muro no me atrae porque creo que somos una nación de leyes”, aseguró Martin, quien cree en un camino hacia la legalización para los residentes actuales, pero también el cortar el flujo de recién llegados al país. “No podemos darnos el lujo de regalar la educación y asistencia sanitaria gratuita. Tiene que venir de alguna parte, y viene de tipos que trabajan como yo”.

La clave de su apoyo a Trump se apoya en su creencia de que el candidato será bueno para el economía. Es un pensamiento subjetivo, puesto que Trump ha ofrecido muy pocos detalles al respecto. Muchos analistas creen que el plan de impuestos -que ofrecería mayores alivios para empresas e individuos más ricos- crearía enormes agujeros en el presupuesto.

Martin señaló que algunos de los equipos que él vende solían producirse en los EE.UU., pero que los fabricantes se trasladaron al extranjero para aprovechar la mano de obra barata. También cree que las empresas volverían al país si los impuestos fuesen más bajos, y si Trump impone un arancel a las importaciones.

Martin y yo estamos a millas de distancia en esta elección, pero él es un tipo sólido y yo estaría feliz de tomarme otro café con él. Especialmente luego de que, al final del día, me envió el siguiente mensaje de texto: “He reiniciado mi suscripción”.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis


Anuncio