Anuncio
Share

Supremacista blanco: En la ciudad que Richard Spencer llama su hogar, no comparten sus ideas

Richard Spencer.

Richard Spencer.

Whitefish, en Montana., es una ciudad bucólica que genera clichés de viaje. Está ubicada en las montañas y alrededor de un lago, llena de esquiadores y ‘kayakers’, escaladores y aficionados a las motos de nieve, dependiendo de la temporada. Es una ciudad turística para esquiar por excelencia, una ciudad de vistas perfectas en cada esquina y el Parque Nacional Glacier está a sólo media hora en coche. Hasta hace poco, era una ciudad tranquila.

En un brillante día azul y lleno de nieve a principios de este mes, un equipo de la cadena de noticias CNN apareció en la cafetería principal. Nadie tenía idea de porqué habían llegado. Whitefish había sido nombrada en los artículos de noticias en todo el país - en todo el mundo - como la ciudad que el supremacista blanco Richard Spencer llama hogar. Ya las publicaciones de la BBC hasta Montana Cowgirl, un blog político, habían preguntado a los lugareños si apoyaban la oscuridad que llegaba a nuestro entorno, o simplemente especularon que sí.

Los rumores y las noticias vuelan rápido en Whitefish, una población de unas seis mil personas. La noticia, o el rumor, era que CNN había esperado encontrar una ciudad donde Spencer era apoyado y bienvenido por todos los residentes, pero la lectura de una declaración en el ayuntamiento contra la discriminación realizada unos días antes había cambiado la historia.

La declaración fue en realidad una relectura de una moción que había pasado en el 2014. Recientemente el mundo se enteró un poco de los puntos de vista bien claros de Spencer, pero en la ciudad de Whitefish se ha sabido de él y su organización durante años y de su ‘inocentemente’ nombrado grupo supremacista blanco: el Instituto de Política Nacional (NPI, por sus siglas en inglés).

Mientras que la declaración de la misión de NPI utiliza un lenguaje positivo para declarar su dedicación a “la herencia, la identidad y el futuro de las personas de ascendencia europea”; la verdad sobre sus objetivos se puede encontrar en la declaración más contundente de Spencer en una reciente conferencia de Texas A&M donde dijo que ‘América… pertenecía a los hombres blancos”.

Repetimos, ninguna de las opiniones de Spencer son noticias en Whitefish. Sin embargo, el hecho de que estemos conscientes de él y sus pensamientos, no significa que podamos hacer gran cosa al respecto, además de rechazarlos públicamente. Estamos en el 2016, no en 1620. No podemos confiscar la propiedad donde vive Spencer ni desterrarlo, ni queremos hacerlo.

Imagina que tienes en la familia a un primo lejano y loco. Muchas familias tienen uno de esos. Vamos a llamarlo ‘primo Dick’. Todo el mundo sabe que el primo Dick tiene un tornillo suelto en la cabeza. Él se reúne con sus compañeros donde habla la teoría de la conspiración y los contagia. Pero siempre que usted y su familia recuerdan que su primo existe, respiran profundo y suspiran del alivio que sienten al saber que los tornillos flojos del ‘primo Dick’ no han causado un daño verdadero.

Y luego un día las cadenas de noticias NPR (National Public Radio), el Atlántico, Vice y el Washington Post se presentan y dicen, “Así es Dick, cuéntenos sobre sus ideas para el mundo”.

Todo el mundo entiende que el ‘primo Dick’ no es más que un primo lejano y distante, pero de repente su punto de vista está siendo tomado en serio. Le han dado una plataforma pública y está haciendo que toda la familia se vea ma.

Spencer parece sentirse que está en un episodio que dura toda la vida de “Mad Men”; Es por eso que mujeres o cualquier persona de color se sienten como escalones por donde él pasa, pero - están estropeando la trama.

Whitefish, sin embargo, está consciente de la realidad. La reciente reunión del concejo de la ciudad en la que volvimos a escuchar la ordenanza contra la discriminación estaba llena de puerta a puerta.

“La ciudad de Whitefish”, leyó el alcalde en la proclamación, “rechaza el racismo y el fanatismo en todas sus formas y expresiones”. Aplausos y algarabía moderada surgieron de la multitud, de la gente que veo todos los días en las escuelas y en los senderos .

“La ciudad repudia las ideas y la ideología del blanco nacionalista y así la llama ‘alt-right’ como una afrenta directa a los valores y principios fundamentales de nuestra comunidad”. Más aplausos siguieron. Y después de que ciudad, negocios particulares y representantes de la Cámara de Comercio y la Oficina de Visitantes se pusieran de pie para repudiar la cosmovisión de Spencer, nos dedicamos al resto de los negocios de la ciudad, comenzando con 45 minutos en soluciones de drenaje pluvial y un parque dedicado a una nueva propuesta.

¿El drenaje parece irrelevante o pintoresco cuando el tema en cuestión es la supremacía blanca? Esto puede no ser obvio para la mayoría de los lectores, especialmente los de las grandes ciudades, pero nuestra unidad contra el racismo y nuestra dedicación a los problemas locales complicados están relacionados.

Los residentes de Whitefish son - y han estado durante mucho tiempo - profundamente involucrados en la comunidad. Nos presentamos a las juntas de trabajo cívico que son aburridas, pero que hacen que una ciudad funcione: averiguamos cómo construir una red completa de ciclismo que se puede usar en el invierno, cómo tratar con los osos y venados que sacan la basura de los contenedores de la gente.

Las historias nacionales de los medios de comunicación se centran en las divisiones de nuestro país, de los abismos entre liberales y conservadores, las personas rurales y urbanas. Pero cada comunidad, llámese una metrópoli como Los Ángeles o un pequeño pueblo de pescadores, tiene la capacidad de encontrar un terreno común en las tareas cotidianas que hacen funcionar la sociedad. Y si lo encontramos en esos lugares, lo podemos encontrar en cualquier parte.

No estamos de acuerdo en todo como en lo que hace trabajar exactamente al tratamiento de la planta de agua, pero nos respetamos todos. Nosotros nos vemos como vecinos y no como ‘liberales’ y ‘conservadores’, estamos naturalmente unidos contra el odio – y estamos seguros y sabemos que nuestra comunidad sobrevivirá la visión ‘likes’ de Richard Spencer.

El Instituto de Política Nacional tiene su hogar en la ciudad, pero no es - como el presidente Obama ha dicho- “Quiénes somos nosotros. “Lo que define a Whitefish son las décadas que han vivido trabajando juntos para construir las carreteras que conectan lo rural con lo urbano y ayudar a la compañía de madera que apoya la compra y la conservación de tierras que les ayudará a proteger el agua que bebemos; la forma en cómo la gente aquí mantiene sus puertas abiertas para ayudarse uno al otro y el hecho de llegar todos a la misma cafetería a convivir. Spencer tuvo sus 15 minutos de fama, pero Whitefish estará aquí cuando ya todo se haya terminado.

Antonia Malchik es una escritora del noroeste de Montana. Su libro de no ficción “A Walking Life” se estrenará en el 2018.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio