Anuncio
Share

Operativo contra uso indebido de placas para discapacitados

Una fila de automóviles que muestran los carteles para personas con discapacidad están estacionados cerca de las calles 4th y Hill en el centro de Los Angeles el 10 de febrero del 2012.

Una fila de automóviles que muestran los carteles para personas con discapacidad están estacionados cerca de las calles 4th y Hill en el centro de Los Angeles el 10 de febrero del 2012.

(Mark Boster / Los Angeles Times)

El Departamento de Motores y Vehículos (DMV, por sus siglas en inglés) está tomando medidas enérgicas en contra de los conductores que indebidamente solicitan los carteles de estacionamiento para personas con discapacidad, para así poder utilizar los espacios de estacionamiento especialmente marcados.

En febrero del 2014, el departamento lanzó la “Operación Zona Azul”, la cual tiene a los investigadores del DMV buscando las aplicaciones en busca de indicadores de irregularidades - incluyendo todas las solicitudes que cuentan con el mismo diagnóstico médico, la misma escritura de mano y la firma del mismo médico.

Las acciones de la agencia contra los casos de uso indebido de los carteles de discapacidad se han duplicado durante el último año, cuando los operativos fueron motivados sobre todo por las quejas de los ciudadanos.

“Estamos constantemente tratando de encontrar formas innovadoras para reducir este tipo de fraude, pero a veces es difícil”, dijo Frank Álvarez, jefe de la división de investigaciones del DMV.

Los funcionarios de la Comisión de California sobre el Acceso de la Discapacidad, la cual recomienda a la Asamblea Legislativa sobre los temas que afectan a las personas discapacitadas, dijeron que estaban tan preocupados por el abuso de los carteles que le pidieron a los funcionarios del DMV que declararan en su reunión del miércoles.

A partir del 24 de julio, los operativos del DMV han generado 98 investigaciones. Seis sospechosos han sido detenidos y las investigaciones han conducido a 16 condenas. Los cargos incluyen el perjurio, el presentar información falsa con la agencia, la falsificación, el uso no autorizado de información de identificación personal y el robo comercial, dijeron los funcionarios.

La gerente del DMV, Mary Bienko dijo que la agencia está tratando de ser más proactiva para hacer que los carteles fraudulentos de estacionamiento para discapacitados, no sean emitidos.

Los conductores pueden recibir un cartel del DMV que les permita estacionarse en los espacios marcados con azul si completan una solicitud y si obtienen una firma de un médico con licencia profesional.

En el pasado, el DMV principalmente investigaba las quejas sobre los conductores que le daban un uso indebido a los carteles.

Durante estas investigaciones, los oficiales visitan la escena y les piden a los conductores que les muestren los documentos para los carteles. Si los oficiales determinaban que un conductor no tiene derecho a tener el cartel, podrían tomar acciones judiciales, incluyendo una advertencia verbal, una citación, una detención o la incautación del vehículo.

En muchos de esos casos, el conductor está utilizando un cartel que le pertenece a un familiar o a un amigo, dijo Álvarez. Algunos compran los carteles en eBay o en Craigslist, dijo.

Mientras que menos del 30% de las quejas condujeron a acciones judiciales en el último año fiscal, alrededor del 65% sí lo hicieron en este año fiscal, muestran las cifras del DMV.

Los defensores de las personas con discapacidad dicen que los carteles fraudulentos se han hecho tan generalizados que puede hacer que sea difícil para las personas que realmente necesitan esos espacios de estacionamiento encuentren uno.

Shira Leeder, quien forma parte de la Comisión sobre Discapacidad de Berkeley, declaró el miércoles que esos espacios siempre parecen ser ocupados por conductores que, a diferencia de ella, parecen ser capaces de caminar.

Los funcionarios del DMV dijeron que un problema que se presenta en su nuevo operativo es hacer que los médicos verifiquen la discapacidad del solicitante. Algunos médicos se niegan a cooperar, citando las leyes de privacidad médica.

“Nos hace pensar que hay médicos allá afuera que posiblemente estén dando prescripciones de más”, dijo R. Michael Paravagna, un miembro de la Comisión sobre Acceso de la Discapacidad. “Quizás los estén repartiendo como caramelos”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio