Anuncio
Share

Ontario toma el control de aeropuerto y promete más vuelos y mejor servicio

Pasajeros en una de las terminales del Aeropuerto Internacional de Ontario, que sufrió un declive del 40% en viajeros durante la recesión

Pasajeros en una de las terminales del Aeropuerto Internacional de Ontario, que sufrió un declive del 40% en viajeros durante la recesión

(Francine Orr / Los Angeles Times)

Después de años de litigios y negociaciones, los funcionarios de Ontario asumieron la propiedad del Aeropuerto Internacional de LA/Ontario, este martes. Con ello esperan recuperar esta terminal -alguna vez en rápido crecimiento-, que sufrió recortes drásticos en el servicio de aerolíneas y en su volumen anual de pasajeros, el cual se hundió de 7,2 millones en 2007 a 3,97 millones en 2013, durante la recesión.

El Inland Empire ha agregado puestos de trabajo durante la recuperación económica y representa un gran mercado. Hay mucho potencial”.

John Husing, economista de Inland Empire Economic Partnership.

La transición de Los Angeles World Airports (LAWA) a la Autoridad Internacional del Aeropuerto de Ontario se hizo oficial luego del pago de $55.5 millones por parte de la autoridad para mejoras del sitio, y después de que la Administración Federal de Aviación (FAA) emitiera un certificado operativo a la agencia gubernamental independiente.

El año pasado, el número de viajeros aéreos aumentó a 4.2 millones, una modesta tendencia alcista que ha continuado este año. Sin embargo, las ganancias están por detrás de las recuperaciones de otros aeropuertos similares del país.

El proceso de transferencia comenzó en agosto de 2015, cuando una demanda generada por Ontario para tomar control del aeropuerto se estableció con Los Ángeles. El caso, presentado en 2013, alegaba que la mala administración de LAWA había provocado la pérdida de pasajeros y vuelos. La agencia de L.A. sostuvo que la severa recesión había provocado la disminución de viajes aéreos y creado un incentivo para que las aerolíneas trasladen sus servicios a aeropuertos principales, como LAX.

La clave es conseguir que las compañías aéreas inviertan en Ontario. Eso es bastante difícil”.

Jack Keady, consultor aeroportuario.

Funcionarios de Ontario señalaron que en el futuro inmediato realizarán mejoras en las terminales, optimizarán la señalización, el estacionamiento y entregarán concesiones para mejorar la experiencia general de los pasajeros. Para atraer servicios aéreos planean reducir costos mediante la racionalización de las operaciones y la eliminación de los altos cargos operativos que LAWA solía cobrarle al aeropuerto.

La fórmula podría dar lugar a tarifas más bajas para los viajeros, una mayor variedad de aerolíneas para elegir y más vuelos sin escalas a los principales destinos. Los funcionarios de la Autoridad remarcaron que ya apuntan a mercados en la costa este y que están teniendo reuniones con aerolíneas, incluidas algunas de China. “Seremos agresivos en el desarrollo de servicios aéreos”, señaló Kelly Fredericks, director ejecutivo de la autoridad. “Estamos buscando una gran cantidad de mercados internacionales y nacionales, operaciones de carga y vuelos charter y de jets privados para viajeros de negocios”.

Southwest Airlines, la mayor aerolínea de bajo costo, anunció que comenzará a brindar servicio sin escalas el 15 de enero próximo desde Ontario a Love Field, Dallas, confirmaron las autoridades.

Consultores especializados en temas aeroportuarios y económicos expresaron que la recuperación llevará tiempo y que la Autoridad de Ontario todavía enfrenta obstáculos sustanciales para revalorizar las instalaciones, que hace años fue designada por la revista Forbes como “el mejor aeropuerto alternativo” del país. “La clave es conseguir que las compañías aéreas inviertan en Ontario. Eso es bastante difícil”, señaló Jack Keady, consultor de aviación con sede en Playa del Rey. “No será fácil obtener muchos vuelos internacionales y el aeropuerto carece de clientes de primera clase y de clase empresarial que proporcionen una cantidad sustancial de ganancias. ¿Qué pueden hacer? Necesitan dar un gran paso para obtener aerolíneas de bajo costo y establecer una nueva reputación como un aeropuerto de tarifas económicas”.

Ontario también tendrá que competir con LAX, que trabaja con un gran número de líneas aéreas, tarifas bajas y muchos vuelos sin escalas a una gran selección de destinos, tanto de cabotaje como internacionales.

John Husing, consultor y economista jefe de Inland Empire Economic Partnership, un grupo de empleadores importantes en los condados de Riverside y San Bernardino, expresó su optimismo para la completa recuperación, aunque también adelantó que tomará tiempo. Para el experto, las autoridades de Ontario están en mejor posición que LAWA de reducir costos operativos, y pueden reanudar la publicidad y el marketing, que fueron literalmente eliminados durante la recesión. También señaló que las instalaciones, que pueden transportar entre 15 millones y 30 millones de pasajeros por año, posee una gran cantidad de terreno por desarrollar. Si ello se utiliza para expandir los servicios de aviación y las operaciones de carga, podría aumentar drásticamente los ingresos, remarcó.

El aeropuerto también necesita atraer a más viajeros de negocios, explicó Husing. “Pero Inland Empire ha agregado puestos de trabajo durante la recuperación económica, y su población, cerca de 4.5 millones de personas -más que el estado de Oregon- representa un gran mercado”.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti; el administrador de la FAA, Michael Huerta, y miembros del Congreso, entre ellos la senadora Dianne Feinstein (D-Calif.), estarán presentes en la ceremonia formal, este miércoles, en Ontario.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis


Anuncio