Anuncio
Share

Noticias falsas, de dónde vienen y por qué algunos lectores las creen

A pesar de todo el alboroto sobre las “noticias falsas” - el presidente Obama lo ha denunciado y Facebook se ha comprometido a controlar los sitios web que las difunden – pero el fenómeno no es nuevo.

En los Estados Unidos, lo que hoy en día podría considerarse propaganda o noticias falsas, fue una práctica comúnmente aceptada a finales del siglo XVIII y XIX, dijo Andie Tucher, historiador y profesor de periodismo en la Universidad de Columbia.
“Los periódicos eran muy políticos en los primeros años de la república”, dijo Tucher. “No había comprensión y ninguna expectativa de que las noticias fueran imparciales. La noticia era aquello que expresaba opinión”.

A medida que la tecnología y los medios de difusión evolucionaron, también lo hicieron las noticias falsas.
Con la llegada, en la década de 1830, de la prensa económica, conocida como ‘Penny Press’, que fue accesible por primera vez a las clases bajas y medias, las noticias sensacionales y los chismes proliferaron.

En 1835, el New York Sun publicó una serie de seis partes sobre el descubrimiento de la vida en la luna.

“Se vendió como pan caliente”, dijo Tucher.

En ese momento, muchos periódicos también publicaban cuentos y poesía, por lo que los lectores no necesariamente esperaban que todo lo que leyeran fuera cierto.

Para los lectores de la serie de la luna, parte de la atracción era averiguar si era verdad. Aunque el autor del engaño de la gran luna nunca lo confesó, dijo Tucher, la serie fue cuidadosamente elaborada para dar indicios de que todo era una broma.

En la medida que el periodismo se profesionalizó a finales del siglo XIX y principios de 1900, los periódicos respetables se negaron a publicar informes deliberadamente falsos, incluso las publicaciones más descaradas o de más chismes.

La sátira nunca desapareció, pero fue practicada en el área del entretenimiento que por los periodistas. Actualmente, la sátira se ha mantenido popular en los sitios o programas como la Onion y The Daily Show, pero la mayoría de los consumidores de los medios de comunicación saben la diferencia entre eso [el chisme] y las noticias falsas, dijo Sharon Kaye, profesor de filosofía de la Universidad John Carroll, quien editó el libro: “The Onion and Philosophy”.

“Lo están leyendo a pesar de que saben que es falso, pero lo hacen para divertirse”, dijo Kaye.

Pero si este año es una referencia sobre el tema, podemos decir que algunas personas tienen hasta problemas en distinguir a la realidad de la ficción.

Aunque los chismes y los engaños han proliferado en tabloides de supermercados, en cadenas de correo electrónico y en la internet desde hace años, el actual fenómeno de noticias falsas y su popularidad es un producto de la nueva tecnología que se ha reforzado debido a la desconfianza generalizada de las grandes instituciones del periodismo.

“La gente todavía no sabe cómo van a incorporar las redes sociales en su flujo de noticias”, dijo Tucher. “Ellos pueden estar inclinados a creer un reporte falso que se origina en las redes sociales porque se siente ‘más mágico’, más interesante o incluso más autoritario porque es más inmediato”.

Otra razón por la que los lectores creen en las historias falsas es porque ellos quieren.

“Si una mentira le está diciendo algo que usted desea oír, es más probable que pienses que es verdad”, dijo Kaye.
Las mentiras pueden ser difíciles de desmentir porque implica comprobar que algo no sucedió.

“No puedes probar algo que no sucedió”, dijo Kaye, “pero puedes argumentar que los que tienen que probar sus mentiras son ‘los otros’ ... si es que están haciendo un reclamo contra el sentido común o contra evidencias más claras”.

Kaye también señaló que argumentar que un hecho es cierto solo porque no se ha demostrado que es falso, constituye una lógica deficiente.

Los principales periódicos y sitios de verificación de hechos como Snopes.com, FactCheck.org y PolitiFact han estado ocupados dedicándose a esta tarea durante este último año.

En caso de que no las hayas visto, aquí están algunas de las historias falsas más populares que fueron publicadas.

Trump y el Papa

En julio de 2016, el sitio de noticias WTOE 5 News informó que “los medios de comunicación de todo el mundo” estaban informando que el Papa Francis había tomado una decisión sin precedentes al respaldar al candidato Donald Trump para la presidencia de Estados Unidos. Pero a pesar de la propia descripción del sitio web de sus artículos como “sátira o pura fantasía”, la desinformación se quedó entre la gente. En una conferencia de prensa el 2 de octubre, el papa Francisco reiteró que no apoyaría a ningún candidato.

En 2015, otro sitio de noticias falsas informó que el Papa había respaldado al Senador de Vermont, Bernie Sanders.

Hillary Clinton y el FBI

Un titular que decía “Agente del FBI sospechoso en las infiltraciones de los correos electrónicos de Hillary fue encontrado muerto en aparente asesinato-suicidio”. La noticia circuló ampliamente en Facebook en noviembre. La historia fue publicada en línea en el Denver Guardian, un sitio de noticias falsas que pretende ser la versión en línea de un periódico de la ciudad legítima.

NPR rastreó al dueño del sitio, Jestin Coler, quien admitió que “todo” sobre la historia era ficticio pero “se extendió como un incendio forestal” en los foros pro-Trump, muy probablemente porque encaja en las teorías de conspiración de derecha existentes.

Voto fraudulento

Un artículo que circuló falsamente en el sitio de conspiraciones Infowars.com y otros sitios web, argumentaba que Trump realmente ganó el voto popular cuando la votación de los inmigrantes sin documentos se descartara. (La realidad es que Trump perdió el voto popular por más de 2,7 millones de votos).

La historia se basó en un par de tuits de Gregg Phillips, quien dijo que había “verificado más de tres millones de votos emitidos por personas que no eran ciudadanas”, aunque no ofreció ninguna evidencia de cómo encontró el dato o cómo otra persona podría encontrar la información.

La teoría promovida por la historia se hizo eco en un tuit del presidente electo Trump, quien dijo que “ganó el voto popular si se deducen los millones de personas que votaron ilegalmente”.

Si desea leer la nota en su versión original y en inglés, haga clic aquí.


Anuncio