Anuncio
Share

Es uno de los políticos más poderosos de L.A., pero no puede pagar sus cuentas a tiempo

El presidente del Concejo Municipal de Los Ángeles, Herb Wesson, recibió múltiples notificaciones de incumplimiento por sus propiedades (Irfan Khan/Los Angeles Times).

El presidente del Concejo Municipal de Los Ángeles, Herb Wesson, recibió múltiples notificaciones de incumplimiento por sus propiedades (Irfan Khan/Los Angeles Times).

Se le considera, como mínimo, el segundo político más poderoso del Ayuntamiento. Ejerce gran autoridad sobre el presupuesto de $8.8 mil millones que regula el gasto en temas de policía, bomberos y una gran variedad de servicios.

Sin embargo, en su vida privada, el presidente del Concejo, Herb Wesson, lucha con un tema considerablemente más mundano: pagar sus cuentas a tiempo.

Desde que asumió su cargo, en 2011, Wesson ha recibido cinco notificaciones por incumplimiento de obligaciones en sus propiedades -ya sea de su vivienda, en Mid-City, o de su propiedad de alquiler en Ladera Heights-, que informan que él y su esposa llevan meses de retraso en el pago de su hipoteca.

En dos de esas instancias, las propiedades quedaron cerca de una subasta pública, según el registro de bienes raíces del condado. La más reciente subasta fue programada para el 6 de julio último y luego cancelada, muestran los documentos.

Cuando se le preguntó acerca de los problemas inmobiliarios de Wesson, su vocera, Vanessa Rodríguez, señaló que las cinco notificaciones por incumplimiento habían sido anuladas y que el concejal se encuentra al día con ambas hipotecas.

Wesson atribuyó los problemas a la casa que él y su esposa compraron por $759,999 en la zona de Wellington Square, en Mid-City. “Tal como tantos estadounidenses, mi esposa y yo compramos nuestra casa durante el auge del mercado inmobiliario. Luego vimos explotar la burbuja frente a nuestras narices y la economía cayó en la peor recesión del país en seis décadas”, señaló en un comunicado. “Estamos trabajando con un asesor financiero para poner nuestras finanzas de la casa en orden”, aseguró, “y si bien nuestra dificultad económica es muy personal, esperamos que nuestra experiencia le sirva a muchas familias locales para aprender más acerca del manejo de sus finanzas y la incertidumbre económica”.

Los problemas financieros de Wesson se han convertido en un importante objetivo para Daniel Guss, residente de Sherman Oaks, defensor de los derechos de los animales que ha criticado al funcionario por la gestión de los refugios para animales de la ciudad. Guss, desde el sitio web CityWatch, reportó la semana pasada que Wesson había experimentado retrasos en los pagos durante cinco años.

En una entrevista, Guss argumentó que el concejal debería renunciar a la presidencia y seguir siendo miembro del Concejo Municipal mientras pone en orden su situación. “No creo que su atención esté puesta en los temas de la ciudad”, afirmó. “No creo que alguien con tantas distracciones en su vida privada pueda concentrarse en los asuntos públicos”.

Los concejales ganan más de $189,000 al año. En formularios de información financiera, Wesson reportó recibir entre $10,000 y $100,000 al año en ingresos por su propiedad en alquiler.

En noviembre de 2011, sus colegas lo eligieron presidente del Concejo. Esa semana, el registro público del condado de Los Ángeles libró un requerimiento de pago por la propiedad de Ladera Heights, por una deuda de $14,746 por esa propiedad, de cuatro habitaciones. La notificación fue revocada en febrero de 2012.

Una segunda nota se emitió en diciembre de 2013. En esa ocasión, Wesson no había pagado sus impuestos y la hipoteca de la misma propiedad, durante cuatro meses y medio. Cinco meses después, el condado interpuso una subasta programada. Para entonces, otro requerimiento de pago se había emitido por la propiedad de Mid-City, una casa de dos pisos y estilo colonial, construida en 1923. La deuda en ese caso era de $33,580.

Ambas notificaciones fueron rescindidas en 2014. Pero los problemas surgieron de vuelta en enero, cuando el registro del condado grabó otro aviso por la casa de Wesson. La notificación remarcaba una deuda de $33,248, correspondiente a cinco meses y medio de mora. El saldo fue nuevamente cubierto y la notificación se revocó en marzo. Pero casi al mismo tiempo, el condado presentó otra notificación por la casa de alquiler, y agendó una subasta para el 6 de julio, la cual fue cancelada esa misma semana, según documentos legales.

Rodríguez, la vocera del funcionario, señaló que su jefe ha pagado las facturas con sus ahorros personales y cuentas de retiro. Ahora que los problemas hipotecarios han salido a la luz, el presidente del Concejo investiga la posibilidad de crear talleres de educación financiera en L.A. para ayudar “a las familias trabajadoras a tomar el control de sus finanzas”, informó la portavoz.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis


Anuncio