Anuncio

En Los Ángeles, los padres necesitan más ayuda para escoger una escuela

Una foto de la nueva guía para padres de familia recopilada por United Way of Greater Los Angeles.

Una foto de la nueva guía para padres de familia recopilada por United Way of Greater Los Angeles.

(United Waay of Greater Los Angeles)

A pesar de las promesas del distrito escolar y las iniciativas para simplificar sus sistemas, seleccionar una escuela pública en Los Ángeles no es una tarea fácil. Algunos campus y programas tienen distintos plazos, formas y reglas para presentar una solicitud.

Un nuevo informe del grupo local Parent Revolution afirma que los padres están insatisfechos y muy mal atendidos por un sistema que complica el acceso a los programas de alta calidad, y lo vuelve especialmente complicado para familias sencillas o de bajos ingresos.

El grupo responsable del reporte se hizo conocido por utilizar la ley estatal llamada “parent trigger” que consiste en organizar a los padres de familia para pedir un cambio en las escuelas con bajos resultados académicos, solicitando el cambio del personal o convirtiendo dichas instituciones en escuelas charter.

Los críticos acusan al grupo de favorecer las escuelas charter, sin embargo, la organización negó las acusaciones. El nuevo reporte del grupo se basa en los resultados de su primer año de iniciativas -subvencionadas de manera privada- para ayudar a los padres en la selección de la escuela de sus hijos.

El informe está basado en encuestas y entrevistas con familias de 515 estudiantes del sur de Los Ángeles que enviaron solicitudes con ayuda del grupo, así como otras familias que no terminaron el proceso.

“Las opciones de escuelas públicas en Los Ángeles es compleja y requiere de un grado de comprensión para navegar por las opciones del distrito escolar y de las escuelas charter”, expresó Seith Litt, director ejecutivo de Parent Revolution.

Las charter trabajan de forma independiente y están exentas de algunas reglas que rigen a las escuelas tradicionales. Las familias pueden solicitar una vacante en cualquier charter, pero cada una tiene sus propios plazos y procesos.

Si se cuentan las charters en la heterogénea oferta de escuelas públicas tradicionales, las familias se enfrentan a “un panorama desalentador de más de 200 solicitudes y plazos por separado”, sostiene el informe. “Esta situación favorece a quienes tienen más tiempo, educación y recursos”.

Incluso contar con el tiempo necesario podría no ser suficiente. “Si una familia quisiera construir su propio gráfico o lista para evaluar sus opciones, encontraría inconsistencias en la información escolar y falta de información cuantitativa sobre el desarrollo académico del estudiante”, alega el reporte.

Finalmente, los padres asesorados por Parent Revolution se dividen de manera equitativa en la elección de escuelas charter y operadas por el distrito, informó Litt. El asesoramiento puede ser de gran ayuda: casi el 80% de las familias que piden vacantes en dos o más escuelas ingresan en al menos una de ellas; el 65% de quienes se presentan a una sola escuela logran ingresar.

El distrito escolar no niega el problema. Para el próximo otoño, dijeron las autoridades, esperan contar con un sitio único para todos sus programas, menos solicitudes individuales y menos limites de plazo, aunque las charter no estarían incluidas en dicho sitio.

Otro grupo ha hecho un acercamiento distinto para ayudar a los padres de familia. Una coalición de organizaciones locales encabezadas por United Way of Greater Los Ángeles creó un “Paquete de ayuda para padres” (Parent Toolkit), que explica cómo funcionan los fondos escolares y proporciona una lista que conduce a los padres a través de preguntas y explicaciones sobre el sistema escolar público.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer esta historia en español haga clic aquí


Anuncio