Anuncio
Share

Vientos de hasta 115 mph golpearon el sur de California; una persona murió al caerle un árbol

Un hombre brinca entre los charcos de la lluvia en la calle Broadway en el centro de Los Angeles.

Un hombre brinca entre los charcos de la lluvia en la calle Broadway en el centro de Los Angeles.

(Genaro Molina / Los Angeles Times)

Una poderosa tormenta golpeo el domingo al sur de California con vientos de hasta 70 millas por hora en los condados de Los Ángeles y Ventura.

Las autoridades habían advertido que la tormenta dejaría fuertes lluvias e inundaciones, especialmente en las zonas quemadas recientemente.

Los fuertes vientos causaron problemas a los vuelos en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, y los meteorólogos advirtieron de la posibilidad de trombas marinas e incluso algunos tornados.

Por la tarde del domingo, la tormenta había dejado poco más de una pulgada de lluvia en Beverly Hills y menos de la mitad de una pulgada en el centro de Los Ángeles.

Whitaker pico (que se encuentra al norte de Castaic a lo largo de la Interestatal 5) las ráfagas de viento superaron las 115 mph, mientras que en Porter Ranch, llegaron hasta las 69 millas por hora. En muchas zonas los vientos fueron tan fuertes como para derribar árboles, letreros y postes de electricidad.

En San Diego, un gran árbol cayó encima de un coche en Pacific Beach, matando a una mujer que se encontraba en el interior del auto, dijo un oficial de bomberos.

El árbol, que tenía un diámetro de alrededor de 6 pies, cayó en frente de una casa en Ingraham Street, cerca de la avenida de Fortun alrededor de las 15:15 de la tarde, dijo Joe Amador, del Cuerpo de Bomberos de San Diego. El árbol cayó sobre tres autos que se encontraban estacionados, y un cuarto auto que pasaba por allí.

Los bomberos informaron que el conductor del auto que iba pasando murió.

La tormenta también dejo sin electricidad a 41.000 clientes del Departamento de Agua y Energía de Los Ángeles debido a cables eléctricos caídos. Los barrios más afectados, fueron East Hollywood, Mid-Wilshire.

Los árboles caídos y cables eléctricos provocaron graves problemas de tráfico en varias carreteras. La carretera 58 entre Mojave y Keene tuvo que ser cerrada.

Los árboles también cayeron sobre la autopista 134 cerca de Burbank, donde los árboles caídos bloquearon varios carriles. Lo mismo ocurrió cerca de Palmdale.

El servicio meteorológico aconsejó a todas las embarcaciones permanecer en puerto hasta hoy lunes. “Las mareas estarán muy altas y peligrosas”, dijo la agencia.

“Un montón de ingredientes se están uniendo para que tengamos una serie de tormentas que podrían llegar a ser muy peligrosas”, dijo Daniel Swain, un meteorólogo de la Universidad de Stanford.

El servicio meteorológico emitió un aviso de inundación para el Condado de Ventura desde el noroeste del condado de Santa Bárbara para el domingo al mediodía, y los meteorólogos dijeron que se produjeron inundaciones repentinas en áreas que recientemente sufrieron incendios en todo el sur de California.

Los meteorólogos dijeron que los condados de Los Ángeles y Ventura podrían haber recibido hasta dos pulgadas de lluvia, mientras que en las montanas se esperaba que la precipitación llegara a tres pulgadas. También se esperaban hasta 5 pulgadas de nieve al norte de la carretera interestatal 5.

Hay “definitivamente mucho viento, lluvia y nieve, por lo que definitivamente esta es una tormenta muy importante para esta época del año”, dijo Thompson.

Por el lado positivo, la zona de Big Bear recibió entre nueve y 13 pulgadas de nieve, de acuerdo con Clayton Shoemaker, director de marketing de Big Bear Mountain Resorts.

“Tenemos ahora muchísima nieve, ante la falta de nieve de los últimos años, sin duda la gente estará muy contenta de venir y disfrutar de las impresionantes condiciones que hay,” dijo.


Anuncio