Anuncio
Share

Una mujer del condado de Orange fue sentenciada por montar una empresa de matrimonios falsos

Una mujer del condado de Orange fue sentenciada este lunes a cuatro meses de prisión por llevar adelante junto con su familia un negocio de matrimonios fraudulentos y visas, una empresa que, según los fiscales, percibía hasta $60,000 por cada casamiento falso, mayormente realizados para ciudadanos indios que deseaban permanecer en los EE.UU.

Nisha Bhargava, de Yorba Linda, se declaró culpable en enero pasado de un cargo menor por posesión de documentos de identificación para defraudar a los EE.UU., de acuerdo con su declaración ante una corte federal. Además de condenar a Bhargava a prisión, el juez de la corte de distrito George H. Wu le ordenó pagar una multa de $10,000, según informó la oficina del fiscal de Los Ángeles.

Bhargava, su esposo y su hija fueron arrestados en abril de 2011, por sospechas de cargos de fraude migratorio. Cerca de 20 peticiones sospechosas de visa vincularon a las autoridades con Maple Eagle Immigration Consultants, la empresa del trío, con sede en Cerritos, que ya no está en funciones.

El negocio prometía pagos de $2,000 a ciudadanos estadounidenses de bajos ingresos para atraerlos a casarse con extranjeros; así lo detalla la denuncia presentada en la corte federal. Las parejas posaban para la foto y abrían cuentas bancarias conjuntas para concederle a la unión un halo de legitimidad, sostuvieron los fiscales.

Las autoridades iniciaron su investigación en 2009, cuando comenzaron a sospechar acerca de las similitudes entre las peticiones de la empresa de esta familia. En algunos documentos se utilizaban los mismos “esposos” y testigos para diferentes enlaces, señalaron las autoridades federales en 2011.

Bhargava desempeñó el papel de asistente en la trama de fraude ideada por su esposo, al preparar documentos y ayudar a abrir cuentas bancarias. Su marido, Ajit Bhargava, se declaró culpable en 2014 de un cargo de delito grave de conspiración para cometer fraude mediante matrimonios y pedidos de visa. Su sentencia está prevista para julio próximo.

La hija de la pareja, Runjhun Bhargava, también se declaró culpable y fue condenada a un programa de tratamiento en libertad. Cuando finalizó este programa, en octubre de 2015, los cargos penales fueron desestimados, según detalla la demanda.

Los fiscales recomendaron una pena de prisión breve para Nisha Bhargava, quien nació en Nueva Delhi, llegó al sur de California en la década de 1980 y es ciudadana estadounidense. Su abogado aseguró que el caso avergonzó a la familia, tanto en los EE.UU. como en India. La mujer le rogó al juez que mostrara piedad en una carta que presentó a la corte. “He tomado malas decisiones y me hago responsable por mis acciones. Lamento haber faltado tanto el respeto a mi país adoptivo”, escribió. “Humildemente apelo a su misericordia”, redactó Bhargava, antes de finalizar el documento con una promesa: “Le aseguro que nunca más voy a volver a infringir la ley”.

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio