Anuncio
Share

Un cambio en el censo puede resultar en menos americanos ‘blancos’

Camino sus empleos en la ciudad de Nueva York, los trabajadores que conmutan diariamente descienden los escalones del ferry de Staten Island.

Camino sus empleos en la ciudad de Nueva York, los trabajadores que conmutan diariamente descienden los escalones del ferry de Staten Island.

(Chris Hondros / Getty Images)

El Buró del censo (Census Bureau) está considerando cambios a sus preguntas sobre raza y grupo étnico para reclasificar algunas minorías que eran considerados como “blancos” en el pasado, una medida que puede acelerar la fecha en que la población blanca de los Estados Unidos caería por debajo del 50%.

El director de Buró de censo, John Thompson, dijo que el buró está examinando una serie de preguntas nuevas y podría combinar en una sola categoría sus preguntas sobre raza y etnicidad para el censo 2020. Esto le permitiría a los encuestados elegir varias razas.

Los posibles cambios incluyen permitir a los Latinos dar más detalles sobre sus orígenes étnicos, así como la creación de una categoría distinta para personas de ascendencia del Medio oriente y África del norte.

“Aun no hemos tomado ninguna decisión”, dijo Thompson en una entrevista antes de su reunión de 17 de noviembre con los líderes nativos americanos en Nuevo México. “Pero no creo que estas nuevas preguntas disminuyan cosa alguna. Sólo nos daría más información sobre nuestras diversas poblaciones”.

William Frey, un demógrafo para el Programa de política metropolitana del Brookings Institution dice que los cambios propuestos le darían a los residentes más libertad para definir sus razas y sus etnias.

“No sé si esto hará una formidable diferencia para los blancos en el censo de 2020, convirtiéndose en la minoría, pero podría ser de importancia más adelante”, dijo Frey, autor de “Diversity Explosion: How New Racial Demographics Are Remaking America” (“Explosión de la diversidad: cómo la nueva demografía racial es rehaciendo América)”.

En el pasado, “blanco” era la única opción racial disponible para el árabe americano, una clasificación que realmente no refleja su posición social y lastima los esfuerzos para su empoderamiento político en América después de Sept. 11, dijo Samer Khalaf, presidente de American-Arab Anti-Discrimination Committee. “Si me vas a clasificar como blanco, entonces trata (me) como blanco”, dijo Khalaf. “Especialmente cuando voy al aeropuerto. Así que, ajá, no es preciso’’.

Durante años, muchos latinos en Estados Unidos también marcaron la casilla de “blanco” porque las opciones eran limitadas, dijo Lorenzo Cano, director asociado del Center for Mexican American Studies en la Universidad de Houston. Pero muchos Latinos están optando ahora por marcar la casilla de “Indio americano” para identificarse con las poblaciones indígenas en América Latina.

En general, “estos cambios podrían reducir el número de personas que se identifican como blancos”, dijo Cano.

El Buró de censo estimó que, por primera vez, la población del país tendrá más minorías que blancos alrededor de 2043 o 2044, como resultado de un mayor número de nacimientos entre los Latinos y un estancamiento o disminución de la tasa de natalidad entre negros, blancos y asiáticos.

Es una incógnita cuánto podrían los cambios acelerar el momento en que las minorías superarán a los blancos. Los analistas primero tendrían que examinar los datos, algunos de los cuales no serán comparables a los de 2010 debido a las posibles nuevas categorías, dijo Frey.

Los cambios sugeridos podrían presentar un nuevo conjunto de desafíos para la oficina del censo. Por ejemplo, Dee Ann Alexander, una especialista del censo en tribus, dijo que los mexicoamericanos que marquen la casilla de “Indio americano” podrían frenar los esfuerzos para obtener un conteo preciso de los miembros suscritos tribales que viven en las ciudades.

“Es una preocupación”, dijo Alexander. “Aproximadamente el 74% de los nativos americanos viven en zonas urbanas, y es un reto buscar a esa población”.

Además, un impulso agresivo por parte del censo para incluir a los árabes americanos en el conteo puede llevar a más suspicacia porque muchos de ellos le temen al gobierno federal, dijo Khalaf.

“Piensan que los pondrá bajo vigilancia”, abundó. “No rellenan [el censo] porque no quieren estar en ninguna lista”.

Aún así, estas nuevas preguntas podrían dar una evaluación más precisa de una América cambiante, en un momento en el que el 15% de todos los matrimonios se componen de parejas de razas diferentes, dijo Frey.

“Y quién sabe cómo se identificarán sus hijos”, dijo.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio