Anuncio
Share

Turistas consumidores de marihuana terminan en las salas de emergencia de Colorado

Los turistas que visitan Colorado están más propensos que los residentes locales a terminar en la sala de emergencias por problemas relacionados con la marihuana.

Los turistas que visitan Colorado están más propensos que los residentes locales a terminar en la sala de emergencias por problemas relacionados con la marihuana.

(Brennan Linsley / Associated Press)

Visitantes de Colorado deberían pensar dos veces antes de encender un cigarro de marihuana, incluso aunque sea legal en el estado.

Un nuevo estudio del Diario de Medicina de Nueva Inglaterra encontró que los turistas de fuera del estado en Colorado están más propensos que los residentes locales a terminar en la sala de emergencia con síntomas relacionados con el uso de la marihuana.

Los autores reportan que los turistas que consumen la hierba fueron responsables de 168 de cada 10,000 visitas a la sala de emergencias en 2014, mientras que los consumidores locales totalizaron 101 de cada 10,000 visitas.

Los hallazgos podrían tener implicaciones para estados como California, que están considerando legalizar el uso recreacional de la marihuana.

“La legalización de la marihuana ya tiene un buen rato en Colorado, así que la gente del estado entiende mejor cómo funciona una dósis para ellos”, dijo el doctor Andrew Monte, profesor asistente de medicina de emergencia en la universidad de Colorado y autor principal de la investigación.

“Venir de fuera del estado significa tener menos experiencia con los productos particulares disponbles aquí, y podrían estarlos usando en exceso porque están de vacaciones”, comentó. “Es un poco como cuando la gente bebe demasiado cuando va a Las Vegas”.

Los residentes de Colorado han podido usar la marihuana legalmente con una prescripción médica desde el 2000. Pero en 2012 el estado aprobó una legislación que autorizó que los adultos mayores de 21 años pudieran tener posesión de una onza de la droga, que oficialmente comenzó a venderse al público en 2014.

Para entender cómo las nuevas leyes afectan las visitas a las salas de emergencia del estado, un equipo de investigación encabezado por el doctor Howard Kim, profesor con estudios de postdoctorado en medicina de emergencia en la universidad Northwestern, utilizó los datos recogidos por el hospital UCHealth de la universidad de Colorado, que cada año recibe unas 100,000 visitas en sus salas de emergencia.

El equipo encontró que entre 2012 y 2014 el número de evisitas a las salas de emergencia relacionadas con el uso de marihuana por parte de los visitantes al estado creció de 78 por cada 10,000 visitas a 163 -un incremento del 109%-. Sin embargo, entre los residentes de Colorado el número de visitas subió de 70 por cada 10,000 visitas a 112, un aumento del 44%.

Las visitas a las salas de emergencia relacionadas con el uso de marihuana pueden dividirse en tres categorías principales, indicó Monte. Pero la principal y más común es cuando la droga exacerba una condición subyacente, como la ansiedad o la esquizofrenia.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio