Anuncio
Share

Tras la corrupción y años de supervisión, Compton Community College recupera el control local

Tras años de supervisión, Compton Community College recupera el control local

Tras una demora de siete años, una biblioteca valuada en $25 millones de dólares fue inaugurada en 2014 en el campus de Compton Community College. Los líderes manifestaron que el nuevo edificio es un símbolo del progreso logrado por la escuela en los últimos años.

(Anne Cusack / Los Angeles Times)

Compton Community College District, que ha sido administrado por un fiduciario especial nombrado por el estado desde que perdió su acreditación hace más de una década, recuperó autoridad para gobernarse a sí mismo, un importante reconocimiento a sus esfuerzos por reconstruir su calidad educativa, anunciaron el martes los funcionarios estatales.

Ahora, la universidad será dirigida una vez más por su propia junta académica.

Los legisladores estatales despojaron de poder en 2006 a esa junta, luego de descubrir faltas administrativas graves y corrupción generalizada en el campus. Ese año, el colegio se convirtió en un campus satélite de El Camino College, de Torrance.

Un proyecto de ley de la Asamblea estatal inició el movimiento para que Compton College pudiera ser dirigido una vez más por su propia junta, luego de que el gobernador, el director del Departamento de Finanzas del estado y el rector estatal acordaran que el distrito había cumplido una lista exhaustiva de requisitos durante dos años seguidos. Incluso después de que el control regrese a la junta, el fiduciario nombrado por el estado permanecerá allí para ayudar, además de tener poder para retirar el control otra vez si hiciera falta, advirtieron los funcionarios.

Anuncio

Se trata de un paso importante para restablecer la acreditación como una universidad totalmente independiente, afirmó el rector de California Community Colleges, Eloy Ortiz Oakley, quien supervisa los 113 colegios comunitarios del estado, el sistema más grande del país. “Es una señal de progreso notable. Felicitamos a los profesores, el personal, los administradores, los estudiantes y la comunidad por la difícil labor que ha llevado a esto”,  expresó.

La problemática historia de Compton College empezó a captar la atención en mayo de 2004, cuando el estado, en una medida inusual, asumió el control de la institución en un esfuerzo por restaurar su solvencia financiera. 

La toma de poder se produjo después de una investigación realizada por la oficina del rector estatal, en medio de preocupaciones sobre las prácticas contables de la escuela. Las investigaciones locales y federales examinaban por entonces posibles hechos de corrupción.

En junio de 2005, una comisión comenzó el proceso de revocación de la acreditación de la universidad. En octubre de ese año, un exadministrador de Compton College se declaró culpable de la malversación de más de un millón de dólares en fondos públicos, que había empleado para sí mismo y sus familiares a través de una organización ficticia que inscribía a personas en cursos universitarios falsos.

Anuncio

En una feroz auditoría publicada en 2007, los investigadores estatales señalaron  que encontraron numerosos casos de posibles fraudes financieros, incluyendo más de $571,000 en equipos de computación comprados pero nunca incorporados fehacientemente al inventario. Los administradores y profesores, informó la auditoría, inscribieron a estudiantes inexistentes o mintieron acerca de las inscripciones para obtener más dinero del estado.

La nómina era tan “extremadamente desorganizada” que un empleado de mantenimiento faltó tres meses consecutivos al trabajo y de todos modos recibió su pago, mientras que otra trabajadora se otorgó a sí misma un aumento del 25% sin la aprobación de sus jefes.

En ese momento, el rector estatal estimó que se habían robado hasta $5 millones de dólares de la universidad durante esos años, pero que no había manera de saberlo realmente puesto que muchos documentos habían sido destruidos. El funcionario subrayó que la “gran mayoría” de los profesores y el personal eran honestos y cooperaron con las  investigaciones y la reconstrucción. 

A lo largo de los años, la junta escolar trabajó para recuperar su influencia y las responsabilidades de supervisión. Recuperar la acreditación es un proceso de cuatro pasos; los funcionarios sostienen que podría lograrse antes de 2020.

Fundado en 1927, Compton Community College ha educado a generaciones de estudiantes y se convirtió en un motivo de orgullo de la comunidad. El distrito escolar cubre alrededor de 29 millas cuadradas y recibe a residentes de Compton, Lynwood, Paramount y Willowbrook, así como a porciones de los vecindarios cercanos. La institución ha sido denominada como el colegio históricamente negro de California, y la alcaldesa de Compton, Aja Brown, ha revelado que su madre se graduó de enfermera allí.

Andrés Ramos, presidente de la Junta Administrativa de Compton College, recibió con agrado las noticias del martes y aseguró que todavía hay mucho trabajo por hacer: “Nuestro compromiso para representar los intereses de las comunidades para las cuales trabajamos seguirá siendo una prioridad mientras avanzamos”.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer esta historia en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio