El daño de un terremoto en Estados Unidos es un riesgo que va más allá de California 

Casi la mitad de todos los estadounidenses están amenazados por las sacudidas de los terremotos

Las personas que viven en California y en la costa oeste todavía se enfrentan al mayor riesgo de terremotos. Pero un nuevo estudio dice que no estamos solos. 

El informe encontró que casi la mitad de todos los estadounidenses – cerca de 150 millones de personas - están amenazados por las sacudidas de los terremotos que son lo suficientemente fuertes como para ocasionar daños. 

Esa cifra es un fuerte salto de la cantidad quehabíaen 1994, cuando la Agencia Federal  para el Manejo de Emergencias calculó que sólo 75 millones de estadounidenses estaban en riesgo por los terremotos. 

Una razón para el fuerte incremento en la exposicióna los daños por los sismos es el aumento de la población en las áreas propensas a los terremotos, especialmente California, dijo William Leith, un coautor y alto asesor científico de riesgos geológicos y de los terremotos de la USGS. 

 Otro factor es un conocimiento de que los daños causados por los terremotos son posibles en la costa este y en el sur a un nivel de temblor que podría ocasionar daños, dijo Kishor Jaiswal, un contratista de investigaciones para la Encuesta Geológica de Estados Unidos. El nuevo estudio se basó en una nueva metodología importante y mejores datos y fue completado por la USGS, la Encuesta Geológica de California y FEMA, entre otros. 

De los 150 millones de personas, más de 143 millones se encuentran en los 48 estados contiguos. Los daños moderados graves se consideran posibles para 28 millones de estadounidenses durante el transcurso de sus vidas, dice el informe. 

Las autoridades calcularon que las pérdidas financieras promedio de los terremotos en los 48estados localizados más al sur del país es de aproximadamente $4 mil millones 500 mil dólares al año, principalmente en California, Oregon y Washington. 

 “Los terremotos siguen siendo una amenaza importante para nuestra economía”, dijo Jaiswal. 

Los números no consideraron el mayor número de terremotos que los científicos dicen que están ocurriendo debido a la actividad humana. 

Esos terremotos se han incrementado en algunas partes del este y del centro de los Estados Unidos mientras que las aguas residuales son inyectadas profundamente bajo tierra. En los recientesaños, Oklahoma ha sufrido la mayor cantidad de terremotos hechos por el hombre, dicen los científicos. 

En Oklahoma, el agua residual está siendo producida como un subproducto de la fracturación hidráulica, o fracking, el cual consiste en disparar una mezcla de agua con alta presión, arena y químicos profundamente bajo tierra para extraer el petróleo y el gas natural. El agua residual que es enviada miles de pies hacia el subsuelo puede desencadenar los sismos en las fallas que no se han movido en mucho tiempo. 

En California, el mayor riesgo de un gran terremoto se considera que es la falla de San Andrés, que es la falla más grande y con movimiento más rápido del estado. Los resultados de un estudio publicado en el mes de abril sugirieron que las sacudidas del “Grande Sismo”, el gran terremoto de la falla de SanAndrés que ha sido pronosticado desde hace mucho tiempo, podrían desencadenar grandes temblores adicionales en las fallas cercanas, intensificando el impacto sísmico general.  

Y otro estudio publicado en el 2014 centró su atención sobre la falla de Ventura. Una nueva investigación muestra que esta falla es capaz de producir un sismo de hasta una magnitud de 8 y podría desencadenar graves tsunamis que llegarían hasta Santa Mónica y más al sur. 

Un terremoto con magnitud de 8 significa que tramos largos de una falla se están moviendo repentinamente. Para hacer eso, un sismo que empieza en la falla de Ventura en teoría se podría unir con otras fallas cercanas, extendiéndose desde el área costera de Santa Barbara hasta el interior del Condado de San Bernardino. 

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

  

 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°