Anuncio
Share

Sigue creciendo el incendio forestal cerca de Napa

El jueves, un incendio que ha estado avanzando con rapidez continuó creciendo cerca de Napa Valley, mientras que cientos de bomberos acudieron a la región para ofrecer ayuda.

El incendio Wragg ha arrasado a través de 6,710 acres de pasto y maleza reseca por la sequía del rugoso y escarpado terreno localizado cerca del lago Berryessa, en donde los vientos erráticos han impulsado la propagación del fuego y han mantenido a los bomberos a la defensiva.

El Departamento Forestal y de Protección Contra Incendios de California dijo que el jueves por la tarde el incendio estaba 5% contenido. Desde el miércoles, el incendio ha aumentado a por lo menos 1,700 hectáreas, mientras que la fuerza que lucha contra el se ha incrementado de 500 a 1,300 bomberos.

“El fuego ha permanecido... a un ritmo rápido de propagación”, dijo Cal Fire en un comunicado de prensa. “El terreno está cubierto de maleza, es rugoso y escarpado y de difícil acceso. Los vientos son erráticos”.

El incendio estalló por primera vez a alrededor de las 2:30 p.m. del miércoles cerca de la Autopista 128 y Greaves Road, dijo Cal Fire.

Las llamas se propagaron rápidamente a través del escarpado y rugoso terreno cerca de las fronteras de los condados de Napa, Solano y Yolo, dijeron los funcionarios de Cal Fire.

Se ordenaron evacuaciones para Cold Canyon, Mix Canyon y Quail Ridge. Tres excursionistas en Cold Canyon fueron rescatados, dijo el portavoz de Cal Fire Daniel Berlant. Los campistas de los campamentos de Canyon Creek y Lake Solano también fueron evacuados, dijeron los funcionarios.

Alrededor de 200 estructuras están amenazadas en la comunidad de Quail Ridge, informó Cal fire. La Cruz Roja ha abierto un centro de evacuación.

El incendio provocó el cierre de un tramo de la Autopista 128 y Wragg Canyon, de acuerdo a la agencia estatal de fuego.

Inicialmente se creía que una colisión vehicular había provocado el incendio, pero la causa exacta permanece bajo investigación, dijo Berlant.

La Cruz Roja abrió un refugio para las personas evacuadas en el centro comunitario Winters en Winters, California.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio