Anuncio
Share

Si no puedes dejar de fumar, culpa a tu ADN

Si no puedes dejar de fumar, cuilpa a tus adn

De acuerdo a un Nuevo studio, si eres de origen caucásico, tus genes te pueden ayudar a dejar de fumar.

 

(Emmanuel Dunand / AFP/Getty Images)

Los fumadores que han intentado y no han podido dejar su mortal hábito ahora podrán culpar a su ADN.

Un nuevo estudio descubre que las personas con una particular versión de un gen participante en el sistema de recompensa del cerebro, son más propensos a dejar de fumar exitosamente. En comparación con personas que tienen otras versiones de este gen, los que tienen el ADN “suertudo” fueron más proclives a renunciar a los cigarrillos.

Los beneficios de esta variante genética pudieron ser confirmados únicamente  para las personas de ascendencia Caucásica, los investigadores informaron en la revista Translational Psychiatry.  A los fumadores con ascendencia asiática del este les eran posible dejar de fumar, o no dejar de fumar, con cualquiera de las tres versiones del gen.

Los autores del estudio no tenían suficientes datos acerca de los fumadores negros o latinos para decir si la variante del gen tenía algún efecto sobre su capacidad para dejar de fumar.

Anuncio

El gen en cuestión se conoce como ANKK1. Sucede que está justo al lado del gen DRD2, que ayuda a que el cerebro reconozca la dopamina, la sustancia química que se produce en el cerebro para reforzar comportamientos útiles, como el comer y tener relaciones sexuales. Las drogas adictivas, incluyendo la nicotina, también causan que los niveles de dopamina repunten.

Un pequeño fragmento del gen ANKK1 llamado Taq1A parece influir en la función de DRD2. Las personas heredan ya sea la versión A1 o A2 de este fragmento de gen de cada uno de sus padres. Eso significa que hay tres genotipos posibles: dos A1s, dos A2s o uno de cada uno.

Los investigadores, de Zhejiang University School of Medicine en China, analizaron los méritos de estos tres genotipos examinando detenidamente los datos de 23 estudios publicados entre 1994 y 2014. Estos estudios observaron a 11,151 fumadores actuales y exfumadores, que fueron encuestados una vez o a quienes se les dio seguimiento por un tiempo. Todos ellos permitieron que los investigadores examinaran su ADN para saber qué versión de Taq1A tenían.

Cuando se trata de dejar de fumar, el tipo de gen que ayuda es el A2/A2. En comparación con los caucásicos con uno o dos A1, aquellos con dos A2s tenían mejores probabilidades de sacudirse el hábito. Exactamente cuánto mejor eran sus probabilidades no está claro.

Anuncio

En la vida real, el A2/A2 fue el genotipo más común entre los caucásicos que se incluyeron en el análisis, 62.5% de ellos lo tenía. Entre los asiáticos, la cifra era sólo de 39.1%. Los científicos no dicen cuántos negros o latinos tenían la versión A2/A2 del gen.

Los hallazgos podrían ayudar a los investigadores a desarrollar medicamentos para dejar de fumar que se podrían adaptar a las personas basándose en su perfil genético, escribieron los investigadores.

Fumar es la causa número 1 de muertes que pudieron ser evitadas. Globalmente, el consumo de tabaco es responsable de casi 6 millones de muertes al año, dice la Organización Mundial de la salud. En los Estados Unidos, fumar mata a 480,000 personas anualmente, incluyendo a las 42,000 personas que están expuestas al humo de segunda mano, según los Centers for Disease Control and Prevention.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio