Anuncio
Share

Si no llueve en marzo, continuará la sequía en el sur de California

Ian Kellam , de Costa Mesa, juega al golf con discos en un campo en Huntington Beach, a comienzos de este mes. El Sur de California vive una ola de calor superior al promedio de febrero.

Ian Kellam , de Costa Mesa, juega al golf con discos en un campo en Huntington Beach, a comienzos de este mes. El Sur de California vive una ola de calor superior al promedio de febrero.

(Ed Crisostomo / Associated Press)

El Sur de California puede esperar condiciones climatológicas secas y temperaturas superiores a la media durante esta semana, mientras un obstinado sistema de alta presión sigue bloqueando las muy esperadas tormentas de El Niño, anunciadas por los meteorólogos para este invierno.

Entre este lunes y miércoles, las temperaturas en la costa del condado de Los Ángeles se situarán entre los 70 y 75 grados, y entre los 80 y 85 para el Centro y el interior, precisó David Sweet, del National Weather Service.

Aunque las temperaturas se enfriarán un poco durante el fin de semana, no se observan lluvias en el pronóstico para, al menos, los próximos 10 días, afirmó Sweet.

Pese a que los expertos anticiparon que el fenómeno del calentamiento del Pacífico, conocido como El Niño, traería aguaceros consecutivos al Sur de California entre enero y marzo –algunos ahora dicen hasta finales de abril- nada de ello ha ocurrido desde la primera semana del año.

Esto se debe a un sistema de alta presión que se cierne sobre Eureka, California, área que ha desviado la mayor parte de la humedad y las temperaturas frescas que debían fluir hasta Los Ángeles y más al sur, aseguró Sweet. Para enfatizar este punto, el meteorólogo señaló que el Centro de Los Ángeles ha recibido sólo 4.99 pulgadas de lluvia desde el 1 de octubre pasado. El promedio histórico a finales de febrero es de 10 pulgadas, dijo.

Este febrero también ha superado en más de ocho grados su promedio histórico: “El patrón actual es como el de la sequía de estos últimos cuatro años”, aseguró el especialista. “Si las lluvias no llegan en marzo, y considerando que abril y mayo son típicamente meses secos, ya no tendremos muchas posibilidades”, dijo.

Bajo estas condiciones, el Sur de California necesita un ‘milagro de marzo’ para evitar un quinto año con condiciones de sequía a nivel local. Según el meteorólogo, aún hay un halo de esperanza: aunque el sistema de alta presión está bloqueando las tormentas en esta zona, hay lluvias y nieve en camino hacia Sierra Nevada, que está siendo testigo de su mayor acumulación de nieve en años.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio