Anuncio

SeaWorld planea nuevas atracciones mientras reforma sus espectáculos con orcas en vivo

Así luce la montaña Electric Eel que SeaWorld San Diego planea abrir en 2018.

Así luce la montaña Electric Eel que SeaWorld San Diego planea abrir en 2018.

(SeaWorld Parks)

Aprovechando la promesa de SeaWorld de añadir más atracciones emocionantes, el parque temático de San Diego anunciará este martes un plan para inaugurar su montaña rusa más alta y rápida, a comienzos del verano de 2018.

El proyecto para la atracción, llamada Electric Eel, se conoce inmediatamente después del anuncio de otros juegos, mientras el parque y su compañía madre luchan por aumentar la asistencia de público y los ingresos. Los negocios se desplomaron para ellos en los últimos dos años, en medio de fuertes críticas a la cría en cautiverio de los parques marinos y al tratamiento de orcas.

Entre las atracciones previstas para este año se encuentra un nuevo encuentro con orcas que reemplazará al clásico espectáculo teatral Shamu, el cual está siendo eliminado gradualmente en todos los parques marinos. El último show One Ocean con orcas será este domingo.

También para el comienzo del verano se prevé Electric Ocean, una nueva experiencia de entretenimiento nocturno, y Ocean Explorer, que tiene como atractivo central un paseo submarino de tres minutos que da a los visitantes la sensación de ser un explorador de aguas profundas.

SeaWorld se jacta de que, en conjunto, las cuatro atracciones representan el nivel más alto de inversión del parque desde su apertura, hace más de medio siglo. El presidente ejecutivo de SeaWorld, Joel Manby, y la presidenta Marilyn Hannes han insinuado en los últimos meses que el parque de San Diego contaría en 2018 con una atracción emocionante.

“Esto es lo que prometieron Joel y Marilyn; invertir en SeaWorld San Diego y modificar el parque”, afirmó Brian Morrow, vicepresidente de diseño de parques de SeaWorld Entertainment. “Este es el final de ese proceso, que es la mayor inversión de capital durante un período de dos años en este parque y una cuestión importante a nivel financiero y de tiempo”.

Morrow y Hannes se negaron a divulgar el costo esperado de la nueva montaña rusa.

En una iniciativa para renovar el interés por sus parques acuáticos, Manby anunció a comienzos del año pasado que ya no criarían su población de orcas y que terminarían con las representaciones teatrales de esta especie. Desde entonces, en una movida para reducir drásticamente los costos, la compañía anunció la suspensión de dividendos a los accionistas. Más recientemente eliminó 320 puestos de trabajo, incluidos 60 en San Diego.

Electric Eel, con su componente de emoción de alta intensidad -que tendrá bucles, giros y un ascenso de caso 150 pies, seguido de un giro invertido que ofrecerá a los visitantes una vista al revés de Mission Bay- podría ayudar a solidificar el atractivo del parque entre los adolescentes y los adultos jóvenes, estimó Hannes.

Se pretende que sea la segunda fase de la atracción Ocean Explorer, que tiene un fuerte componente educativo y se orienta más hacia las familias. El parque también contará con un acuario de anguilas.

SeaWorld San Diego posee otras dos montañas rusas: Journey to Atlantis, que es en parte acuática, y Manta, que fue inaugurada en 2012 y cuya velocidad máxima es de 42 mph, mientras que Electric Eel llegará a las 62 mph. Tanto el diseño como la sensación de la nueva atracción están inspirados en las anguilas. “A medida que subes en la atracción, ésta es como un espiral que te pone al revés, como las anguilas, que pueden torcer sus cuerpos mientras avanzan”, explicó Morrow.

Mientras los vehículos individuales se preparan para arrancar, los visitantes sentirán la generación de electricidad a través de técnicas de iluminación y sonido. Quienes estén cerca de la atracción también podrán experimentarlo con la ayuda de luces LED y estroboscópicas, puntualizó Morrow.

Aunque San Diego mantiene un límite de 30 pies de altura en la zona costera, el plan maestro aprobado por SeaWorld permite una excepción de hasta 160 pies en cuatro sitios designados. La ubicación de la montaña rusa es uno de ellos, precisó el portavoz de SeaWorld San Diego, David Koontz. Sin embargo, se necesitará la aprobación de la Comisión Costera de California para que el proyecto pueda avanzar.

SeaWorld había anunciado previamente que se está preparando para invertir $175 millones en nuevas atracciones en todos sus parques, incluyendo la primera montaña rusa con realidad virtual en su parque de Orlando.

Pero si SeaWorld San Diego espera prosperar a largo plazo, deberá permanecer fiel a su misión como emprendimiento educativo y de rescate animal, mientras incorpora tecnología de vanguardia, según afirmó el consultor de parques temáticos Dennis Speigel. “Deben alejarse del aspecto del rendimiento de su negocio y concentrarse más en lo educativo, mezclando eso con la tecnología que se desarrolla en la industria”, estimó Speigel, quien es presidente de International Theme Park Services, con sede en Ohio. “Ciertamente, las atracciones serán parte de su futuro, pero SeaWorld no es percibido como un parque con juegos, sino como un sitio de vida marina”.

SeaWorld San Diego se adentrará en el mundo de la realidad virtual este año, cuando presente una experiencia “individual” con orcas, que se basa en gafas de realidad virtual e imágenes de las ballenas del parque. Para disfrutar de la atracción, el parque cobrará un costo extra.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta historia en inglés haga clic aquí


Anuncio