Anuncio
Share

Se espera más lluvia este mes de julio

El 18 de julio, mientras los surfistas se dirigen a la playa, la lluvia se acumula en los parabrisas y las nubes de tormenta se avecinan. Los surfistas terminan dando la vuelta y regresando a casa ya que los socorristas del Departamento de bomberos del condado de Los Ángeles les avisaron que todas las playas estatales habían cerrado.

El 18 de julio, mientras los surfistas se dirigen a la playa, la lluvia se acumula en los parabrisas y las nubes de tormenta se avecinan. Los surfistas terminan dando la vuelta y regresando a casa ya que los socorristas del Departamento de bomberos del condado de Los Ángeles les avisaron que todas las playas estatales habían cerrado.

(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

Este mes de julio - ya uno de los más lluviosos en la historia de California - se espera que haga su salida con un aguacero más.

Los pronósticos meteorológicos dicen que un flujo monzónico podría llegar al sur de California el miércoles, trayendo más lluvia, truenos, relámpagos y condiciones de humedad para el fin de semana.

El tiempo, el cual las autoridades creen está ligada al sistema del Niño en el Pacífico, ha estado marcado por las contradicciones.

La lluvia ha ayudado a contener algunos fuegos de maleza y trajo un pequeño respiro después de cuatro duros años de sequía.

Al mismo tiempo, las tormentas causaron daños dispersos en los caminos, haciendo que los socorristas se aprontaran a vaciar las playas durante la temporada pico de verano como medida precautoria de seguridad. El año pasado en Venice, un surfer fue alcanzado por un rayo y murió.

“Es un poco como un enigma. Consigues un montón de lluvia en un corto período de tiempo... y pasada una semana, estamos de regreso en donde estábamos, dijo Gary Wuchner, especialista en incendios en el Parque Nacional de Yosemite.

Tal vez en ninguna parte es la dicotomía más evidente que en Yosemite, donde la semana pasada una tormenta dejó casi dos pulgadas de lluvia, reduciendo el riesgo de incendios en el parque para el mes de Julio a un nivel no visto en años. Al mismo tiempo, los relámpagos de las tormentas desencadenaron media docena de incendios forestales.

A principios de este mes, el National Interagency Fire Center en Idaho, tras una serie de tormentas tempranas en el mes de julio, modificó su perspectiva de la temporada de fuego para el norte de California.

“Estas son tendencias de humedad inusuales para la época del año, pero el resultado ha sido la reducción del potencial de grandes incendios en las secciones del norte y del este” del norte de California, señaló la agencia.

Algunos oficiales contra incendios son menos optimistas. Dicen que el calor del verano mata inmediatamente cualquier brote verde que salga después de la lluvia, creando otra capa de combustible para quemar.

Los climatólogos creen que la lluvia es el resultado de El Niño, un fenómeno caracterizado por el calentamiento de las aguas del océano Pacífico al oeste de Perú, el cual provoca cambios en la atmósfera y puede alterar dramáticamente el clima en todo el mundo.

Las lluvias de la semana pasada vinieron de los remanentes del huracán Dolores. Las temperaturas más cálidas del mar permitieron al ex huracán hacer recalada en California con más humedad y fuerza que si el océano estuviera tan frio como normalmente está.

La fuente de las tormentas esperadas para esta semana es un sistema de monzones centrados sobre Arizona y Texas a través de México, dijeron los analistas climatológicos.

El Niño típico, generalmente arroja lluvias solo en el sur de California. Pero los más poderosos El Niño que se hayan registrado fueron los de 1982-83 y 1997-98, siendo lo suficientemente fuertes como para también enviar dramáticas tormentas sobre el norte de California.

El Niño de este año podría ser tan fuerte o más fuerte que El Niño de 1997-98. El 22 de julio, una lugar clave de referencia en el océano Pacífico estaba a 2.88 grados por encima de la media. Lo cual es similar a la temperatura de 23 de julio de 1997, que fue de 3.06 grados por encima de la media.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio