Anuncio
Share

‘Saquen al bebé del retrete’, dijo operador de emergencias a empleados de Subway

Un video divulgado por la policía de West Covina muestra a una mujer, identificada como Mary Grace Trinidad, entrando al baño de un restaurante Subway. La policía dice que la mujer dio a luz dentro del baño y salió 10 minutos después. Bomberos llegaron al lugar a pocos minutos de que el bebé fue encontrado.

Un video divulgado por la policía de West Covina muestra a una mujer, identificada como Mary Grace Trinidad, entrando al baño de un restaurante Subway. La policía dice que la mujer dio a luz dentro del baño y salió 10 minutos después. Bomberos llegaron al lugar a pocos minutos de que el bebé fue encontrado.

(Los Angeles Times)

Un bebé recién nacido se mantenía en condición estableluego de que su madre lo diera a luz para luego abandonarlo en el retrete del baño de un restaurante Subway en West Covina.

Una vez que el recién nacido fue encontrado en el baño del establecimiento fue llevado de emergencia a una unidad de cuidado neonatal en el hospital Queen of the Valley de West Covina. Autoridades dijeron que la temperatura del cuerpo del bebé había descendido peligrosamente y que al momento de ingresar al nosocomio estaba en condición crítica.

Pero un día después la vocera del hospital, Annette Macias, dijo que el menor ya se encontraba estable.

La madre del bebé, Mary Grace Trinidad, también estaba hospitalizada, según el Departamento de policía de West Covina.

Los empleados de Subway escucharon llorar al recién nacido alrededor de las 8:34 a.m. del pasado lunes, y entonces entraron al baño del lugar, ubicado en la cuadra 2500 de South Azusa Avenue, dijo la policía.

Ahí encontraron al bebé parcialmente sumergido en el agua del retrete, con el cordón umbilical colgando por fuera de la taza, explicaron las autoridades.

“Hay una mujer embarazada. Acaba de dar a luz en el baño y se caba de ir, hay un bebé llorando”, le dijo una de las empleadas al operador de emergencias.

En una grabación del 911, el operador urge a la trabajadora de la tienda a “sacar al bebé del retrete y envolverlo en sábanas”.

Entonces la empleada le dice al operador que alguien va a sacar al bebé después de ponerse guantes.

“Oh Dios mío, nada más lo pusieron en el asiento del baño”, dice la empleada, aparentemente a punto de llorar. “Lo están poniendo en una toalla”.

Al momento que el operador les dice a los trabajadores que limpien al bebé y le laven la boca, se puede escuchar al menor llorando en el fondo.

“Estás haciendo un buen trabajo”, le dice el operador a la empleada. “Estás haciendo un buen trabajo. El bebé está llorando, eso es algo bueno”.

El video de seguridad de Subway muestra a la mujer entrando al baño a las 8:07 a.m. Diez minutos después, se le ve a la misma persona salir por la puerta delantera del restaurante.

Un rastro de sangre llevó a la policía a la parte trasera de una refaccionaria automotriz Pep Boys, en la cuadra 1500 de East Amar Road, donde encontraron a Trinidad.

La mujer, de 38 años, fue arrestada bajo sospecha de intento de homicidio y abandono de un menor. Se le impuso una fianza de $2 millones de dólares.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio