Anuncio
Share

El auto eléctrico sin duda es la mejor opción para el medio ambiente

Los tanques de gas natural comprimido limitan el tamaño de la cabina y la cajuela, y el rango de manejo es limitado.

Los tanques de gas natural comprimido limitan el tamaño de la cabina y la cajuela, y el rango de manejo es limitado.

(Wally Skalij / Los Angeles Times)

Hace una década, los conductores que querían ser más conscientes de la ecología tenían muy pocas opciones más allá del Prius Hybrid de Toyota.

Hoy en día la selección de autos eficientes y de bajos niveles de contaminación incluyen una desconcertante gama de tecnologías y modelos -- híbridos, híbridos plug-in, eléctricos, y de celdas de combustible de diésel e hidrógeno. Mientras tanto, los automóviles de gasolina convencional han logrado grandes avances en conducir más lejos con menor cantidad de combustible.

Pero, ¿cuál tecnología es más buena para el planeta? Y ¿cuál se adapta al presupuesto de tu familia y a tu viaje al trabajo?

Con la ayuda de la Unión de Científicos Conscientes, examinamos siete opciones de cadena de tracción, analizando sus emisiones de gas de efecto invernadero -incluyendo la contaminación de la central eléctrica requerida para producir electricidad- junto con su relativa eficiencia de combustible y costo de operación.

Cómo se comparan los vehículos verdes

El análisis se enfocó en los automóviles de pasajeros de tamaño comparable y, en donde fue posible, en las diferentes cadenas de tracción equipadas en el mismo modelo. Los costos se basaron en los precios típicos de combustible y electricidad de California.

Los automóviles eléctricos -aquellos que únicamente funcionan con electricidad -son los más limpios y menos caros para operar. Pero por lo general sólo consiguen alrededor de 80 millas de rango de manejo con una batería completa (El Modelo S de Tesla es la excepción, recorriendo más de 250 millas en una carga, pero por lo general se vende por unos $100,000 dólares).

Otras transmisiones ofrecen atractivas combinaciones de eficiencia y bajos niveles de emisiones en un paquete más práctico y económico.

“Los vehículos eléctricos son la opción más verde para los conductores de California”, dijo Dave Reichmuth, ingeniero senior para la Unión de Científicos Conscientes. “Pero incluso el cambiar a un vehículo más económico en gasolina puede conducir a una reducción significativa de emisiones y a un menor uso de petróleo”.

Pero el verdadero ecologista, no tiene nada mejor que un automóvil eléctrico cargado por fuentes de energía renovables. Los propietarios de casas con paneles solares en sus techos literalmente pueden conducir con el brillo del sol. Los compradores de autos eléctricos también obtienen generosos subsidios estatales y federales.

Pero incluso los autos eléctricos operados por la red producen menor cantidad de emisiones de carbono que otros vehículos. De forma más sorprendente, la eficiencia no necesariamente exige una penalidad en cuanto al desempeño.

“Muchas personas no se dan cuenta que el motor eléctrico tiene mucho más esfuerzo de torsión en una parada, lo cual significa que los autos pueden ser divertidos para conducir”, dijo Reichmuth.

Pero hay inconvenientes. Todos a excepción del Tesla tienen rangos por debajo de las 100 millas, pueden tomar horas para cargar y por lo general son más caros que un vehículo de gasolina similar.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio