Anuncio
Share

Presos inician huelga de hambre en el centro de detención para inmigrantes de Adelanto

Presos en el centro de detención han iniciado una huelga de hambre para protestar por las condiciones de su detención.

Presos en el centro de detención han iniciado una huelga de hambre para protestar por las condiciones de su detención.

(Gina Ferazzi / Los Angeles Times)

Activistas proinmigrantes dicen que cientos de hombres han iniciado una huelga de hambre en el centro de detención de Adelanto, California, convirtiéndose en el cuarto centro de detención en el país donde los detenidos han rechazado la comida.

Abogados de algunos de los presos y proinmigrantes con un grupo de visitantes al centro de detención dijeron que 300 hombre dejaron de comer el 30 de octubre para protestar por las condiciones en el centro. Ellos dicen que otro grupo se les unió el miércoles.

Shannah Abdulluah, un inmigrante que busca asilo de Ghana, y que ha estado en la custodia de ICE desde que pidió amnistía en la frontera con México hace 11 meses, dijo que él y cerca de 90 otros hombres se han unido a la huelga esta semana.

Abdulluah, cuyo asilo fue rechazado, dijo que su meta es ser liberado bajo palabra y crear conciencia acerca de como los detenidos son tratados en ese centro de detención privado.

“No pararemos”, dijo Abdulluah en una llamada telefónica el jueves. “Si nos toma una semana o un mes, continuaremos”.

Un oficial de ICE que no estaba autorizado para hablar, confirmó que algunos de los detenidos se han negado a comer en días recientes y que oficiales de ICE se han reunido con múltiples grupos de detenidos para escuchar sus demandas y determinar los próximos pasos.

Virginia Kice, vocera de ICE, dijo que los defensores de inmigrantes claman que hay cientos de detenidos en esta situación, pero la cifra es inflada. Ella dijo que solo 30 detenidos se han rehusado a comer el viernes por la mañana.

Ibrahim Karim, dijo en una entrevista telefónica que algunos detenidos han comenzado a comer el jueves y viernes pero que él y otros 60 detenidos han rehusado a consumir alimentos.

El centro es administrado por la compañía de Florida, Geo Group, que recientemente expandió con 650 camas después de la protesta de dos decenas de congresistas que alegaron negligencia médica en el centro.

En una carta enviada a ICE, los congresistas en julio subrayaron cerca de una decena de casos de supuesta negligencia, incluyendo un caso de neumonía en el 2012 que provocó la muerte del mexicano Fernando Dompinguez. Un reporte ese año por el Department of Homeland Security dijo que Domínguez había recibido un inadecuado tratamiento médico y que su muerte podría haberse prevenido.

La carta también cuestionó la muerte de Raul Ernesto Morales-Ramos, un salvadoreño que murió supuestamente de un cáncer intestinal que no fue diagnosticado después de ser detenido por ICE por más de cuatro años.

En semanas recientes, ICE ha enfrentado huelgas de hambre similares en otras instalaciones, incluyendo El Paso y Hutto, Texas, y LaSalle, La.

Christina Fialho, co-ejecutiva director de Community Initiatives for Visiting Immigrants in Confinement, dijo que frecuentemente ICE minimiza las huelgas, diciendo que no existen.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio