Anuncio
Share

Presionan a Sacramento para que imponga un impuesto a “millonarios” que ayude a combatir la falta de vivienda

El gobernador Jerry Brown, a la izquierda, el presidente del Senado, Kevin de Leon y el líder de la Asam blea, Anthony Rendon, se reúnen esta semana con el supervisor del condado de Los Angeles para discutir una iniciativa estatal que permita resolver la falta de vivienda.

El gobernador Jerry Brown, a la izquierda, el presidente del Senado, Kevin de Leon y el líder de la Asam blea, Anthony Rendon, se reúnen esta semana con el supervisor del condado de Los Angeles para discutir una iniciativa estatal que permita resolver la falta de vivienda.

(Associated Press)

A medida que se acerca rápidamente la fecha límite, funcionarios del condado de Los Ángeles están aumentando la presión en Sacramento para un cambio en la ley estatal que les permita imponer un “impuesto a los millonarios” para financiar la falta de vivienda.

El miércoles, el Supervisor Mark Ridley-Thomas se reunió cara a cara con el gobernador Jerry Brown, el presidente de la Asamblea Anthony Rendón y líder del Senado estatal, Kevin de León, para hacer el lanzamiento para la propuesta.

“Pienso que subrayé la naturaleza de la crisis del asunto que está delante de nosotros”, dijo Ridley-Thomas. “Creo que es muy importante para nosotros tener ingresos adicionales de forma continua para cumplirle a los votantes de que actuamos con seriedad para hacerle frente a la crisis de personas sin hogar en el condado de Los Ángeles, y creo que el estado puede y debe ser socio en esto”.

El condado ha reunido el apoyo del alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, así como de los defensores de los desamparados, proveedores de vivienda asequible y un grupo de 29 legisladores del estado que están instando al gobernador y a los líderes legislativos a permitir el cambio.

Pero hasta ahora, dichos esfuerzos han fracasado en persuadir a los líderes legislativos para incluir la propuesta en el paquete presupuestal que será aprobado el miércoles.

Brown se ha mostrado poco dispuesto en dar a los gobiernos locales una mayor autoridad fiscal, particularmente con el reciente veto de un proyecto de ley que habría permitido a las ciudades y condados aplicar sus propios impuestos sobre el tabaco.

De la propuesta de impuestos del condado, “el gobernador sigue teniendo gran preocupación por este plan y de la autoridad local de imponer impuestos sobre la renta,” dijo el viernes el portavoz de Brown, Evan Westrup.

Un portavoz de Rendón, que ha sido el centro de gran parte del cabildeo del condado, dijo que el presidente de la Asamblea estatal aún no había tomado una postura sobre el tema.

La propuesta también se ha encontrado con un poco de escepticismo por parte de los grupos de trabajo y otras personas preocupadas de que una medida de impuestos sobre ingresos en el condado dañaría las posibilidades de aprobar una extensión de la Proposición 30, un aumento de impuestos temporal en todo el estado para financiar las escuelas públicas y la atención médica.

En respuesta a estas preocupaciones, los cabilderos del condado han puesto en circulación una nota que presenta resultados de una encuesta mostrando que el apoyo de los votantes para la extensión no ha disminuido por la perspectiva de una medida de impuestos a favor de las personas sin hogar.

Funcionarios de la ciudad de Los Ángeles y del condado han estado buscando opciones para recaudar más dinero para hacer frente a la creciente población de desamparados en la región, que se situó en casi 47,000 a partir del recuento de este año por parte de la Autoridad de Servicios para personas sin hogar de Los Ángeles.

En febrero, los supervisores del condado aprobaron un plan para gastar $150 millones este y el próximo año, en un conjunto de estrategias para albergar a más personas. Analistas de presupuesto han estimado que el condado de Los Ángeles necesitaría gastar $450 millones adicionales por año en vivienda y servicios para hacer una mella significativa en el problema, sin incluir el costo de la nueva construcción.

Un impuesto de medio centavo sobre el ingreso tributable para quienes tienen ingresos superiores a $ 1 millón de dólares está proyectado para recaudar más de la mitad de esa cantidad. Los funcionarios del condado también buscan otras opciones, incluyendo una medida fiscal impuesto sobre las ventas o la propiedad, o bien un impuesto sobre las ventas de marihuana, pero el sondeo ha mostrado que el “impuesto a los millonarios” tiene la mejor oportunidad de pasar.

Una reciente encuesta realizada por el condado encontró que el 76% de los posibles votantes encuestados apoyaban un impuesto a los millonarios, suficiente para satisfacer la mayoría de dos tercios requerida para imponer un nuevo impuesto.

Otra encuesta encargada por la Autoridad Metropolitana de Transporte, que contemplan una medida de impuesto sobre las ventas de transporte en la votación de noviembre, encontró apoyo 79% para el impuesto a los millonarios para hacer frente a la falta de vivienda.

Sin embargo, los gobiernos locales no tienen la autoridad para recaudar impuestos sobre la renta por su cuenta, por lo que el estado tendría que firmar el acuerdo.

Los supervisores del condado tienen hasta principios de agosto para finalizar las medidas para la votación de noviembre, por lo que el condado está presionando para que el cambio se incluya en las negociaciones del presupuesto estatal, antes que venza el plazo para que pase la próxima semana.

Si no se otorga la autoridad el 1 de julio, el condado no sería capaz de perseguir un impuesto a los millonarios en la votación de noviembre, aunque podría colocar otra opción de impuesto en la boleta electoral.

La ciudad de Los Ángeles contempla por separado colocar una medida de bonos en la boleta electoral para construir más viviendas para las personas sin hogar. Pero ese dinero, a diferencia de beneficios de impuestos sobre ingresos potenciales, no se podría ser usado para servicios como salud mental y tratamiento de abuso de sustancias.

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio