Anuncio
Share

Por si acaso: el nuevo presupuesto destina grandes cantidades a desastres naturales

Andrew Dodds atiende la línea de agua mientras que los bomberos trabajan para iniciar una línea de fuego para contener el incendio Butte en Fricot City Road cerca de Sheeps Ranch, en California, el 12 de septiembre.

Andrew Dodds atiende la línea de agua mientras que los bomberos trabajan para iniciar una línea de fuego para contener el incendio Butte en Fricot City Road cerca de Sheeps Ranch, en California, el 12 de septiembre.

(Marcus Yam / Los Angeles Times)

Después de una de las temporadas de incendios más destructivas en la historia de California y con la mirada puesta en el aumento de los efectos potenciales del cambio climático, el gobernador Jerry Brown ha propuesto gastar más de lo que el estado ha gastado en más una década en la lucha contra los incendios forestales.

La propuesta de presupuesto de $ 170.7 billones de Brown incluye un paquete para la sequía por única vez de $719 millones, incluyendo $215 millones adicionales para el fondo de emergencia del estado para la lucha contra los grandes incendios.

El dinero extra, junto con mayor financiación para bosques saludables y reforzar las sanciones, tiene en cuenta la “nueva normalidad” en lo que se refiere al cambio climático y la sequía histórica del estado, dijeron.

“Estamos aquí hoy, mientras hemos tenido una grandiosa semana de lluvia aquí en Sacramento, sintiéndonos bastante empapados pero muy bien con ello... tenemos un largo camino por recorrer antes que confiemos en que nuestra sequía ha terminado”, expresó Mark Cowin, director del Departamento de recursos hidráulicos del estado.

“Estamos listos para la sequía como si esta fuera a llegar por quinto año”, expresó John Laird, secretario de la Agencia de recursos naturales del estado, en una conferencia telefónica el jueves.

Con la continua sequia viene el temor de una temporada de incendios explosiva, aun si llegáramos a tener una cantidad record de lluvias.

“El impacto de esta lluvia y humedad, es como una espada de doble filo”, dijo el jefe de CalFIRE, Ken Pimlott. “Mientras que pueden retrasar algunos de los grandes incendios como los que hemos visto en los últimos años, vamos a ver mucha más hierba, mucho más hierba seca que se puede encender. Y en ese combustible ligero y volátil es donde comienzan los incendios”.

Esos pastos de rápida combustión, combinados con los 22 millones de árboles muertos estimados en todo el estado, podrían ser una combinación letal, dijo Pimlott.

El gobernador ha destinado $ 424 millones para el fondo de emergencia de CalFIRE, que sería la más alta cantidad presupuestada en más de 10 años y a un nivel casi histórico, según cifras del Departamento de incendios y silvicultura de California y el Departamento de finanzas del estado. Más de la mitad de ese dinero fue agregado en previsión de otra temporada de incendios especialmente traicionero.

“Anticipando el clima a largo plazo – que tan fuerte soplaran los vientos de Santa Ana, como serán las condiciones del fuego, no sabemos,” dijo H.D. Palmer, portavoz de Departamento de finanzas de Brown. “Pero lo que sí sabemos es que las condiciones han cambiado en California a tal grado que deberíamos cambiar nuestro proceso de elaboración del presupuesto teniendo esto en cuenta”.

También se incluye en el presupuesto de Brown $ 100 millones para reforzar el sistema estatal de diques, $ 150 millones para ayudar con la reforestación y bosques saludables, más de $ 240 millones para ayudar con la limpieza de los incendios en los condados de Lake y Calaveras y $ 17 millones adicionales para ayudar a CalFIRE a reforzar su personal en sus 21 centros de comando de emergencia en todo el estado.

El gasto real para combatir incendios forestales en los últimos años ha superado en mucho lo que el gobernador ha propuesto gastar el próximo año, ya que el fuego es a menudo difícil de predecir y generalmente es reforzado con dinero adicional después de que se declara una emergencia.

No importa qué tan mala sea la temporada de incendios, señaló Laird, “Lucharemos contra el fuego primero y equilibraremos los libros más adelante”.

Aun así, indicó Pimlott, la última propuesta de presupuesto del gobernador representa un compromiso para poner más fondos por adelantado para esos fines.

“Hemos visto algunas de las más grandes, más devastadoras temporadas de incendios forestales de los últimos años, basadas en el cambio climático, los cambios en el estado... y estamos empezando a darnos cuenta de que tenemos que adelantarnos a este tipo de cosas”, dijo. “Basado en todo lo que hemos vivido, siento que estamos entrando en este año en muy, muy buena forma”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio