Anuncio
Share

Por el crecimiento de Uber y Lyft, Hertz se une a la nueva Shift para vender sus autos usados

autos usados

El centro de autos usados de Shift, en el sur de San Francisco (Shift).

 

(Los Angeles Times)

En busca de nuevas formas de generar dinero mientras las compañías de transporte alternativo ingresan al mercado de renta de vehículos, Hertz Corp. anunció el martes su asociación con Shift, una nueva empresa de San Francisco que conecta a compradores y vendedores de autos en línea.

Shift ofrece un nuevo canal de ventas para que Hertz se deshaga de sus automóviles de alquiler usados, que usualmente son puestos en el mercado después de un año de servicio. La mayoría de ellos se ofrecen en subastas a los mejores postores, típicamente concesionarios de autos usados.

La nueva asociación promete a Hertz, la segunda compañía de alquiler de coches en el país, mayores márgenes para sus autos usados. “Obviamente, cuando uno subasta algo no obtiene tanto dinero como lo haría si tratara directamente con los consumidores”, afirmó George Arison, director ejecutivo de Shift.

Las empresas de automóviles de alquiler buscan oportunidades de ingresos adicionales, presionadas por un importante cambio en la forma de transporte de los viajeros. Para muchas personas, la asequibilidad y comodidad de Uber, Lyft y otras aplicaciones de transporte alternativo han superado las ventajas de los coches de alquiler.

Anuncio

Por primera vez, en el cuarto trimestre del año pasado, los servicios alternativos de transporte superaron a los vehículos de alquiler entre los profesionales estadounidenses, según la firma de software de viajes y gastos Certify.

Desde el 1º de julio, las acciones de Hertz se desplomaron un 48%, y este lunes cerraron su actividad a $22.73. En junio pasado, la empresa firmó un acuerdo para proveer autos de alquiler a conductores de Uber y Lyft que no posean vehículo. Shift, que actualmente opera en las áreas metropolitanas de L.A., San Francisco y Washington D.C., funciona de este modo: un propietario de un auto usado en venta llama a la compañía, que envía un agente para mirar el coche y estimar su precio. Shift toma el auto, lo limpia y coloca un aviso online. Cuando el auto se vende, Shift se encarga de las transacciones financieras y el papeleo.

Al acordar con Hertz, Shift aumenta significativamente su oferta de vehículos, que suelen tener un alto millaje pero también son bastante nuevos y están bien mantenidos. “Pensamos que es un gran negocio”, remarcó Arison. Más adelante, Shift planea comenzar a vender autos que provienen de tratos de arrendamiento. Este año, cerca de 3.5 millones de vehículos quedarán libres de arrendamiento, y ese número crece a medida que los arrendamientos se vuelven una opción más popular.

En cuanto a Hertz, Jeff Adams, su vicepresidente de mercadeo de vehículos destacó: “Nos gusta la base de clientes de Shift, centrados en la tecnología, que ampliará aún más nuestros canales de venta y pondrá en exposición los autos de Hertz para nuevos públicos”.

Anuncio

El negocio de los autos usados en línea se encuentra en medio de una tormenta. Beepi, con sede en Mountain View, California, afirmó este mes que cerraría la mayoría de sus operaciones para fusionarse con otra empresa novel, llamada Fair.com, y despediría a 180 de sus 260 trabajadores. Mientras que Beepi vendía la mayor parte de sus coches en línea gracias a generosas políticas de devolución, los empleados de Shift llevan el vehículo a la casa del interesado para que realice una prueba de manejo.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta historia en inglés haga clic aquí


Anuncio