Parques nacionales de California reprobados en calidad de aire

Los parques nacionales de California salen reprobrados en calidad de aire

Cada verano, millones de turistas escapan a los parques nacionales para disfrutar del aire fresco y las vistas panorámicas.

Pero un informe publicado el martes por un grupo de conservacionistas encontró que algunos de los paisajes más preciados del país están plagados de aire contaminado y cielos nublados que permanecen con décadas de retraso en la restauración de la visibilidad.

El reporte por el National Parks Conservation Assn. repobró a cuatro parques nacionales en California — Sequoia, Kings Canyon, Joshua Tree y Yosemite — dándoles una calificación de F por tener niveles de ozono que son insalubres para los visitantes durante la muy ocupada temporada de verano.

Sequoia y Kings Canyon encabezaron la lista con la peor calidad de aire de la nación.

El grupo de defensa con base en Washington, D.C.- usó los datos de monitoreo del gobierno para asistirse en la asignación de calificaciones a cada uno de los 48 parques nacionales que se supone deben tener la mejor  calidad de aire en la nación y que están sujetos a protecciones especiales bajo el Clean Air Act. El reporte evaluó cada parque según sus niveles de nubosidad y ozono, un contaminante perjudicial al pulmón que se encuentra en el smog — y como se ha visto afectado por el cambio climático, incluyendo el aumento de las temperaturas y los cambios en la precipitación pluvial.

Tres cuartas partes de los parques que se analizaron usando datos desde 2008 a 2012, presentaron niveles de ozono que eran de "moderados" a peor, según el índice de calidad de aire del gobierno federal, encontró el informe.

Los 48  parques nacionales han sido degradados por contaminación, la bruma (haze), está formada por partículas y gases que dispersan la luz y limitan hasta qué punto, que tan lejos se puede ver. En promedio, la bruma en los  parques nacionales bloquea la vista de hasta 50 millas de paisaje. La visibilidad es peor en Sequoia y Kings Canyon, donde los visitantes deberían de poder ver 90 millas más lejos de lo que ahora pueden ver, según el informe.

Al ritmo actual de reducción de la contaminación, muchos parques están tremendamente retrasados en el cumplimiento de los plazos federales para restaurar la claridad de sus cielos, de acuerdo al informe.

Para acelerar el progreso, el informe recomienda reforzar el Reglamento federal de calidad del aire en los parques nacionales, conocido como la regional haze rule o la regla de la bruma regional.

La regla, adoptada en 1999 por la Agencia de protección ambiental de Estados Unidos (U.S. Environmental Protection Agency), obliga a los estados a desarrollar y llevar a cabo planes para reducir la contaminación del aire que impide la visibilidad en más de 150 parques nacionales y áreas silvestres. Pero hay lagunas legales y zonas grises que les permiten a las centrales eléctricas alimentadas con carbón y otros contaminantes, seguir operando con insuficientes medidas de reducción de emisiones, dice el informe.

"Nuestro análisis demuestra que [el estado es realmente muy flexible y carece de puntos de referencia para responsabilizar a los Estados," dijo Ulla Reeves, Director de campaña aire limpio de Asociación de conservación de parques nacionales. "Si no se mejora la regla regional haze, en 50 años sólo el 10% de nuestros parques nacionales que están obligados a tener aire limpio realmente tendrán."

"Nuestro análisis demuestra que (la regla) es realmente muy flexible y carece de puntos de referencia para responsabilizar a los estados", dijo Ulla Reeves, directora de campaña aire limpio de Asociación de conservación de parques nacionales. "Si no se mejora la regla regional sobre la bruma, en 50 años sólo el 10% de nuestros parques nacionales que están obligados a tener aire limpio, realmente lo tendrán".

En un comunicado, la EPA de Estados Unidos dijo, "seguiremos evaluando y mejorando el programa de la Bruma Regional", y revisaremos  la evaluación del informe de condiciones de visibilidad en los parques nacionales.

"Los estados están implementando actualmente planes diseñados para abordar la reducción de visibilidad debido a la contaminación", dijo la declaración. En el este de los Estados Unidos, la visibilidad en los días más brumosos mejoró en un promedio del 25% entre 2000 y 2012, según la EPA.

El gobierno federal ha establecido un plazo límite para restablecer la visibilidad a niveles naturales para 2064. Pero las proyecciones más recientes muestran que muchos parques nacionales están muy lejos de conseguirlo por décadas o incluso siglos.

Por ejemplo, en Joshua Tree, se espera que la visibilidad natural regrese hasta el 2016.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°