Anuncio

La muerte asistida, casi un hecho en California

Dan Díaz, el esposo de Brittany Maynard, ve un video de su esposa, grabado 19 días antes de su muerte por suicidio asistido.

Dan Díaz, el esposo de Brittany Maynard, ve un video de su esposa, grabado 19 días antes de su muerte por suicidio asistido.

(Rich Pedroncelli / AP)

Un proyecto de ley que les permite a los médicos en California recetar dosis letales de medicamentos para acelerar la muerte de los enfermos terminales atravesó un hito importante el martes cuando fue aprobado por el Primer Comité de la Asamblea del estado.

Una ley similar se había detenido previamente durante la sesión ordinaria del Comité de Salud de la Asamblea, pero la propuesta fue reactivada cuando el gobernador Jerry Brown solicitó una sesión especial con otro comité que apoyó el proyecto de ley.

“Creo que nuestros seres queridos sufren cuando no es necesario que lo hagan”, dijo el asambleísta Mark Stone (D-Scotts Valley), un miembro del comité, antes de la votación de 10-3.

El asambleísta Luis Alejo (D-Watsonville) dijo que el proyecto de ley, del cual él es coautor, es necesario para las personas que sufren enfermedades terminales, para “permitirles acabar con su sufrimiento de una manera pacífica y digna”. Alejo dijo que su propio padre, un pastor, está sufriendo de una enfermedad terminal y está preocupado por el dolor. “Duele ver a tus propios seres queridos pasando por eso”, dijo Alejo.

La asambleísta Susan Talamantes Eggman (D-Stockton), coautora del proyecto de ley, dijo que una medida similar aprobada en Oregon hace 17 años no ha tenido ningún problema. “Nunca ha habido una demanda. Nunca ha sido abusado. No es algo que se ha utilizado demasiado”, afirmó Eggman. Dijo que 879 residentes de Oregon han realiazo el proceso de conseguir medicamentos pero sólo un poco más de la mitad le han puesto fin a sus vidas.

Eggman señaló que otros cinco estados ya les permiten a los médicos recetar dosis letales para los enfermos terminales, y una reciente encuesta encontró que el 67% de los californianos apoyan una ley similar para este estado.

La ex detective del LAPD Christy O’Donnell, una madre soltera con cáncer de pulmón terminal, dijo en un testimonio a favor del proyecto de ley que ella quiere la capacidad de elegir cómo morir. “Ahora que estoy en el final de mi vida, no tengo esa misma decisión aquí en California”, dijo.

El panel también escuchó testimonio emocional en apoyo del proyecto de ley de parte de Dan Díaz, cuya esposa, Brittany Maynard, se mudó de California a Oregon el año pasado para ponerle fin a su vida ante el cáncer cerebral terminal.

“Mi esposa falleció dulcemente”, dijo Díaz. “No hay gloria en sufrir una muerte prolongada y agonizante si eso no es lo que un individuo desea”.

El proyecto de ley cuenta con la oposición de la iglesia católica, las asociaciones que representan a los oncólogos y los activistas de los derechos de los discapacidad incluyendo a Marilyn Golden, analista senior de políticas para el Fondo de Defensa y Educación sobre los Derechos de los Discapacidad.

Las opciones de tratamiento al final de la vida ya son limitadas para millones de personas — restringidas por la pobreza, la discriminación por discapacidad y otros obstáculos” dijo Golden. “El agregar esta supuesta opción a nuestro disfuncional sistema de salud será como empujará a las personas hacia opciones letales más baratas”.

El panel también escuchó testimonio de la oposición de parte de Laura Petrillo, una doctora de medicina de hospicio de UC San Francisco, quien le dijo al Comité que existen insuficientes protecciones al evaluar el consentimiento informado.

“Esta evaluación puede ser muy difícil en los pacientes con demencia o con deterioro cognitivo, y esa opacidad deja a las personas con deterioro cognitivo abiertas al riesgo de la coerción por parte de sus familias, los proveedores de cuidado o incluso del sistema médico”, Petrillo le dijo al Comité.

La Asociación Médica de California se ha opuesto a un cambio propuesto que permitiría demandas civiles en contra de los médicos por mala conducta intencional, pero esa enmienda todavía está siendo negociada, Eggman le dijo al panel.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio