Anuncio
Share

Un estudio sugiere que a los océanos les podría tomar 1,000 años para recuperarse del cambio climático

Los erizos de mar desaparecieron por miles de años durante los antiguos períodos de calentamiento que podrían ser un modelo del futuro cambio climático, muestra un nuevo estudio. Aquí, los caparazones de los erizos de mar modernos se encuentran en una piscina de marea en Corona del Mar. (Glenn Koenig / Los Angeles Times)
(Glenn Koenig)

Los cambios climáticos naturales disminuyeron los niveles de oxígeno en las profundidades del océano, perjudicando un amplio espectro de la vida del fondo del mar, a la cual le tomó alrededor de 1,000 años para recuperarse, de acuerdo a un estudio que ofrece una imagen potencial sobre los efectos del calentamiento actual.

Después del último período glacial la recuperación de la tierra, en realidad, fue más lenta y más brutal de lo que se pensaba anteriormente, de acuerdo al estudio publicado en línea el lunes en la revista Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias.

Los investigadores descifraron esa trama por medio un núcleo de 30 pies de sedimento del mar extraído de la cuenca de Santa Barbara y que contenía más de 5,000 fósiles que abarcaban casi 13,000 años.

“La recuperación no sucede en una escala de un siglo; es un compromiso para una recuperación a una escala milenaria”, dijo Sarah Moffitt, una ecóloga marina de la Bodega Marine Laboratory de UC Davis y autora principal del estudio. “Si observamos una pérdida dramática de oxígeno en la profundidad del mar durante mi vida, no veremos su recuperación durante muchos cientos de años, si no es que miles o más”.

Algunos estudios ya han documentado la disminución del oxígeno disuelto en algunas áreas de los océanos de la tierra. Tales condiciones hipóxicas se pueden ampliar cuando sube la temperatura del océano y se interrumpen los ciclos que transportan el oxígeno a zonas más profundas.

Los investigadores del estudio encontraron que mientras que los glaciares de América del norte se retiraron durante un período de calentamiento de hace 14,700 años, una comunidad de invertebrados del fondo del mar sensible al oxígeno, que incluían a las estrellas del mar, a los erizos, las almejas y a los caracoles casi desaparecieron del registro fósil dentro de aproximadamente 130 años.

“Encontramos una sensibilidad increíble a través de todos estos grupos taxonómicos, a través de organismos que reconocerías, que podrías sostener en tus manos, organismos que construyen y crean ecosistemas que son realmente fundamentales para la forma en cómo funcionan los ecosistemas”, dijo Moffitt. “Simplemente fueron aniquilados dramáticamente por la brusca pérdida de oxígeno”.

Esa comunidad altamente diversa muy pronto fue sustituida por un conjunto relativamente estrecho de organismos extraños y extremos similares a los que se encuentran cerca de los respiraderos del océano profundo y las filtraciones de metano de los océanos modernos, dijo Moffitt.

La evidencia de esa transición estaba limitada a una gama tan estrecha de sedimentos que el resultado podría haber sido “casi instantáneo”, concluyó el estudio.

Entonces, comenzando hace alrededor de 13,500 años atrás, la comunidad del fondo del mar empezó a recuperarse lentamente con el aumento de las especies que se alimentaban de los mantos bacterianos. La recuperación eventualmente fue impulsada por un cambio hacia un período de glaciación durante el período Dryas Reciente, un enfriamiento a veces llamado la Gran Helada.

“A la comunidad biológica le toma 1,000 años para verdaderamente recuperarse al mismo nivel de funcionamiento ecológico”, dijo Moffitt. “Y la comunidad avanza a través de estados realmente interesantes y extraños antes de recuperar el tipo de biodiversidad que se observaba antes del calentamiento”.

Ese congelamiento relativamente breve también terminó abruptamente hace alrededor de 11,700 años, eliminando prácticamente a todos los metazoarios del fondo del mar, encontró el estudio. Desaparecieron dentro de 170 años y no volvieron a aparecer otra vez hasta después de 4,000 años, de acuerdo al estudio.

Los cambios climáticos documentados en el estudio surgieron de los ciclos naturales que involucran la órbita de la tierra alrededor del sol y las disminuciones del oxígeno que siguieron fueron más extremas que aquellas que han ocurrido en los tiempos modernos, señaló el estudio.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio