Anuncio
Share

No se explican por qué el ántrax que se distribuyó por todo el mundo estaba activo

Esporas y células vegetativas de bacillus anthracis son vistas en esta microfotografía en el sitio web de información sobre el ántrax del Departamento de Defensa.

Esporas y células vegetativas de bacillus anthracis son vistas en esta microfotografía en el sitio web de información sobre el ántrax del Departamento de Defensa.

(Department of Defense)

Una investigación de un mes de duración del Pentágono no pudo identificar la causa de por qué en una instalación de pruebas del ejército en Utah envió por error muestras de ántrax activo a 86 empresas comerciales, instituciones académicas y laboratorios federales de todo el mundo.

El Pentágono publicó el jueves un informe firmado por un comité de revisión compuesto de 21 profesionales científicos que dijo que todo el personal militar de Estados Unidos siguió correctamente los protocolos en los que las muestras debían resultar muertas por irradiación.

“No existe una sola causa que explique porque las muestras (de ántrax) estaban inactivadas de manera incompleta, o por qué las pruebas de viabilidad no detectaron las esporas vivas (de ántrax)”, dice el reporte de 38 páginas.

El reporte encontró algunas deficiencias en los protocolos establecidos; por ejemplo, dijo que había el potencial de que las esporas vivas contaminaran a las muestras muertas y que los protocolos no estaban estandarizados en todos los laboratorios. Las pruebas pueden haber fallado en encontrar esporas vivas porque el tamaño de las muestras eran muy pequeñas o los periodos de incubación muy cortos.

La investigación también reveló que durante la última década, la instalación del ejército ha enviado muestras de ántrax vivo “de baja concentración” a 86 instalaciones en los Estados Unidos y otros siete países, según el informe.

“El bajo número de esporas vivas encontrados en muestras de DoD inactivadas no representaban un riesgo para el público en general”, lee el informe. “Sin embargo, el envío de muestras vivas [de ántrax] fuera de las restricciones del programa selecto de agente (en cualquier concentración) es una violación grave de los reglamentos”.

La transferencia accidental no causó ninguna infección, aunque después de que el problema fue descubierto en mayo, por lo menos 26 personas fueron tratadas por posible exposición. El Pentágono y los centros de Control y prevención de enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) iniciaron una investigación el 22 de mayo, después de que un laboratorio en Maryland cultivó una muestra de ántrax de las instalaciones de Dugway Proving Ground del ejército en Utah y descubrieron esporas vivas de la mortal bacteria.

Los envíos de Bacillus Anthracis, la bacteria que forma el ántrax, fueron enviados sin la protección adecuada a los laboratorios de 20 estados y el distrito de Columbia, dijo el Departamento de defensa. Los envíos llegaron también a laboratorios en Australia, Gran Bretaña, Canadá, Alemania, Italia, Japón y Corea del sur.

Dugway es una instalación militar aislada en el desierto del suroeste de Utah y se dice que es tan grande como Rhode Island. Los científicos allí desarrollan y prueban los sistemas de defensa de los aliados y de los Estados Unidos contra las armas químicas y biológicas.

Los oficiales dijeron que, en condiciones normales, los científicos utilizan radiación gamma para reducir al ántrax a estado inactivo, luego colocan la muestra en una incubadora durante 10 días y se aseguran de que las esporas no se multiplicaron. En ese momento, a cada muestra se le extiende un “certificado de defunción” y luego es congelado.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio