Miles de convictos en California podrán votar

Miles de convictos en California podrán votar

Alex Padilla, Secretario de Estado de California, el martes revirtió el rumbo establecido por el previo Jefe de elecciones estatales y  abandonó los esfuerzos para evitar que los casi 45,000 delincuentes de algún delito en el estado  puedan participar en las elecciones.

El cambio atrajo el aplauso de aquellos que buscan mayores derechos para los ex presos y llega en un momento en que California está replanteándose algunas de sus políticas judiciales de mano dura.

Una demanda impugnó una norma creada por la ex Secretaria de Estado Debra Bowen, después de que en 2011, California endorsó una legislación que requería que los delincuentes de bajo nivel sirvieran su sentencia en cárceles en lugar de prisiones, o que cuando salieran de la cárcel bajo libertad condicional en la comunidad en vez de libertad supervisada por el estado.

En California, los delincuentes en libertad condicional supervisada por el estado no tienen derecho a votar--una prohibición que Bowen extendió para los felones cambiados a libertad condicional supervisada por el condado, citando una opinión jurídica interna de que las restricciones electorales no cambian por ser liberado después de prisión ''está etiquetado como algo distinto a ‘libertad’".

Sin embargo, en mayo de 2014, un juez de la Corte superior del condado de Alameda, dictaminó que ley de reordenación del sistema carcelario en California, en efecto creó una nueva clase de delincuente, uno que retine su  derecho a votar.

Bowen había iniciado la apelación de ese fallo antes de que ella saliera de su puesto.  Padilla dijo que fue "obligado por motivos de conciencia" a abandonar ese desafío.

"No estoy cegado al hecho de que las personas de color están desproporcionadamente representadas en nuestras instituciones penitenciarias y que existen disparidades innegables", dijo en declaraciones preparadas de antemano en las que también tomó una postura en contra de la eliminación de la votación anticipada y las purgas de votante de las listas de votantes en otros Estados.

"La construcción de una ley electoral no debería consentir que se pueda privar de sus derechos a cualquier votante si la ley es razonablemente susceptible de tener cualquier otro significado", dijo en un comunicado preparado por su oficina.

Padilla hizo el anuncio en los peldaños de los tribunales del condado de Alameda, junto a activistas en pro de los derechos del delincuente.

Padilla trajo consigo para el evento a Dorsey Nunn, director de Servicios legales para prisioneros con hijos y con un demandante en el juicio como un residente del estado. Nunn también es un campeón de parar la práctica generalizada de parte de los empleadores de pedir a los solicitantes de empleo que declaren si tienen condenas penales en su pasado.

Además lo acompañaba también Jerry Powers, director de Libertad condicional del condado de Los Ángeles, quien dijo que el derecho al voto promueve la participación ciudadana y ayuda a los ex presos a volver a la vida productiva.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°