Anuncio
Share

Luego de ataque en San Bernardino, persisten las dudas sobre un tercer tirador

Tercer tirador en San Bernardino

Agentes del SWAT buscan cerca de la primaria Victoria Elementary School a posibles involucrados en el ataque al Inland Regional Center de San Bernardino. Testigos dijeron inicialmente que hubo tres tiradores involucrados. ()

(Gina Ferazzi / Los Angeles Times)

Momentos después que los terroristas ingresaron al Inland Regional Center, un agente de la policía de San Bernardino emitió un mensaje urgente.

“Tenemos dos testigos que vieron cómo empezó todo”, dijo el agente. “Dicen que hay tres tiradores con rifles, sin duda. Ellos dijeron que definitivamente hay tres”.

Horas después, el jefe de la policía, Jarrod Burguan, repitió los números durante la nueva conferencia que fue televisada a nivel nacional, diciéndole a los reporteros que podría haber hasta tres involucrados en el ataque del 2 de diciembre.

En los meses siguientes, el FBI y la policía dicen que no han encontrado evidencia de que el ataque fuera ejecutado por nadie más que Syed Rizwan Farook y su esposa, Tashfeen Malik.

Anuncio

Pero los reportes iniciales de un posible tercer tirador —dijo una fuente preocupada por los primeros que llegaron a la escena— siguen intrigando a las autoridades.

Un puñado de víctimas entrevistadas por la policía sostienen que vieron a un tercer atacante, al tiempo que continúa la disputa legal entre el gobierno y Apple para tener acceso a la información del teléfono de Farook. Y Burguan dice que la gente todavía sigue preguntándole sobre el otro atacante.

“Las preguntas sobre el tercer tirador han persistido, y entiendo por qué", dijo Burguan. “Nuestros operadores telefónicos algunas veces han sido engañados en vivo. Sabemos que hubo información que se publicó".

Las persistentes preocupaciones sobre un tercer tirador subrayan un desafío clave que la policía enfrenta al tratar hacer que tengan sentido las declaraciones de los testigos sobre la forma en que se desarrollan los crímenes violentos.

Anuncio

Estudios han encontrado que los testigos que experimentan un gran nivel de estrés o un evento traumático son menos propensos a contar los detalles acertadamente. El agotador ciclo de noticias que ayuda a propagar la información inicial, a menudo resulta equivocado y alimenta falsas narrativas incluso después de que surge un mejor cuadro de lo que pasó, según la policía y los psicólogos forenses.

“Una vez que una información falsa es publicada, se convierte en parte de la memoria”, dice Deryn Strange, profesor de sicología en la Escuela de Justicia Criminal John Jay de Nueva York. “Es excepcionalmente difícil deshacerse de esa información porque realmente no tomamos las correcciones con particular facilidad”.

Investigadores han dicho que nada de la evidencia recolectada hasta ahora —incluidas las armas usadas en el ataque— sugieren la presencia de un tercer tirador.

Burguan dice que evidencia balística solo muestra que se utilizaron dos armas en el Inland Regional Center. La policía ha entrevistado a varios cientos de personas en relación con la investigación, y la gran mayoría indicó que solo vio a dos tiradores, dice. No hay cámaras de seguridad en el salón donde ocurrió el tiroteo.

“Ante la ausencia de video, te debes apoyar en los forenses y testigos”, dice Laura Eimiller, vocera del FBI.

Mientras la investigación sigue, funcionarios del FBI dicen que no descartarán la posibilidad de un tercer tirador —u otro escenario potencial—. El mes pasado, el gobierno federal le pidió a Apple Inc. que le ayudara a los agentes del FBI a desbloquear el iPhone usado por Farook, como parte del esfuerzo del buró para determinar si él se comunicó con alguien más acerca del complot terrorista.

La investigación en turno sobre el tiroteo puede ayudar a alimentar las preocupaciones públicas de que otra persona podría haber ayudado en el ataque, dijo Strange, cuya investigación se enfoca en falsos recuerdos guardados por testigos en eventos traumáticos.

Los familiares de las víctimas del ataque y los líderes de las agencias del orden también están presionando al FBI, argumentando que la información del teléfono de Farook podría llevar a obtener información sobre un posible tercer tirador o conspirador.

Anuncio

Mark Sandefur, cuyo hijo fue muerto en la masacre, le dijo en una carta al director de Apple que varios sobrevivientes han relatado “escalofriantes historias” involucrando a un tercer atacante.

“Recuperar la información del iPhone en cuestión podría no llevar a nada nuevo”, escribió  Sandefur en una carta. “Pero, ¿qué tal si hay evidencia que apunte a un tercer tirador?”.

El fiscal de distrito del condado San Bernardino, Michael Ramos, pidió al FBI que investigue dos llamadas al 911 que reportaron a un tercer tirador.

“Aunque los reportes de tres individuos no fueron corroborados, y al final podrían ser incorrectos, se mantiene el hecho de que la información contenida en el iPhone de Farook podría proveer la evidencia para identificar a los todavía desconocidos posibles conspiradores”, escribió Ramos.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Anuncio


Anuncio