Sin esperar propina, los robots empiezan a atender a los huéspedes en los hoteles

Sin esperar propina, los robots empiezan a atender a los huespedes en los hoteles

El nuevo botones de su hotel pronto podría ser un robot.

Un empresario de Santa Clara, Calififornia, y sus "robots ayudantes" recibieron $15 millones de financiamiento el mes pasado. La meta de Savioke es poner robots en los hotels de todo el país.

"Tenemos muchos robots que están listos para trabajar", dijo la cofundadora de Savioke, Tessa Lau.

El robot fabricado por Savioke, de 100 libras de peso y 3 pies de altura llamado Relay, sirve principalmente para llevar a las habitaciones toallas, pasta de dientes y otras necesidades de los huéspedes. El personal del hotel introduce el número de cuarto en la pantalla táctil del robot, que se dirige al elevador rumbo al cuarto indicado.

Relay no tiene brazos y solo se puede comunicar con los huéspedes a través de mensajes escritos que aparecen en su pantalla. Utiliza Wi-Fi y cámaras de tercera dimensión para moverse alrededor del hotel.

Las máquinas son lo más novedoso de la tecnología en cuanto a la industria del servicio se refiere, en el intento por desarrollar un sistema automatizado.

Muchos hoteles nuevos han instalado sistemas de control de temperatura que apagan el frío o calor de las habitaciones cuando los cuartos están vacíos. Algunos otros han puesto tabletas en sus habitaciones para que desde ahí los huéspedes puedan pedir servicio a la habitación, llamar a un taxi o cerrar las cortinas.

Cadenas de hoteles de renombre como los Marriott International han creado aplicaciones de teléfono para que los huéspedes puedan registrarse utilizando sus dispositivos móviles. Hilton Worldwide ahora deja que sus clientes usen sus teléfonos inteligentes para abrir las puertas de sus habitaciones en 112 de sus hoteles y planea agregar dicha tecnología a su nueva marca, Tru, que se lanzará a finales de este año.

Cerca de Nagasaki, en Japón, un hotel relacionado con un parque de diversiones cercano, está totalmente manejado por robots. Las puertas de las habitaciones abren utilizando una tecnología de reconocimiento facial.

Pero aún así, expertos de la industria del servicio no están saben qué tanta automatización querrán implementar los dueños de hoteles, especialmente los de lujo en los que los huéspedes esperan ser atendidos de la mejor forma.

"Con robots no se tiene un servicio personalizado", dice Steve Choe, gerente general del InterContinental Los Angeles Century City, un hotel de lujo con 361 habitaciones, incluidas 151 suites. "Esos son los toques que la gente todavía quiere".

Eso puede ser cierto en la mayoría de los hoteles de lujo, dice Lynn Mohrfeld, presidente del California Hotel and Lodging Assn. Pero él sugiere que los robots serían populares en hoteles que se orientan al mercado de los jóvenes, fascinados por los artefactos de nueva tecnología.

"En un hotel de cuatro estrellas en Silicon Valley, esto sería una agradable novedad", dice.

Aunque Relay está diseñado principalmente para atraer huéspedes abiertos a la nueva tecnología, los dueños y gerentes de hoteles dicen que buscan otro tipo de automatización para reducir los dos gastos más significativos de su industria: personal y costos de energía.

Aplicaciones de teléfonos y quioscos que permiten a los clientes registrarse más rápido, ayudarían al personal de recepción a atender otras necesidades de los huéspedes, mientras que la tecnología que apaga los equipos de aire acondicionado cuando los cuartos están vacíos puede reducir los costos de energía.

"Automatizar la calefacción y el aire acondicionado tiene sentido, especialmente en lugares con drásticos cambios de temperatura", agrega Mohrfeld.

Savioke recibió su más reciente inyección de capital por parte de Intel Capital, EDBI, el brazo corporativo de inversión de la Junta de Desarrollo Económico de Singapur y de Northern Light Venture Capital. El capital original de la compañía provino de Google Ventures, así como un grupo de inversionistas encabezados por ex ejecutivos de Yahoo, entre otros.

Los hoteles que desean utilizar el robot, le pagan a Savioke una cuota mensual que incluye mantenimiento. La compañía no quiso revelar de cuánto es esa cuota.

En el Residence Inn by Marriott en Century Boulevard, el robot ha estado rondando los pasillos por algunos meses y recientemente también se le comenzó a utilizar para entregar cafés de Starbucks.

Aunque el nombre de fábrica de los robots es Relay, cada hotel le ha dado al suyo su propio nombre. En el Residence Inn, lo llaman Wally. Otros lo han nombrado Dash y Botlr.

Otros hoteles de California que usan Relay son el Crowne Plaza San Jose-Silicon Valley en Milpitas, el Grand Hotel en Sunnyvale, el Aloft Silicon Valley en Newark, el Aloft Cupertino en Cupertino y el Holiday Inn Express en Redwood City.

El robot, que tiene forma de florero gigante, cuenta con un compartimiento cerrado donde el personal del hotel puede poner bebidas, refrigerios u otros artículos que los huéspedes ordenan de la recepción. La pasta de dientes es lo más común.

Cuando la máquina no está en uso, normalmente vuelve a la recepción para recargar sus baterías.

El gerente general del Residence Inn, Tom Beedon, dice que el robot ha sido un gran éxito entre sus visitantes, particularmente los jóvenes que ordenan cosas para que puedan colgar fotos de Wally en las redes sociales. (En vez de propinas, el robot pide que lo mencionen en Twitter.)

"La respuesta en las redes sociales ha sido de lo mejor", dice Beedon.

En la página de recomendaciones Yelp, una cliente que los visitó en octubre desde Austin dijo: "Oh, Dios mío, tengo que empezar por babear sobre Wally; estoy completamente enamorada de ese pequeñito!".

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
55°