Anuncio
Share

Los observadores advierten por el drástico aumento de tiburones en Huntington Beach

Un tiburón avistado a yardas de la costa de Huntington Beach, en mayo de 2015.

Un tiburón avistado a yardas de la costa de Huntington Beach, en mayo de 2015.

(División de Seguridad Marítima de Huntington Beach)

Si parece que ha habido muchos más avistamientos de tiburones que lo normal en Huntington Beach últimamente, es porque es cierto.

Por motivos que los científicos aún deben determinar, el número de tiburones blancos jóvenes observados a lo largo de la costa del Condado de Orange se ha incrementado drásticamente. “He visto más tiburones blancos este año que en los 30 anteriores”, aseguró el teniente Claude Panis, de la División de Seguridad Marítima del Departamento de Bomberos de Huntington Beach.

Hasta 2015, las autoridades nunca habían tenido que mantener al público alejado de las aguas de esa zona a causa de la actividad de tiburones. Sin embargo, desde ese año ha habido tres cierres, uno de ellos a principios de este mes, luego de que varios grandes tiburones fueran divisados en las aguas, a 150 yardas de la costa.

Los científicos del Shark Lab (laboratorio de tiburones) de Cal State Long Beach detectaron 21 instancias de tiburones blancos jóvenes en las aguas de Huntington Beach en 2015, el primer año en que comenzaron a rastrear sistemáticamente la zona. Ese fue el mayor número registrado en cualquier playa del sur de California, igualando el número cerca de Oxnard.

“Nunca había oído hablar de grandes tiburones blancos jóvenes en las aguas de Huntington Beach hasta el año pasado”, aseguró Chris Lowe, quien es jefe del laboratorio, realizó seguimiento de peces durante una década y tiene sensores desde Avila Beach, en el condado de San Luis Obispo, hasta San Clemente, en el condado de Orange.

Lowe señaló que los científicos también identificaron a otros 16 grandes tiburones blancos en Huntington Beach en 2015, cuatro veces el total de los registrados un año antes.

Los tiburones jóvenes se alimentan de peces y es poco probable que ataquen a los humanos, dijeron los científicos. “No estamos cerca de lo que son sus presas”, aseguró Dana Murray, una científica marina de la organización sin fines de lucro Heal the Bay.

Los científicos creen que incluso las mordeduras de tiburones adultos son extremadamente raras y generalmente ocurren cuando el pez confunde a los nadadores o surfers por leones marinos u otras especies. Para los estadounidenses, el riesgo de morir por un ataque de tiburón es aproximadamente de 1 en 3.7 millones, según científicos de la Universidad de Florida.

El pasado Día de los Caídos, una mujer que nadaba cerca de Newport Beach fue atacada por un tiburón y sobrevivió. Si bien no está claro qué especie mordió a esta víctima, Lowe señaló que es probable que se haya tratado de un tiburón blanco adulto, de más de 10 pies de largo, en base a la gravedad y tamaño de las heridas de la nadadora.

Una encuesta de 2014 halló que cerca de 2,400 grandes tiburones blancos viven en aguas californianas, y Lowe sospecha que ese número ha crecido debido a El Niño. Muchos tiburones migran hacia aguas más cálidas, en México, durante el invierno, pero algunos de los tiburones jóvenes identificados han permanecido en el sur de California durante los últimos dos años.

Según Lowe, los peces jóvenes pueden permanecer cerca de la costa para evitar a los depredadores y porque las fuentes de alimento son más abundantes. Sin embargo, no está seguro de por qué Huntington Beach se ha convertido de repente en un sitio tan popular. “Es un misterio que intentaremos resolver”, aseguró.

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio