Anuncio
Share

¿Qué se siente al montarse en un tobogán de cristal por encima de 1,000 pies de altura en L. A.? Lo probamos

Una osada pasajera se desliza por el Skyslide en la sede del US Bank, en el centro de Los Ángeles (Foto AP / Richard Vogel)

Una osada pasajera se desliza por el Skyslide en la sede del US Bank, en el centro de Los Ángeles (Foto AP / Richard Vogel)

El Centro de la ciudad de Los Ángeles tiene un nuevo destino turístico.

Aproximadamente a mil pies de altura, un tobogán de cristal transparente que ha sido colocado a un lado del edificio del US Bank permite a los aventureros deslizarse desde el piso 70 al 69.

El Skyslide es un componente de $3.5 millones de los $50 millones de la renovación de la planta superior del edificio, que, con sus 1,018 pies de altura es actualmente el edificio más alto del país al Oeste del Mississippi. (Aunque no llevará ese título por mucho tiempo, ya que el Wilshire Grand lo superará cuando la torre de 1,100 pies de altura sea develada en 2017).

El tobogán y su plataforma contigua de observación de 360 ¿¿grados se abrirán al público este sábado. El jueves por la mañana, los miembros de los medios de comunicación tuvieron la oportunidad de probarlo. De 45 pies de largo, pero hecho de cristal de apenas 1.25 pulgadas de espesor, desde el tobogán usted ve directamente hacia abajo y desde 70 pisos puede observar los coches atascados en el tráfico calle abajo.

Para pasearse en el Skyslide usted se monta en un tapete gris y tira hacia arriba sobre sus pies - como en una especie de trineo improvisado - y usted mismo se escapa sobre el precipicio. Sólo una persona puede ir a la vez.

Cuarenta y cinco pies de largo parecen largos, pero el paseo dura apenas unos pocos segundos. Antes de que usted pueda lanzar un grito aterrador, usted es lanzado hacia fuera sobre una alfombra de seguridad ubicada en una terraza al aire libre en el piso 69. Muchas de las personas que asistieron el jueves se sorprendieron a sí mismas por querer tomar un segundo o tercer viaje.

Yo pude grabar un video en mi segundo paseo.

El edificio del US Bank fue adquirido en 2013 por OUE Ltd., una empresa con sede en Singapur con una cartera de hoteles y edificios comerciales y residenciales en Asia y Estados Unidos. La firma de arquitectos I.M. Pei de Nueva York diseñó originalmente el icónico edificio circular de oficinas circular, y su construcción se completó en 1989.

Cuando el edificio se abrió por primera vez, tenía más del 80% de ocupación. Pero en el momento en OUE completó la compra, el espacio arrendado era sólo el 56%.

Lucy Rumantir, presidenta y directora ejecutiva de OUE para las Américas, dijo que la compañía comenzó a tener reuniones aproximadamente seis meses después de la adquisición del edificio para discutir qué nuevos elementos se podrían añadir para atraer a más personas que sólo a los trabajadores de oficina.

La respuesta fue una plataforma de observación. Esto era una cosa fácil: En un día claro, usted puede ver todo el océano. Sin embargo, una gran cantidad de edificios altos en las grandes ciudades tienen plataformas de observación. Ellos necesitaban algo especial.

Se presentaron una gran cantidad de ideas: Saltar de un Bungee desde el techo. Teleféricos alrededor de la parte exterior del edificio. Una polea suspendida en un cable hasta el suelo.

“Dijimos, tenemos que hacer algo que no existe en ninguna parte”, dijo Rumantir.

Ubicación de la Skyslide en el horizonte de Los Ángeles. (Foto de Wally Skalij / Los Angeles Times)

Ubicación de la Skyslide en el horizonte de Los Ángeles. (Foto de Wally Skalij / Los Angeles Times)

En última instancia, se decidieron por el tobogán de cristal externo. Es increíblemente seguro: El deslizamiento es lo bastante fuerte como para colgarle un autobús escolar lleno de gente, dijo Lucy Rumantir.

Además del tobogán, el piso 70 (el Skyspace) tiene una plataforma de observación alrededor de todo el edificio, así como superficies cubiertas al aire libre en el piso 69 con binoculares montados para que usted pueda lograr una vista más cercana de la ciudad mirando hacia abajo. En el piso 54, donde usted tiene que cambiarse a otros ascensores, hay una exposición digital interactiva. El Skyspace ofrecerá un refrigerio ligero para los invitados con una barra que puede ser alquilada y utilizada para acontecimientos especiales.

Móntese en el Skyslide de la torre del US Bank, con 70 pisos de nada por debajo de usted.

Móntese en el Skyslide de la torre del US Bank, con 70 pisos de nada por debajo de usted.

Las entradas para subirse en el Skyspace cuestan $ 25 para adultos, $22 para personas mayores y $19 para niños de 3 a12 años. Un paseo adicional en el Skyslide le costará un adicional de $8.

El centro de la ciudad Los Ángeles ha experimentado un gran crecimiento en la última década – un cambio que los entusiastas llamarían revitalización urbana y los cínicos le llamarían gentrificación. El Centro de la ciudad se ha transformado de un lugar que usted diría a los turistas que evitaran en una metrópolis con abundantes restaurantes y atracciones para los angelinos y visitantes.

Unos pocos ejemplos: L. A. Live, el área alrededor del Staples Center y del Centro de Convenciones de Los Ángeles se han convertido en un destino de restaurantes y de vida nocturna. El Ace Hotel abrió sus puertas en el edificio antiguo del United Artist Theatre en 2014. Un Ralphs abrió el centro de la ciudad en 2014, seguido en 2015 de un Whole Foods de 40,000 pies cuadrados. El museo Broad abrió el otoño pasado y sigue contando con líneas diarias de los visitantes que caminan alrededor del bloque. Apenas el mes pasado, la nueva Línea Expo abrió una extensión que permite a las personas tomar el metro hasta la playa de Santa Mónica, en el corazón de esa ciudad.

Ernest Wooden Jr., presidente y director ejecutivo de la Junta de Turismo y la Convención de Los Ángeles, dijo que la ciudad tiene un “exceso de calidad” para atraer a los turistas a la ciudad. El área ha visto un influjo de 20 mil millones de dólares en el desarrollo de bienes raíces, con un valor agregado de $10 mil millones en las obras.

“Este es un nuevo Los Ángeles”, dijo Wooden Jr. El turismo pasó de 42 millones de visitantes en 2012 a 45.6 millones en 2015. Wooden Jr. indicó que tiene la intención de ver que el número llegue a 50 millones en 2020, y el Skyslide será una gran parte de esa meta.

“Creo que por primera vez tenemos una verdadera atracción turística de clase en el centro de la ciudad”, dijo. La comparó con la actividad turística clásica de tomarse una selfie con el letrero de Hollywood o visitar el Paseo de la Fama: “Vamos a ver montones y montones de turistas como los vemos en las calles de Hollywood; vamos a ver ese centro [de la ciudad] “.

jessica.roy@latimes.com

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Traductor: https://www.linkedin.com/in/jorge-luis-macias-81959716


Anuncio