Las visitas médicas por video ganan popularidad

El doctor está en línea: Las visitas médicas por video ganan popularidad

Cuando Tom Essenpreis se inscribió para el plan de salud de Anthem Blue Cross de su empresa, él revisó su página web y encontró con que hay  un servicio que le permite visitar a un médico en línea 24 horas al día.

Tom lo descargó prontamente. "Inmediatamente vi la utilidad del servicio", dijo el ingeniero aeroespacial de 35 años, residente de Hawthorne.

El servicio fue practico cuando un sábado su hija de 2 años tuvo lo que él dijo era una «cosa obstruyéndole la esquina de su ojo".

Bastante seguro de que su hijita tenía conjuntivitis, Essenpreis no quería esperar hasta el lunes para ver a su pediatra, y la posibilidad de sentarse a esperar en una sala de urgencias no le parecía una buena idea.

Así que él consultó su computadora. En unos cuantos minutos, un médico estaba en línea, mirando directamente a los ojos de su hija a través de la webcam. Era conjuntivitis. "Estuvo de acuerdo con nuestro diagnóstico", recuerda Essenpreis.

En una hora, ya tenía la receta médica para su hija. La transaccion entera le tomó solo unos minutos, sin que Essenpreis saliera de su hogar. Pagó $49 por la sesion. 

Los exámenes médicos por video, también llamados telehealth o e-visits, son ofrecidas por un sinfín de compañías, incluyendo Teledoc Inc., American Well, MDLive Inc., Healthspot y Doctor on demand. El uso de estas consultas están creciendo rápidamente y cada vez más va aumentando su inclusión como parte del paquetes de beneficios ofrecidos por empleadores y aseguradoras.

Normalmente, usted tendrá que pagar una cuota de aproximadamente $40 a $50 (a veces menos si se ofrece como parte de sus beneficios de salud) por una visita de 15 minutos con un médico certificado, con licencia estatal.

En su informe anual más reciente, el National Business Group sobre la Salud en Washington encontró que 74% de los grandes empleadores planea ofrecer servicios de telehealth en 2016, más de la mitad por arriba que en 2015.

Un informe del año pasado de la consultoría Deloitte proyectó hasta 300 millones de visitas dentro de unos pocos años, en comparación con los sólo 800,000 que la Asoc. de telemedicina americana espera en 2015.

"Está siendo adoptada cada vez más. Estamos en el comienzo de la curva", dijo Adam Jackson, cofundador y director ejecutivo de Doctor on demand.

Hay un número de razones para el rápido ascenso de este servicio, dicen los expertos.

Las E-visitas son todo lo que el cuidado de la salud tradicional no es, dijo Brian Marcotte, CEO del grupo empresarial National Business Groupsalud. "Es conveniente, es accesible después de horas... Es eficiente, y es eficiente desde una perspectiva de costo," dijo.

Por el deducible tan alto a los que cada vez más planes se han convertido ahora eso es la norma y los consumidores pagan más por el cuidado de la salud, ahora ellos exigen opciones de bajo costo y convenientes.

También es una manera mucho más rápida de acceder a atención médica. Hoy, el promedio nacional de tiempo de espera para ver un médico de atención primaria es de unos 20 días. Por el contrario, dijo el Dr. Roy Schoenberg, presidente y CEO de Telehealth, con base en Boston de la empresa American Well, una visita en línea "es increíblemente rápida. En tan solo un minuto o dos, usted puede obtener una cita frente a un médico".

Otro sorprendente beneficio de las visitas médicas en línea: " A los pacientes les gusta que el médico está viéndoles realmente a ellos," dijo el Dr. Eric Topol, director del Scripps Translational Science Institute en La Jolla.

"Cuando van a la visita regular por la que esperaron tres semanas, el médico está entretenido con las teclas en un teclado", dijo. "¿Quién  hubiera pensado que la gente encontraría la televisita más íntima y personal y humanizada que una visita en persona?"

Sin embargo, los consumidores en gran parte son desconocedores de las visitas médicas en línea. Los expertos citan varias cosas a considerar cuando se utilizan estos servicios:

  • Conozca cuando iniciar la sesión. El uso más frecuente de sesiones remotas con un doctor hoy día es para dolencias comunes como enfermedades por infecciones respiratorias, fiebre, infecciones de oídos y tracto urinario, intranquilidad sobre la salud de un niño y problemas de la piel o los ojos. Algunos proveedores recientemente habían añadido visitas online con un psicólogo y con consultoras de lactancia para las madres primerizas.

Pero el servicio no es para todos los males. "Si usted está sangrando y es una herida importante y necesita puntos de sutura, no empiece con nosotros. Si usted tiene hipertensión y diabetes y tiene dolor en el pecho, llame al 911", aconsejó Jackson.

En el futuro, los consumidores pueden esperar tratamientos más avanzados disponibles en línea, añadió Topol.

"Hoy en día, usted puede hacer un montón de exámenes a través de un teléfono inteligente, como ojos, oídos, pulmones, corazón y garganta. Por ahora, es sólo una consulta plana en video. Muy pronto va a transformarse en una visita mucho más sofisticada", aseguró.

  • Acabar con las barreras. La gente todavía pregunta si los médicos pueden proveer buen cuidado de la salud sin poner su estetoscopio en el pecho de un paciente o sin auscultar su abdomen, dijo Schoenberg. "La respuesta es rotundamente sí. Si lo pueden hacer".

Y si usted necesita ser visto en persona, podrá ser referido.

  • Sin embargo, han surgido inquietudes. Por ejemplo, un estudio de Rand 2013 Corp. encontró que la tasa de prescripción de antibióticos para la sinusitis, infecciones de tracto urinario fue mayor en una e-visita, y la posibilidad de que los médicos en línea ordenen atención preventiva fue menor.

"Así que ha habido alguna retroalimentación de parte de  la comunidad médica de que quizás la calidad no es óptima", dijo Topol.

Pero Essenpreis quedó tan contento con el tratamiento de su hija que inicio sesión en el servicio de telehealth otra vez, esta vez desde su teléfono inteligente, después de salir de trabajo con una infección de sinusitis.

La visita tuvo lugar en su automóvil, al lado de la carretera. Después él condujo directamente a la farmacia para obtener los medicamentos recetados, dijo Essenpreis. "Ni siquiera tuve que ir a mi casa primero".

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°