Anuncio
Share

Las víctimas del incendio en el Cajon Pass indignados por el pago de grúas

Veinte autos fueron destruidos por el fuego en la autopista 15 en el incendio en el Cajon Pass. Muchos de los que huyeron de sus vehículos más tarde tuvieron que pagar altos cargos por el remolque.

Veinte autos fueron destruidos por el fuego en la autopista 15 en el incendio en el Cajon Pass. Muchos de los que huyeron de sus vehículos más tarde tuvieron que pagar altos cargos por el remolque.

(KTLA)

Laura Caro pensó que el fuego en la autopista del Cajon Pass era malo hasta que le llegó el cobro por dejar su vehículo allí.

El viernes, Caro llevaba a su madre de 80 años de regreso a su casa tras una cita con el doctor cuando el fuego denominado North se extendió a la interestatal 15 y empezó a quemar vehículos. Siguiendo las órdenes de los oficiales dejó su SUV y huyó, empujando su mamá en silla de ruedas a través de un laberinto humeante de coches parados y de gente asustada.

Unas personas les dieron un aventón, y Caro dejó su Ford Escape. Cuando la residente de Fontana fue sacar su vehículo de Gonzalez Tow, en Hesperia, quedo sorprendida: la compañía le estaban cobrando $1.600, dijo.

“Fue como una pesadilla”, explicó Caro. “No hice nada ilegal para que mi coche fuera remolcado”.

El lunes, oficiales de la Patrulla de Caminos de California (CHP por sus siglas en inglés) dijeron que estaban investigando numerosas quejas sobre los altos costos de remolque a los conductores que tuvieron que abandonar sus vehículos y huir por su propia seguridad.

El oficial Steve Carapia, vocero del CHP, Inland Division, dijo que las autoridades están contactando a todas las compañías de remolque que ayudaron a despejar la autopista, donde las llamas destruyeron 20 vehículos.

CHP, dijo, tiene acuerdos con las compañías de remolque y los oficiales las contactan de manera rotativa cuando los vehículos necesitan ser movidos de una situación. El acuerdo tiene “estrictos lineamientos” y si una compañía los viola, puede ser removida de la lista de CHP, explicó.

“Nosotros no podemos pedirles que den sus servicios gratis porque son empresas privadas, pero ponemos un límite en cuánto pueden cobrar”, señaló Carapia .

El fuego en la autopista fue confuso y un “evento horrible, dinámico, con mucho movimiento”, algo que las autoridades y los conductores de grúas de remolque nunca habían visto antes, dijo Carapia. Hasta ahora, dijo, las empresas parecen estar cooperando en la resolución de los problemas de pago.

Richard Monroy, administrador de Gonzalez Tow, dijo el lunes que su compañía está devolviendo su dinero a las personas que se les cobró el servicio de remolque después del incendio.

Monroy dijo que la empresa había inicialmente cobrado las tarifas estándar después de que sus choferes fueron llamados por el CHP y de que se trabajó durante más de ocho horas despejar la autopista.

En un comunicado publicado el domingo, Monroy dijo que muchos propietarios no pudieron ser localizados después del fuego y que los oficiales de CHP dieron instrucciones a los choferes de las grúas de remolque para mover los vehículos a patios de almacenaje de las compañías “hasta que los dueños registrados los recuperen al costo de remolque y de almacenaje”.

Después de hablar con CHP, “decidimos como empresa que vamos a seguir adelante y donar nuestro tiempo”, apuntó Monroy. “Básicamente hicimos un servicio a la comunidad para ayudar a despejar la autopista. Es algo que elegimos hacer. No teniamos que hacerlo”.

La página de Facebook de Gonzalez Tow fue figurativamente apedreada durante el fin de semana con comentarios sobre los cargos, llamando a los empleados “ladrones” y “acosadores” y diciendo que la empresa estaba tomando ventaja de las víctimas.

Caro se enteró el lunes que ella recibirá un reembolso completo de parte de Gonzalez Tow. Pero ella estaba todavía muy molesta: “En primer lugar, nunca debieron haberme cobrado nada”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio