Anuncio
Share

Suprema Corte de Justicia da a la policía más inmunidad cuando usa fuerza letal

La Suprema Corte de los Estados Unidos en Washington vista el 6 de noviembre, enmarcada por el follaje de otoño.

La Suprema Corte de los Estados Unidos en Washington vista el 6 de noviembre, enmarcada por el follaje de otoño.

(Chip Somodevilla / Getty Images)

El lunes la Suprema Corte hizo más difícil demandar a la policía por usar fuerza letal mientras persiguen a sospechosos en huida. El fallo de la corte dice que los oficiales son inmunes a ser demandados, a menos que esté “más allá de todo argumento” que los disparos fueron injustificados y claramente irrazonables.

Con una votación de 8-1, los jueces desalojaron una demanda por fuerza excesiva contra un oficial de policía de Texas, quien ignoró la advertencia de su supervisor y tomó un rifle de alta potencia y lo llevó a un puente sobre la carretera para dispararle a un coche que se acercaba. El oficial dijo que esperaba parar el coche, sin embargo disparó y mató al conductor.

El alto tribunal dijo que el beneficio de la duda, en estos casos, siempre se inclina por el oficial de policía, quien vio una situación potencialmente peligrosa. La corte “nunca ha encontrado que el uso de fuerza letal en relación con una persecución peligrosa de coche esté en violación de la 4ta. enmienda”, dijeron los jueces en una opinión de 12 páginas sin firmar.

En disidencia, la juez Sonia Sotomayor censuró que la mayoría “permita que ‘disparar primero y pensar después’ sea el enfoque de la policía”.

La decisión del tribunal llega en un momento de creciente preocupación acerca de los tiroteos que involucran a la policía, incluyendo el tiroteo de la semana pasada de un niño de Louisiana de 6 años que estaba en el asiento trasero del coche de su padre.

En ese caso, los dos oficiales han sido detenidos bajo sospecha de asesinato.

En los casos donde los oficiales no son procesados, las familias a veces demandan en un tribunal federal y alegan una violación de la 4ta. enmienda que prohíbe el registro y la incautación de bienes de forma irrazonable.

El caso que fue decidido el lunes comenzó cuando un hombre en Tulia, Texas, huyó de un restaurante con servicio en el coche cuando la policía intentó arrestarlo. Se creía que estaba borracho y llevaba un arma de fuego. La policía se embarcó en una persecución nocturna del sospechoso que llegó a las 110 millas por hora.

Chadrin Mullenix, policia estatal de Texas, escuchó hablar de la persecución en su radio y condujo hasta el lugar donde los oficiales estaban poniendo una franja de picos a través de la carretera para pinchar las llantas del coche en el que huía el sospechoso. Anteriormente había sido criticado por no reaccionar con decisión en situaciones pasadas, y decidió por su cuenta dispararle al coche en cuestión.

Su comandante le aconsejó “quedarse quieto” y “observar si primero funcionaba la tira de picos”. Pero Mullenix disparó seis tiros y mató al conductor, Israel Leija Jr.

La familia de Leija lo demandó, y un juez federal dictaminó que el caso podría ir a un jurado para decidir si las acciones de Mullenix fueron “imprudentes”, o razonables bajo las circunstancias. El 5to circuito de la corte de apelaciones, en una decisión 2-1 asintió y dijo que el oficial no tenía derecho a inmunidad.

Esa decisión fue confirmada por una votación 9-6 del tribunal superior de apelaciones en pleno.

Los abogados del estado de Texas apelaron, y después de considerar los casos durante al menos seis semanas, el tribunal supremo dictaminó en el caso de Mullenix vs Luna que el oficial era inmune a ser demandado.

“Cuando Mullenix disparó, Leija había conducido a la policía a una persecución de 25 millas a velocidades extremadamente altas, estaba presuntamente intoxicado, dos veces había amenazado con disparar contra los oficiales y estaba rápidamente aproximándose a la ubicación de un oficial”, indicó la corte. “En última instancia, lo que pueda decirse de lo sabio de la opción que escogió Mullenix, los precedentes de esta corte no dan lugar a la conclusión de que actuó indebidamente bajo estas circunstancias y más allá de todo debate”.

Sotomayor dijo que la corte “representa como huecas las protecciones de la 4ta. Enmienda” al aprobar las “acciones canallas” del oficial. Ella hizo notar que el oficial no había sido entrenado para tirar contra un coche en huida y se le dijo que no disparara antes de que el vehículo pasara sobre la franja de picos atravesada en la carretera.

“Mullenix confrontó a su oficial superior después del tiroteo, y sus primeras palabras fueron, ' ¿cómo es eso de proactivo?”, escribió ella. “El comentario superficial... me parece revelador de la cultura que la decisión de la corte apoya cuando lo llama razonable--o incluso razonablemente razonable— la utilización de la fuerza letal por una ganancia no discernible y por orden expresa del supervisor de ‘quedarse quieto’”.

Mientras tanto, la corte no tomó ninguna acción sobre otros dos casos que están siendo seguidos muy de cerca--uno que involucra tiroteos a lo largo de la frontera con México por agentes de la patrulla fronteriza y el otro un desafío a la 2da. Enmienda a la prohibición de armas de asalto en el área de Chicago.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio