La feroz lucha contra los incendios se centra en la costa de Santa Bárbara al disminuir la amenaza en Ventura

La feroz lucha contra los incendios se centra en la costa de Santa Bárbara al disminuir la amenaza en Ventura

Robin Willis roció con la manguera de su jardín en el alero de su patio trasero, empapando las vigas de madera con agua.

Las autoridades habían evacuado su vecindario de Montecito dos días antes cuando se acercaba el incendio de Thomas, pero la mujer de 68 años y su hermano, que vive al otro lado de la calle, ya habían regresado y ahora se rehusaban a irse.

"Nuestra familia ha estado aquí desde la década de 1920. Esto es nuestra familia, nuestra genealogía. Estas son nuestras raíces ", dijo el martes.

Ellos estaban entre un grupo de habitantes que buscaban proteger sus hogares cuando los bomberos entraron en su segunda semana de feroz lucha contra el fuego de Thomas. El incendio creció casi 2,000 acres después del amanecer, quemando un total de 236,000 acres en los condados de Ventura y Santa Bárbara desde que se inició el 4 de diciembre.

Para el martes por la noche, las autoridades dijeron que habían logrado un avance significativo en su lucha contra el incendio a lo largo de su flanco oriental en el condado de Ventura. Los vientos fueron relativamente tranquilos y las evacuaciones se levantaron en el área del Lago Casitas con el fuego contenido en un 25%, pero las autoridades advirtieron que los fuertes vientos podrían regresar el jueves o el viernes.

A corta distancia cuesta arriba y al este de la casa de Willis, los bomberos estaban apostados en caminos de tierra, senderos y calzadas de piedra de las mansiones en el rico enclave costero.

El denso humo impidió que los equipos de helicópteros lanzaran agua sobre Carpinteria, Summerland y Montecito, pero los equipos de mano y las excavadoras se enfocaron en cavar líneas de fuego delante del frente occidental del incendio.

Los bomberos aceleraban su paso a lo largo de los sinuosos pasos en los vehículos todo terreno mientras otros recorrían los caminos a pie para explorar el lugar donde se estaba moviendo el fuego.

La noche anterior, los vientos permitieron a los bomberos realizar su propia operación de quema, que consiste en incendiar intencionalmente cierta maleza cerca de las casas, para deshacerse del combustible que podría alimentar un incendio incontrolado si los vientos arreciaran a finales de esta semana, pero las grandes llamaradas volvieron a las colinas detrás de Carpinteria High School.

Los equipos nocturnos también salvaron algunas casas de montaña de las llamas que azotaron los cañones cercanos de Toro y Romero. Desde el comienzo del incendio, más de 700 casas han sido destruidas, junto con dos edificios de apartamentos, dos edificios de uso mixto, una docena de negocios y más de 180 edificios pequeños, dijeron las autoridades.

Mientras continuaba la lucha contra el fuego, los bomberos de California ofrecieron una pista sobre lo que pudo haber dado inicio al incendio Thomas y otros que azotan el sur de California desde la semana pasada.

Es probable que los bomberos tarden meses en determinar la causa de los incendios, pero los funcionarios estatales han notificado a Southern California Edison que el equipo de la empresa está bajo investigación. Las líneas de energía derribadas por los fuertes vientos han sido la causa de grandes incendios de malezas en el pasado.

"Las investigaciones ahora incluyen lugares más allá de los identificados la semana pasada como el origen aparente de estos incendios", dijo la compañía eléctrica en un comunicado. "SCE cree que las investigaciones ahora incluyen el posible papel de sus instalaciones".

Anteriormente, la empresa había dicho que no tiene indicios de que las instalaciones de la compañía fueran una de las fuentes de origen de estos incendios".

Como medida de precaución la semana pasada, la empresa eléctrica cortó la energía temporalmente a partes del condado de Riverside cuando arreciaron los vientos.

Aunque la causa del devastador incendio de Tubbs en Santa Rosa aún está siendo investigada, numerosos residentes que perdieron sus hogares demandaron a Pacific Gas & Electric, alegando que las líneas eléctricas caídas por los vientos provocaron el incendio. PG & E ha sugerido que el incendio podría haber sido causado por líneas eléctricas de terceros que no son propiedad de la empresa.

 

En octubre, la Comisión de Servicios Públicos del estado ordenó a PG & E que conservara pruebas, incluidos los postes y conductores fallidos que se reemplazaron cuando se restableció la energía después del incendio. Terrie Prosper, vocera de la agencia reguladora, no digo si se envió una orden similar a Edison, pero dijo que los servicios públicos "están obligados a preservar la evidencia bajo las reglas y regulaciones existentes".

El martes, Edison dijo que estaba terminando de restaurar más de 300 postes dañados en los fuegos Liberty, Rye y Creek.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°