Anuncio
Share

La boleta electoral de California parecerá un libro en las próximas elecciones

La boleta elctoral de California parecera un libro en las proximas elecciones

Antes del amanecer, los votantes madrugadores se alinean en la Oficina del secretario y registrador del condado de Los Ángeles,  Nov. 5, 2012.

(Mark Boster / Los Angeles Times)

Llámelo un sueño para lo consultores políticos, una pesadilla para los votantes o un espectáculo electoral: la boleta electoral de noviembre de 2016 podría presentar la cosecha más grande de propuestas de todo el estado que en cualquier otro momento en la última década.

“El folleto para los electores se verá como la Enciclopedia Británica” dijo Steve Maviglio, un estratega de la campaña demócrata.

La lista de medidas es en mucho, un trabajo en progreso.  La mayoría de las campañas todavía están reuniendo firmas de votantes o esperando a que sus propuestas sean investigadas por oficiales del estado.

Pero los estrategas políticos han identificado al menos 15--tal vez  hasta 19--medidas que tienen todas las oportunidades de ir frente a los votantes el próximo otoño.

Anuncio

La última vez que la boleta electoral de California fue así de extensa fue en noviembre de 2004, cuando hubo 16 proposiciones. La votación de marzo de 2000 tuvo 20.

Un número de fuerzas políticas ayudan a explicar por qué tantas iniciativas se están  alineando ahora. Para empezar, es la ley de 2011 que movió todo, excepto las medidas escritas por la legislatura para la boleta de elección general. Como resultado, las boletas primarias de junio están casi vacias de campañas debatibles.

También hay una resaca persistente por la baja concurrencia a las urnas estatales en 2014: un nuevo y extremadamente bajo número de firmas de electores necesarias para que una iniciativa entre en la boleta.

“No hay ningún obstáculo real esta vez”, dice Beth Miller, una consultora para la campaña republicana.

Anuncio

La ley estatal define el umbral del número de firmas en el porcentaje de votos emitidos en la más reciente elección para gobernador. Ha bajado la barra a un nivel no visto desde 1975, abriendo más ampliamente la puerta de la democracia directa a los activistas con carteras más pequeñas.

“Ha hecho más barato para una iniciativa calificar”, dijo Gale Kaufman,  consultora de la campaña democrática que desde hace mucho tiempo y que encabeza la batalla principal sobre las iniciativas para legalizar la marihuana y prolongar un aumento de los impuestos temporales aprobado por los votantes en 2012.

Aún no está claro cuál de las proposiciones podría convertirse en la campaña central el año que viene; sólo cinco han clasificado para aparecer en la boleta de votación. Sin embargo, quizás una docena más está cerca de conseguir un lugar o tiene un respaldo financiero substancial detrás de sus esfuerzos de recolección de firmas.

El intento por legalizar el uso recreativo de la marihuana, impulsado recientemente por Sean Parker, ex ejecutivo de Facebook y de Napster, sin duda logrará los titulares nacionales. También podría ser que el esfuerzo encabezado por el vicegobernador Gavin Newsom para prohibir la posesión y la venta de cargadores o clips grandes de municiones para pistolas, así como la revisión de antecedentes de las personas que compran munición lo logren también.

Las medidas fiscales asimismo son de alto perfil. La semana pasada, una alianza de maestros, de empleados estatales y locales, hospitales y médicos anunciaron un nuevo impulso para prolongar el aumento de impuestos del 2012. Los grupos de salud están apoyando una propuesta para elevar el impuesto al paquete de cigarrillos en $2 en California.

Otros propuestas forman un popurrí político de ideas y cuestiones. Los grupos escolares han calificado para una medida de emisión de bonos de $ 9 billones para la construcción y renovación de escuelas; las organizaciones de trabajadores y varios funcionarios demócratas están apoyando una propuesta al aumento en el salario mínimo; y dos iniciativas impondría nuevas reglas de divulgación pública de las contribuciones para las campaña y del proceso legislativo.

Hay un también un esfuerzo estrechamente vigilado para reducir el costo de las recetas para medicamentos subvencionados por los contribuyentes, y a su vez, la industria farmacéutica promete una campaña bien financiada para derrotarla.

Las cartas comodín que podrían afectar dramáticamente el paisaje electoral del estado, incluyen un movimiento muy discutido que busca reducir sustancialmente las pensiones de los empleados públicos.

Anuncio

Todo esto puede ser el equivalente a una acta de empleo para los profesionales de la política, pero una boleta muy larga y densa puede terminar enfadando los votantes.

“Lo que termina sucediendo se llama fatiga del elector”, expresó Kaufman.

Los politólogos dicen que los votantes simplemente renuncian a tratar de seguir tantas propuestas dispares y omiten muchas de ellas, o simplemente votan no.

La enorme cantidad de medidas también podría elevar los costos del tiempo aire en televisión y la publicidad en línea  a niveles sin precedentes, dejando a los patrocinadores de las medidas  en problemas para recaudar dinero en efectivo.

“Hay solamente determinados puntos de donde uno puede sacar agua del pozo”, señaló Fiona Hutton, una estratega de asuntos públicos en Los Ángeles. — Y si hay varias medidas, ¿cómo que tanto se puede estirar esa base de donantes?

Y más campañas estarán compitiendo por una cantidad limitada de tiempo aire para anuncios en televisión y radio.

“Algunas campañas nunca obtendrán suficiente oxígeno como para poder informar a los votantes”, dijo Rob Stutzman, consultor republicano que está trabajando en el esfuerzo por el bono escolar.

Quizá, lo más desconocido, es si una ley de 2014 diseñada para ofrecer una válvula de escape a la presión a las campañas de iniciativa tendrá algún efecto. Dicha ley les permite a los partidarios de una iniciativa retirar su medida si llegan a un acuerdo sobre una legislación similar en el Capitolio estatal.

Anuncio

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio