Anuncio
Share

Jóvenes latinos con Bernie, sus padres con Hillary

Foto de archivo. El arrastre de Bernie Sanders con los joven es no solo es en Nevada, a nivel nacional, la mayoría de los milenios ven al candidato socialdemócrata con buenos ojos.

Foto de archivo. El arrastre de Bernie Sanders con los joven es no solo es en Nevada, a nivel nacional, la mayoría de los milenios ven al candidato socialdemócrata con buenos ojos.

El año pasado, el estudiante universitario de Nevada, Iván Soto, fue uno de casi 800,000 latinos en los Estados Unidos que cumplió 18 años y se volvió elegible para votar.

Él y otros jóvenes ‘milenios’ —aquellos que nacieron en los 80 y 90— componen casi la mitad de todos los votantes Latinos elegibles y cada vez son más vistos como determinantes para destrabar el voto hispano.

Ferviente simpatizante de Bernie Sanders que supo de la campaña del senador de Vermont en Reddit y a través de búsquedas en Google , Soto es el reflejo de una creciente división generacional en la comunidad latina que deja ver las divisiones del amplio electorado: aunque muchos latinos jóvenes se están uniendo a la campaña de Sanders, muchos de sus padres respaldan a Hillary Clinton.

“El liderazgo que es más viejo está con Clinton, pero los jóvenes Latinos, ellos están con Sanders”, dice Antonio González, presidente del Proyecto de Educación de Registro de Votantes del Suroeste, cuya organización ha estado trabajando en Nevada previo al comité electoral demócrata estatal del sábado.

González dice que la división está presente en su propia familia. “Mis hijas van con Sanders”, dice. “Mi esposa está con Hillary”.

Cómo resulte esa división será fundamental para determinar quién ganará el caucus. La contienda se ha cerrado como muestra innegable del atractivo que Sanders representa para los votantes de las minorías, cuyo respaldo él necesitará mientras la contienda demócrata se mueve de Iowa y Nueva Hampshire, estados principalmente blancos, a una serie de arenas mucho más diversas.

En Nevada, se espera que los latinos y los afroamericanos representen una tercera parte de los votantes. Aunque no ha habido una encuesta estatal confiable, a nivel nacional los sondeos dicen que es mucho más probable que los jóvenes latinos y negros tengan una visión más favorable de Sanders de la que podrían tener sus mayores.

Como sus contrapartes blancos, cuyo activismo en internet y campus universitarios ayudaron a impulsar a Sanders de ser un candidato poco viable a ser el ganador de las primarias de Nueva Hampshire la semana pasada, los jóvenes latinos que apoyan a Sanders dicen que están con él porque sueña en grande.

Soto, quien se despertó temprano el domingo para escuchar a Sanders en una preparatoria, dijo que la gustan las propuestas del candidato de reducir las deportaciones de inmigrantes que están sin papeles en el país, así como sus promesas de una reforma financiera y universidad gratuita.

"Él no es el viejo de siempre”, dice Soto, quien calificó a Sanders como un “modelo a seguir”.

Durante su campaña, Sanders frecuentemente argumenta que sus propuestas de redistribuir la riqueza e imponer impuestos a Wall Street, son atractivas entre los distintos grupos étnicos. En Las Vegas, él alabó los derechos civiles ganados por una variedad de grupos en años recientes. Pero, dijo, “está claro para mí que en una área no solo no hemos progresado, sino que estamos perdiendo terreno, y esa área son los problemas económicos”.

Clinton ha presentado un contraargumento, diciéndole a los votantes minoritarios que ella se preocupa de un mayor número de problemas de lo que Sanders lo hace.

"¿No todo es acerca de una teoría económica, cierto?”, dijo Clinton el sábado en un salón sindical en Las Vegas. “Si nos deshacemos de los grandes bancos mañana… ¿eso terminará con el racismo?”.

Clinton y Sanders han tratado de seducir a los jóvenes latinos en Nevada, enfocándose en estudiantes de preparatoria y universitarios, y luchando por el respaldo de los jóvenes activistas inmigrantes que están en el país ilegalmente. Los activistas, conocidos como ‘Dreamers’, no pueden votar, pero son reconocidos como líderes con considerable influencia entre los jóvenes hispanos.

La ex secretaria de Estado platicó con ‘Dreamers’ de una preparatoria de Las Vegas en su primer evento público en Nevada, luego que anunció su candidatura en abril.

Después de eso, el maestro de Rancho High School Isaac Barrón, respaldó su campaña.

Pero a pesar de la atención que la campaña de Clinton les ha puesto, Barrón dice que la mayoría de sus estudiantes apoyan al otro candidato.

“La mayoría de ellos son chicos Bernie. No hay duda de eso”, dice Barrón.

En 2012, solo el 38% de los ‘milenos’ latinos registrados votaron, comparado con el 55% de los latinos de mayor edad, según el Pew Research Center.

Lograr que los jóvenes latinos se registren y voten requiere sobreponerse a obstáculos mayores. Aunque gente mayor puede votar de acuerdo a su afiliación sindical o porque un líder en su comunidad le da el respaldo a alguien, esa no es la forma en que operan los votantes jóvenes, dice González.

Olivia Diaz, de 37 años, ha observado eso de primera mano. Ella orgullosamente recuerda haber votado por Bill Clinton en su primera elección presidencial. Ahora una asambleísta estatal, ella trabaja duro para elegir a Hillary Clinton.

“Siempre ha estado con nosotros”, dijo Diaz hace poco en una salón lleno principalmente de Latinas mayores que estuvieron llamando a votantes en español en una oficina de campaña de Clinton, en un vecindario predominantemente hispano.

Pero Diaz no puede conseguir el voto de su hermano menor, Alejandro, de 21 años, un estudiante de ingeniería que apoya con fervor a Sanders.

"Él es apasionado y consistente”, dice Alejandro acerca de Sanders.

Ambos intentan persuadir al resto de la familia.

“Lo que la gente subestima son las conversaciones que suceden en las familias”, dice el representante Raúl Grijalva (demócrata de Arizona), quien el fin de semana estuvo en Nevada haciendo campaña en favor de Sanders. “Los jóvenes latinos tienen una influencia en sus padres”.

Si quiere leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio