Anuncio
Share

Jardines a prueba de sequía obtienen fuerte apoyo económico

Brian Dines, a la izquierda, y su esposa Nora contemplan su jardín en Long Beach, luego de que el césped fue removido el verano pasado. El diseñador de paisajes John Royce, a la derecha, creo un tema de pradera usando plantas resistentes a la sequía.

Brian Dines, a la izquierda, y su esposa Nora contemplan su jardín en Long Beach, luego de que el césped fue removido el verano pasado. El diseñador de paisajes John Royce, a la derecha, creo un tema de pradera usando plantas resistentes a la sequía.

(Genaro Molina / Los Angeles Times)

Hablando en dólares y centavos, los que calculan los números en Distrito Metropolitano de Agua del Sur de California (MWD por sus siglas en inglés) sabían que ahorraban mucha más agua por cada dólar gastado en subsidiar sanitarios de baja descarga que en jardines resistentes a la sequía.

Pero hubo una cosa que los planificadores del MWD no pensaron cuando lanzaron la campaña de $340 millones para persuadir a los residentes de que quitaran sus céspedes: el valor de ganarle en todo al vecino.

Dijeron que eso contribuyó a la oleada de inscripciones para los reembolsos, mejor conocidos como rebates, que en cuestión de semanas, agotaron todos los fondos de retiro de césped para el resto del año y una inesperada lección de ingeniería social.

Tener un jardín amigable a la sequía se convirtió en una insignia de honor, dijo el gerente general de MWD, Jeffrey Kightlinger, y agregó, “el sanitario está enterrado en algún lugar en tu casa. Nadie sabe si hiciste lo correcto o no... La gente quiere que se sepa, ‘si, hice lo correcto debido a la sequía y quiero que la gente lo vea’”.

A medida que la sequía empeoró al igual que las presiones para ahorrar más agua, MWD dio al retiro del césped un mayor empuje, aunque los números decían que no lo hicieran. Por cada $160 que la agencia gasta repartiendo descuentos en electrodomésticos compatibles con la sequía, se ahorra alrededor de un acre-pie de agua al año. ¿Para ahorrar la misma cantidad de agua a través de descuentos para quitar el césped? Cerca de $1,400.

Eso es más caro que el agua misma, dijeron las autoridades. Pero si esto significa que más personas quitarán su césped, el cual absorbe alrededor del 50% de agua de un hogar, entonces tal vez valió la pena el futuro ahorro.

“Estábamos dispuestos a ponerle un montón de dinero, aunque quizá no es la herramienta más rentable. Creo que a la larga, cambiar esa mentalidad va a rendir dividendos,” explicó Kightlinger. “Si se tratara de solo ahorrar agua, hubiéramos preferido ponerlo todo, cada dólar, en los dispositivos”.

Con las decenas de miles de propietarios apuntándose para rediseñar sus jardines, las rebajas este año podrían ayudar a ahorrar cerca de 26 billones de galones de agua al año, suficiente para abastecer anualmente a 160.000 hogares. Un típico jardín frontal de 1,500 pies cuadrados, ahorraría hasta 66,000 galones de agua al año, dijeron las autoridades.

El programa de reembolso por retiro de césped ha estado vigente desde hace casi una década, pero típicamente había generado poco interés. Hasta hace unos años, MWD había apartado alrededor de $ 20 millones para subvenciones cada año y ofrecía un descuento de 30 centavos por cada pie cuadrado de césped removido.

A ese precio, pocos propietarios querían cambiar sus jardines. Incluso con las rebajas para dispositivos, hubo años en que los $ 20 millones no fueron gastados.

Así que MWD se arriesgó en 2010 y más que triplicó el rebate por quitar el césped a $1 por pie cuadrado. Y aumentó en el año 2014 a $2. Otras agencias de agua en el sur de California, como el Departamento de agua y energía de Los Ángeles, ofrecen tanto hasta $1.75 por pie cuadrado además de la rebaja de MWD.

De pronto, era dinero real: los propietarios de casa podrían reclamar más de $5,000 en rebates para rehacer su jardín frontal.

Los rebates explotaron en popularidad. En respuesta, los funcionarios de MWD quintuplicaron su presupuesto $ 20 millones a $ 100 millones, y luego agregaron $ 350 millones más esta primavera. El personal estimó que el financiamiento para la remoción del césped duraría al menos seis meses; todo se asignó en varias semanas. (De esos $ 450 millones, $ 110 millones se había reservado para actualizar los sistemas y dispositivos. Hay todavía hay fondos para estos rebates, informaron las autoridades.)

Cada modelo de pronóstico estaba equivocado, dijo Kightlinger. Cada semana era una nueva sorpresa.

La conciencia pública acerca de la sequía estaba en un récord histórico. Cada vez que el gobernador Jerry Brown o funcionarios estatales del departamento de agua hacia un anuncio estremecedor sobre la sequía, el MWD tenía un repunte en el número de propietarios llamando acerca de retirar sus céspedes.

La gente finalmente entendió que la situación de la sequía era seria y quería ayudar, dicen los expertos, pero también querían crédito por hacer lo correcto. Los economistas ambientales dicen que su investigación ha encontrado que las personas quieren ser vistas haciendo la elección socialmente responsable, comparando el reemplazo del césped con la instalación de paneles solares o conducir un Prius o Tesla.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio