Anuncio
Share

Huyó otro detenido del centro de rehabilitación del condado de L.A.

Las autoridades buscan a Jeffrey Pine, quien, según dicen, se escapó de un centro de rehabilitación para delincuentes, este martes 15 de agosto.

Las autoridades buscan a Jeffrey Pine, quien, según dicen, se escapó de un centro de rehabilitación para delincuentes, este martes 15 de agosto.

(Departamento de Corrección y Rehabilitación de California)

Dos días después de la detención de un preso que se escapó de un centro de rehabilitación del condado de Los Ángeles, otro detenido huyó de la misma instalación este lunes, informaron las autoridades.

Jeffrey Scott Pine, de 47 años de edad, es al menos el noveno delincuente que huye del centro del Programa para Hombres de Reingreso a la Comunidad en lo que va de 2016. Al menos otros 12 internos que abandonaron centros de este estilo reingresaron a otras instalaciones en diferentes ciudades del estado también durante este año, según un comunicado de prensa del Departamento de Corrección y Rehabilitación de California.

Al igual que en el caso del hombre que fue detenido el sábado último, la tobillera con GPS de Pine fue hallada en la calle de la institución, ubicada en South Grand Avenue, en el sur de Los Ángeles. Las autoridades iniciaron su búsqueda luego de recibir la notificación de que su dispositivo había sido manipulado. “Se trata básicamente de una pieza de plástico muy duro, que contiene el dispositivo”, señaló Joe Orlando, un oficial de información pública del Departamento de Corrección y Rehabilitación. “Supongo que, si tienes un objeto afilado y trabajas lo suficiente, puedes quitártelo”.

El centro con reingreso del condado de L.A. permite a aquellos delincuentes que son elegibles ingresar en programas de rehabilitación durante los 180 días finales de su condena. A algunos se les conceden salidas para ir al trabajo, o a la escuela, pero todos los internos deben llevar dispositivos de localización GPS. “A veces, simplemente se los quitan”, afirmó Orlando. “Ya no son los altos muros que tenían en el centro penitenciario. Y éste es básicamente un sistema de honor”.

Pine cumplía una condena de tres años por usurpación de identidad, y había sido transferido desde la prisión al programa de reingreso el 5 de julio pasado. Su libertad condicional iba a comenzar en octubre.

Las autoridades solicitaron la ayuda del público para localizarlo. Pine mide 5 pies y 11 pulgadas, pesa cerca de 165 libras, es calvo y tiene ojos verdes.

Según Orlando, más del 99% de los prófugos son localizados eventualmente. “Tenemos una alta tasa de éxito”, afirmó. Una vez capturado, es posible que Pine regrese a prisión, estimó el funcionario, aunque las circunstancias de su huída están aún bajo investigación.

Traducción: Valeria Agis

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio