Anuncio

Tres contiendas en una: tu guía para la asamblea republicana de Iowa

Los candidatos presidenciales republicanos en un debate realizado en Milwaukee el 10 de noviembre.

Los candidatos presidenciales republicanos en un debate realizado en Milwaukee el 10 de noviembre.

(Morry Gash / Associated Press)

En realidad, aunque cerca de una docena de aspirantes del partido republicano están compitiendo en las asambleas partidistas del 1 de febrero, aquí, la carrera realmente equivale a tres contiendas separadas entre tres distritos electorales diferentes.

La competencia se desglosa en este sentido:

La Línea de los orasteros

El empresario Donald Trump, el neurocirujano jubilado Ben Carson y la empresaria Carly Fiorina están compitiendo en esta categoría, con Trump al parecer en la posición más fuerte. Carson ha tropezado repetidamente con los temas de seguridad nacional, una mayor preocupación tras los ataques terroristas de París. El momento de Fiorina, ligado a dos actuaciones de debate fuertes, parece haber pasado.

La gran pregunta es si el apoyo de Trump, medido por las grandes multitudes que ha atraído en todo el estado, puede traducirse en apoyo en las asambleas partidistas, una inversión de una hora de duración que requiere mucho más compromiso que el presentarse a un mitin.

La Línea Social Conservadora/Evangélica

Esto representa el bloque de votación más grande y dominante de las asambleas del partido republicano, y por ahora, el líder parece ser Ted Cruz. Pasa la prueba ideológica, ha acumulado un importante respaldo y también cuenta con una impresionante base de recaudación de fondos que pocos rivales pueden igualar. El senador novato de Texas también se beneficia de ser un rostro nuevo en comparación con los otros candidatos compitiendo en esta línea, el ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee, y el ex senador de Pensilvania Rick Santorum, los ganadores, respectivamente, de las asambleas partidistas del 2008 y el 2012.

La Línea del Establecimiento

Muchos analistas dudan que el vencedor de esta categoría realmente gane Iowa. En efecto, los principales concursantes -- el ex gobernador de Florida Jeb Bush, el senador de Florida Marco Rubio, y el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie — están compitiendo para terminar uno delante del otro y señalarse como el favorito del establecimiento al ir hacia delante. Esta parece ser la línea más competitiva, con el reciente impulso de compensación de Rubio al rezagar los esfuerzos sobre el terreno en Iowa. Bush y Christie, aunque han visto reducir su popularidad en las encuestas, se les considera que cuentan con campañas muy superiores en el estado.

Los candidatos restantes

El gobernador de Ohio John Kasich está realizando escasos esfuerzo para competir en Iowa, apostando su campaña en los principales ocho días más tarde en New Hampshire. El senador de Kentucky Rand Paul no ha podido capitalizar de la amplia red construida por su padre, el ex representante de Texas Rand Paul, quien terminó una tercera contienda fuerte en el 2012; gran parte de ese apoyo ha gravitado hacia Cruz.

La cosa más importante para tener en cuenta al evaluar a Iowa es cuán rápido pueden cambiar las cosas. Dos semanas antes de que ganara las asambleas del 2012, Santorum se encontraba muy por detrás del grupo, teniendo resultados de un solo dígito en las encuestas.

Falta un largo recorrido desde aquí hasta el 1 de febrero.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio