Anuncio
Share

Continúa la batalla legal para desbloquear el teléfono del terrorista de San Bernardino

Apple se ha negado a darle al FBI las herramientas para acceder a la información del iPhone del sospechoso de terrorismo Syed Farook.

Apple se ha negado a darle al FBI las herramientas para acceder a la información del iPhone del sospechoso de terrorismo Syed Farook.

(Carolyn Kaster / Associated Press)

El FBI rechazó el sábado los reportes de prensa de que técnicos del condado San Bernardino actuaron sin el permiso de la agencia cuando reiniciaron la contraseña de la cuenta de Apple iCloud que le pertenecía a uno de los tiradores involucrados en el ataque terrorista del pasado 2 de diciembre, en el que murieron 14 personas.

“Eso no es cierto”, dijo la vocera del FBI, Laura Eimiller, en un comunicado divulgado el pasado sábado. “Los investigadores del FBI trabajaron en cooperación con el condado San Bernardino para poder obtener información crucial contenida en la cuenta de iCloud asociada con un iPhone entregado por el condado y que le fue asignado al sospechoso de terrorismo, Syed Rizwan Farook”.

Apple se ha negado a darle al FBI las herramientas para desbloquear el iPhone de Farook, y la batalla se intensificó el viernes anterior cuando el gobierno le pidió a un juez federal obligar al gigante de tecnología a obedecer la petición, argumentando que parece estar más preocupado por su estrategia de mercadeo que por la seguridad nacional.

Por separado el viernes, fiscales federales y altos ejecutivos de Apple también revelaron nuevos detalles sobre lo que se manejó en privado en las semanas que llevaron a su publicitada batalla legal, incluidos sus previos intentos de acceder al contenido del teléfono.

Apple dijo que a principios de enero propuso cuatro alternativas para accesar a la información del iPhone, además del controversial método que el FBI propone ahora.

Pero una de las más alentadoras opciones fue descartada luego de que el dueño del teléfono –el empleador de Farook, el Departamento de Salud Pública del condado San Bernardino– reinició la contraseña de su cuenta de iCloud para poder accesar a la información de respaldo, según directivos de Apple.

Eso significa que la contraseña de iCloud del iPhone ahora es incorrecta, y no podrá respaldarse excepto que alguien pueda ‘brincarse’ la contraseña del teléfono y cambiarla.

El problema fue descubierto después de que ingenieros de Apple fueron mandados al Sur de California para trabajar con el FBI, que estaba teniendo dificultades para respaldar la información automáticamente, dijo Apple. Cuando iCloud es habilitado, los iPhones se sincronizan en automático si se están cargados y están conectados con una red de Wi-Fi registrada.

Si no se hubiera intentado reiniciar la contraseña del iCloud, los investigadores tal vez hubieran podido acceder a un respaldo más reciente del teléfono de Farook, sin necesidad de haber desbloqueado el dispositivo.

Algunas agencias de noticias reportaron esta semana que investigadores federales se percataron del reinicio de la contraseña después de que ya había occurrido y que el empleado del condado responsable actuó por su cuenta.

Fiscales federales escribieron el viernes en documentos judiciales que el reinicio por parte del “dueño” del teléfono tuvo lugar “en las horas después del ataque” y un ejecutivo de Apple dijo que eso sucedió dentro de las siguientes 24 horas.

Pero el FBI dijo en su comunicado del sábado que sus agentes trabajaron con los técnicos del condado de San Bernardino para reiniciar la contraseña de Farook el 6 de diciembre –cuatro días después– porque “el condado tenía propiedad de la cuenta y podía reiniciar la contraseña para tener acceso inmediato a la información de respaldo de iCloud. La agencia fue más allá y dijo que el reinicio de la contraseña “no afecta la capacidad de Apple para ayudar con la orden judicial”.

Fiscales todavía sostienen que desbloquear el iPhone es crucial porque cierta información no se sincroniza con iCloud. Ellos dicen que el FBI ha rescatado los respaldos del teléfono de Farook hasta el 19 de octubre, unas seis semanas antes del ataque, y una declaración jurada del FBI sugiere que Farook deliberadamente desactivó la función de sincronización.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio