Anuncio
Share

Escasa diversidad racial en el Departamento de Bomberos

Los nuevos reclutas del Departamento de Bomberos de Los Angeles muestra muy poco progreso hacia el objetivo del alcalde de contratar a más mujeres y a grupos de minorías al departamento.

Los nuevos reclutas del Departamento de Bomberos de Los Angeles muestra muy poco progreso hacia el objetivo del alcalde de contratar a más mujeres y a grupos de minorías al departamento.

(Al Seib / Los Angeles Times)

Un segundo grupo de reclutas contratados después de la revisión realizada por el alcalde Eric Garcetti, sobre el proceso de contratación de los bomberos de la ciudad, consta principalmente de personas blancas y hombres, marcando muy poco progreso hacia la promesa hecha por el Alcalde para diversificar al Departamento de Bomberos.

Los 54 nuevos reclutas, incluyen solamente a 2 mujeres.

En este nuevo grupo de reclutas las minorías raciales tienen una mejor representación que en los años anteriores, pero los nuevos esfuerzos de selección y contratación de la administración no han podido lograr el tipo de diversidad necesaria para alterar la estructura general del LAFD para así reflejar a la ciudad a la que sirve, muestran los datos de la ciudad.

Las cifras más recientes de contratación han renovado las peticiones de reformas para un sistema de selección que ha sido criticado por su nepotismo y mala administración. Algunas personas están solicitando una mayor financiación para aplicar esfuerzos que atraigan a las mujeres y a los grupos de minorías calificados para el departamento.

“Esa es la clave”, dijo Jimmie Woods-Gray, miembro de la junta de Comisionados para el Fuego. “No hay suficientes mujeres y afroamericanos ingresando solicitudes”.

En marzo del 2014, el Alcalde detuvo la contratación del Departamento de Bomberos de Los Angeles después de que Los Angeles Times reportó que miles de candidatos fueron excluidos del grupo de solicitantes porque sus documentos no fueron recibidos en los primeros 60 segundos de un período de archivo. Muchos solicitantes dijeron que no tenían idea de que unos pocos segundos determinarían cuales candidatos avanzarían.

Casi una tercera parte de los 70 reclutas que eventualmente fueron contratados tenían algún tipo de relación con los bomberos del LAFD, y en su mayoría el grupo estaba constituido por personas blancas. El grupo solamente incluía a una mujer, quien luego abandonó el programa.

Poco después, Garcetti respaldó un precipitado reinició del proceso de contratación que agregaba una lotería para reducir al gran grupo de solicitantes.

Para asegurar la iniciativa de diversidad del Alcalde, cada género y grupo étnico estaba garantizado un porcentaje de espacios iguales a su proporción del grupo inicial de solicitantes.

De las más de 10,000 personas que entraron a la lotería, sólo el 5% eran mujeres, muestran los datos de la ciudad, limitando las probabilidades de que un mayor número de mujeres avanzarían a través de las pruebas y las entrevistas para ser contratadas.

Debido a que las normas del estado prohíben las cuotas de contratación del gobierno para las mujeres y los grupos de minorías, los funcionarios de la ciudad dicen que su mejor oportunidad para incrementar sus números en el Departamento de Bomberos es atraer a una mayor cantidad de personas para aplicar para el empleo.

Los ayudantes del Alcalde y del jede de bomberos Ralph M. Terrazas dijeron que están considerando realizar cambios adicionales al proceso de contratación de los bomberos, pero se negaron a proporcionar mayores detalles.

El Departamento de Bomberos de Los Angeles ha batallado para superar una larga historia de discriminación racial y sexual. En los últimos años, las demandas de discriminación le han costado a los contribuyentes millones de dólares en pagos legales.

Aunque los cargos y el personal se han hecho más racialmente diversas, las personas blancas continúan conformando la mitad de los aproximadamente 3,200 empleados uniformados del LAFD, pero sólo son el 29% de la población de la ciudad.

Los latinos, quienes conforman alrededor de la mitad de la población de la ciudad, son el grupo étnico más subrepresentado. Y a pesar de las repetidas peticiones de reformas, el porcentaje de mujeres bomberos sigue siendo ligeramente menor al 3%, el mismo porcentaje que había en 1995.

El nuevo grupo de reclutas consta de 43% blancos, 30% latinos, 11% asiáticos americanos y 9% afroamericanos. El grupo también incluye a un nativo americano y tres reclutas que se negaron a declarar su etnicidad. La relación entre el número de reclutas del grupo más reciente y los bomberos del LAFD no se ha calculado, dijeron los funcionario.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio