Anuncio
Share

En medio de varios incendios forestales, hay alerta roja para el fin de semana por las altas temperaturas

El breve respiro de las recientes y agobiantes temperaturas de tres dígitos permitió que los equipos de trabajo lucharan contra varios incendios forestales en el sur de California para impedir que las llamas lleguen a los hogares esta semana, pero las severas condiciones de alerta roja han regresado, según señaló este jueves el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés).

Las temperaturas en las montañas y valles de Los Ángeles, Ventura y Santa Bárbara se estimaban cerca de los 90 grados para este jueves, pero podrían ascender a los 100 durante el fin de semana, coincidiendo con una disminución de la humedad y fuertes ráfagas de viento, precisó el meteorólogo del NWS Todd Hall.

Una alerta roja -que significa que las condiciones meteorológicas son propicias para los incendios rápidos y destructivos- entró en efecto para esos tres condados, mientras que una advertencia por la ola de calor se esperaba en los condados de Orange, San Diego y Riverside, informó el NWS. Hall advirtió que las condiciones empeorarán para el fin de semana.

Varios incendios forestales han estallado en todo el sur de California mientras la ola de calor se apoderó de la región, a finales de la semana pasada.

El fuego del complejo de San Gabriel, un par de incendios en las montañas de San Gabriel y por encima de Duarte, comenzó el lunes y obligó a realizar cientos de evacuaciones. “Cuando nos alejamos, pensé que teníamos una probabilidad de 50-50 de volver a nuestro hogar”, afirmó Roger Bosch, residente de Duarte. El miércoles, el alivio se apoderó de este hombre de 73 años de edad, que pudo volver a su casa.

Las evacuaciones cesaron a medida que las condiciones presentaron mejoras y los bomberos pudieron aumentar la contención de los dos incendios. De las 858 casas evacuadas en las zonas de las colinas, 534 familias pudieron regresar, señaló el capitán David Halm, del Sheriff del Condado de Los Ángeles. Las evacuaciones obligatorias siguen vigentes para otras zonas de Duarte y Azusa, informaron las autoridades.

Los incendios han quemado 5,235 acres y fueron contenidos en un 15%, se informó este jueves. La batalla contra las llamas se vio favorecida por las temperaturas más bajas y la mayor humedad en los días siguientes al calor sin precedentes registrado el lunes último. Los terrenos empinados presentaron el mayor problema, señaló Mike Wakowski, comandante de las iniciativas contra incendios de varias agencias.

“Estamos intentando controlar el fuego lo más posible antes de la próxima ola de calor”, aseguró por su parte el subjefe del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles, Vince Peña, el miércoles.

Las condiciones mejoraron lo suficiente esta semana en el condado de Santa Bárbara para que los equipos comenzaran a abandonar los incendios en Sherpa, en las montañas de Santa Ynez y en el Parque Nacional Los Padres. Ese incendio quemó 7,486 acres y fue contenido en un 93%, según el Servicio Forestal de los EE.UU. Tres equipos de primer nivel trabajaron en la montaña a comienzos de esta semana para ayudar a construir defensas en los puntos más aislados del fuego, en las profundidades del bosque, señaló el Servicio Forestal.

En el condado de San Diego, los bomberos han aumentado la contención del fuego en la frontera, justo al norte del límite entre los EE.UU. y México, que provocó evacuaciones obligatorias para toda la comunidad al este de Potrero. Este incendio fue contenido en un 20% y afectó a 6,840 acres, según el Departamento de Protección Forestal contra Incendios de California. Las llamas destruyeron cuatro dependencias y causaron heridas menores en tres bomberos. La causa está bajo investigación.

La reportera de planta del Times Hailey Branson-Potts contribuyó con este artículo.

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio