Anuncio

El Niño ‘está aquí, y es enorme’, autoridades se preparan a toda prisa para el invierno

Una tormenta de paso da lugar a una puesta de sol dorada mientras que un peatón cruza la intersección de 1 Street y Boyle Avenue, en Boyle Heights, el 19 de octubre de 2015.

Una tormenta de paso da lugar a una puesta de sol dorada mientras que un peatón cruza la intersección de 1 Street y Boyle Avenue, en Boyle Heights, el 19 de octubre de 2015.

(Luis Sinco/Los Angeles Times)

El Niño sigue ganando fuerza en el Océano Pacífico, dijeron los expertos del clima, se espera que condiciones inusualmente húmedas lleguen a California entre enero y marzo y tal vez hasta en mayo.

Los últimos pronósticos aumentaron la urgencia para que tanto las agencias gubernamentales, así como los propietarios, se preparen para las posibles inundaciones.

Las agencias locales de control de inundaciones están ocupados limpiando drenajes, piletas de recepción y otros cursos de agua.

En Los Ángeles, el Departamento de transporte de California está aumentando su personal de mantenimiento en un 25% durante los meses de invierno para enfrentarse con El Niño. La agencia está almacenando sacos de arena, preparando rejas de arado y equipos mueve tierras, podando árboles y maleza.

“Enero y febrero están justo a la vuelta de la esquina. Si usted piensa que debería estar haciendo preparativos, levántese del sofá y hágalo ahora. Estas tormentas son inminentes”, dijo Bill Patzert, un climatólogo para el laboratorio de propulsión a chorro de la NASA en La Canada Flintridge. “El Niño está aquí. Y es enorme... En este punto, nosotros estamos solo a la espera del impacto que tendrá en California”.

Centro de predicción climático del Servicio meteorológico nacional dijo que El Niño ya está maduro y fuerte y se prevé que continuará ganando fuerza. La expectativa es que sea uno entre los tres más fuertes registrados desde 1950.

Generalmente, El Niño no entra en su apogeo en California hasta enero, febrero y marzo, dijo Patzert. Es entonces cuando los californianos deben esperar “deslizamientos de tierra, lluvias, y una tormenta tras otra, como si vinieran en una banda transportadora”.

El 4 de noviembre, las temperaturas en la superficie del mar en una zona de referencia del océano Pacífico, al oeste de Perú, llegaron a los 5 grados Fahrenheit por encima de la media, superando a las temperaturas anormalmente calientes en esta época del año en 1997, que desarrollaron el más fuerte El Niño del que se tenga registro.

La importancia de la tormenta El Niño de 1997-1998 ahora está entrando en foco, a medida que los científicos dicen que ese patrón de tiempo está regresando al sur de California como si fuera una venganza.

El Niño ya ha causado importantes efectos en todo el mundo, alimentando una temporada de huracanes inusualmente potente y activo en el Océano Pacífico Oriental, incluyendo el huracán Patricia, que llegó a México el mes pasado.

Chile, uno de los desiertos más secos del mundo, está ahora floreciendo con flores por la precipitación inusualmente alta. Pero en otras regiones, El Niño significa sequía que ya se está viéndose en Indonesia y Filipinas. A principios de esta semana, el fondo de las Naciones Unidas advirtió que “11 millones de niños están en riesgo de hambre, enfermedad y falta de agua debido al Niño en África oriental y meridional”.

El jueves, la ONU advirtió que más de 2 millones de personas en América Central necesitarán ayuda con alimentos debido a una sequía empeorada por El Niño, la que ha causado fallas importantes en las cosechas de cultivos. Las tormentas que suelen mantener las selvas del sur México y América Central húmedas, se van hacia el norte a California y hacia el sur de Estados Unidos durante los inviernos fuertes de El Niño.

El Centro de predicción climático ha pronosticado precipitaciones por encima del promedio para la mayor parte de California entre enero y marzo.

Patzert dijo que una de las ventajas en el pronóstico es una temporada épica para el surf. Los El Niño en el pasado han traído inviernos que pasaron a la historia del surf, y “fue una buena ola tras otra”, dijo.

Pero del otro lado del surf épico están las comunidades de playa maltratadas. Es la otra cara de la misma moneda. Los años de surf épico también significan que las comunidades de la playa fueron maltratadas del norte hasta el sur de California”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio