Anuncio

Cada vez más peligroso el centro de Los Ángeles

A man sits on the sidewalk at the corner of 5th and Main Streets in a downtown area known as "the corridor."

A man sits on the sidewalk at the corner of 5th and Main Streets in a downtown area known as “the corridor.”

(Luis Sinco / Los Angeles Times)

Mientras Lauren Mishkind caminaba este verano por la 7th Street en el centro de Los Angeles, un hombre sacó una pistola y la apuntó a otra persona parada detrás de ella.

Aterrorizada, se escondió detrás de un auto mientras que el agresor derribó a la víctima.

“Me la pasé temblando durante el resto del día”, dijo Mishkind, una arquitecta que vive y trabaja el centro de la ciudad. “Asumes que es lo normal de vivir aquí, lo cual es aún más sorprendente”.

En este año, la delincuencia ha aumentado en toda la ciudad, pero en ningún otro lugar ha sido tan grande el incremento como en el nuevo sector de moda en Los Angeles: el centro de la ciudad.

Aquí, las fuerzas de la gentrificación se estrellan contra la pobreza crónica, la falta de vivienda y la delincuencia que durante mucho tiempo han sido una parte de la vida en el centro de la ciudad. La policía y los residentes dicen que la afluencia de nuevos lofts, los edificios de apartamentos de lujo, los bares y los restaurantes han hecho que estos nuevos habitantes del centro de la ciudad sean blancos fáciles para la delincuencia callejera.

“Esas dos comunidades se están rosando una con la otra y por alguna razón se ha vuelto más agresivo”, dijo Mishkind. “Entendemos que hay una aspereza en el centro de la ciudad, pero esa agresión en contra de otras personas no es aceptable”.

En general, el crimen violento en la División Central del Departamento de la Policía de Los Angeles – el cual cubre partes del centro de la ciudad, Skid Row y Chinatown – aumentó  más del 57% para finales del mes de agosto en comparación con el mismo período del año pasado, y los delitos de propiedad se incrementaron casi un 25%, de acuerdo a los datos de la policía.

Ciertos delitos han capturado mayor atención de la policía. Los ladrones buscan apartamentos o autos abiertos. Los equipos organizados roban bolsos desatendidos o smartphones de las mesas en los cafés. Otros merodean alrededor de los apartamentos, en busca de ventanas o puertas abiertas para colarse dentro.

La policía dice que están trabajando para revertir la tendencia en el centro de la ciudad.

Mayor cantidad de policías están realizando patrullaje a pie en algunas de las zonas más afectadas, como Skid Row y el distrito financiero. Oficiales adicionales de la División Metropolitana élite del departamento fueron desplegados recientemente en el área. Y los comandantes están rastreando los datos hasta el nivel de cuadra para saber dónde y cuándo enviar más oficiales.

Pero algunas personas en el centro de la ciudad se preguntan si estas acciones son suficientes para contener la creciente ola.

El reverendo Andy Bales, director ejecutivo de Union Rescue Mission, dijo que hasta ahora ha estado decepcionado con la respuesta del Departamento de la Policía de Los Angeles. Dijo que los oficiales, en su mayoría han tomado “un enfoque de no intervención” a la vigilancia policial de Skid Row mientras que la población de personas sin hogar se ha disparado y las condiciones se hacen más apremiantes. 

Bales dijo que en el último año, su auto ha sido presa del vandalismo varias veces mientras estaba estacionado afuera de la misión en South San Pedro Street. El problema le recuerda qué tan mal estaban las cosas hace más de una década, cuando la delincuencia en la zona estaba descontrolada.

“Simplemente no ves la presencia de la policía como pensaría que lo harías en un lugar que está tan desesperado, tan violento y con tantas personas en riesgo y las drogas son utilizadas abiertamente”, dijo Bales. “Es como Martes de Carnaval con drogas otra vez... Nadie que no lo viva todos los días entendería el nivel de anarquía que hay ahí”.

El capitán Don Graham del LAPD reconoció la tensión que existe en Skid Row, pero dijo que la División Central durante años ha dedicado gran parte de su fuerza a la zona. Aún así, dijeron las autoridades, Skid Row necesita ayuda — más viviendas y otros servicios sociales — más allá de lo que la policía puede proporcionar. 

“La presencia de la policía que necesitamos tener en esta área es claramente insuficiente para el crimen que se está produciendo ahí”, dijo Graham.

En las partes más exclusivas del centro de la ciudad tales como Bunker Hill y Little Tokyo, la situación no es tan sombría. Pero las autoridades dicen que los patrones de delincuencia tienen una manera de propagarse de las zonas peligrosas a los bordes de las zonas más prósperas.

El concurrido tramo de la 5th Street entre Skid Row y Pershing Square es un canal para los traficantes de drogas y las personas que buscan comprar  drogas. La mercancía con frecuencia es robada de los estantes de los mercados y las tiendas de ropa. Las peleas estallan sobre las aceras a media tarde.

El área de tres cuadras conocida como “el Corredor” presentó el mayor aumento en delitos de propiedad en el centro de la ciudad durante la primera mitad del año, triplicándose hasta los 86 delitos, mientras que hubo cuatro veces el número de crímenes violentos.

En la 5th Street y Brodway -- justo a una cuadra del paraíso gourmet del Grand Central Market -- un trabajador de prevención de robos para Fallas Paredes, dijo que los ladrones roban de la tienda de ropa varias veces a la semana, a veces logrando huir con el equivalente a $50 dólares en mercancía o más.

Los funcionarios del Departamento de Policía de Los Angeles dijeron que parte del incremento en los delitos en el centro de la ciudad estaba arraigado en las drogas. Muchas personas indigentes que habitan en la zona luchan con el abuso de sustancias o enfermedades mentales. La policía dijo que los traficantes hacen presa de los más vulnerables y se pueden volver violentos si un cliente no paga o si alguien invade su territorio.

Las drogas y el crimen han plagado a Skid Row durante décadas. Pero los males de Skid Row se han inmiscuido en otras partes del centro de la ciudad, dijo la policía, como el cercano Distrito de las Artes o L.A. Live. Los registros muestran que ambas áreas populares han presentado grandes aumentos en el crimen violento.

“Skid Row ha trascendido tanto su punto de saturación que muchos de nuestros problemas con las personas sin hogar ahora se han extendido a algunas de estas áreas”, dijo Graham.

La reciente llegada de los oficiales de la División Metropolitana fue una escena bien recibida y condujo a una disminución en las agresiones graves, dijo Graham.

La decisión para ampliar el Metro y para desplegar a los oficiales de la división a puntos de alta criminalidad para ayudar a impedir la violencia es una piedra angular de los esfuerzos del LAPD para suprimir el aumento del crimen, anunciado por el alcalde Eric Garcetti en su discurso del estado de la ciudad realizado en abril. Pero el departamento no terminará de entrenar y desplegar totalmente a los 200 oficiales adicionales para la división hasta este otoño.

El capitán de la División Central, Michael Oreb, también señaló la Propuesta 47, la medida de votación del estado aprobada el año pasado que degradó la posesión de drogas y los robos menores a delitos menores, y por ende colocó a más infractores que habían estado en la cárcel de vuelta en las calles. Los policías en todo el estado han dicho que han observado un aumento en los delitos de propiedad desde que la medida entró en vigor.

En la División Central, el robo aumentó casi un 50% y los robos de vehículos motorizados se elevaron a más del 60% para finales de agosto. Los robos de automóviles también se incrementaron a los dos dígitos. Oreb dijo que sus oficiales ahora ven rostros familiares cuando detienen a los sospechosos, con un aumento del 22% en arrestos de delitos graves.

A pesar de los esfuerzos del LAPD, el crimen en el centro de la ciudad no se reducirá exclusivamente mediante el buen trabajo de la policía, dijo Graham. El abordar el tema de las personas sin hogar al ayudar a los residentes de Skid Row a encontrar vivienda o tratamiento podría reducir el número de víctimas, dijo.

Hasta ahora, el aumento de la delincuencia parece haber hecho muy poco para enfriar la ardiente popularidad del centro de la ciudad. Varios edificios residenciales nuevos están bajo construcción o en planificación. Y el escenario de los restaurantes y los bares de moda continúa su marcha a través de calles como Broadway, Spring y Main.

 Sin embargo, la amenaza de la delincuencia ha hecho que algunos tomen una pausa.

 Roger Gendron, un agente de bienes raíces, recordó a una mujer joven que se mudó fuera de una unidad en el centro de la ciudad después de tan sólo tres meses porque había sido acosada y se sentía insegura caminando de y hacia su edificio.

 “Puedo ver por qué una muchacha soltera de veintitantos años podría considerar eso como algo amenazante”, dijo, agregando que en el último año ha notado un “cambio increíble” en el nivel de violencia que hay ahí.

 Mientras que mayor cantidad de negocios invierten en el centro de la ciudad y las personas compran condominios y llenan las unidades de alquiler, es crítico que la ciudad logre controlar la delincuencia, dijo Gendron, quien vive en el vecindario.

“Va a ser un factor disuasorio para las personas que quizá no tengan la firmeza urbana para aguantar llegar al centro de una ciudad que aún no está terminado, bonito o prístino”, dijo.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

 


Anuncio