Anuncio
Share

Accionistas del sitio Backpage son acusados de explotación sexual

Las acusaciones contra los ejecutivos de Backpage se presentaron como parte de una amplia campaña dirigida por Harris.

Las acusaciones contra los ejecutivos de Backpage se presentaron como parte de una amplia campaña dirigida por Harris.

(Associated Press)

Los dos accionistas centrales del polémico sitio Backpage.com se rindieron este lunes ante las autoridades, según Kristin Ford, vocera del Departamento de Justicia de California.

Michael Lacey y James Larkin fueron acusados el 26 de septiembre pasado por conspiración para cometer proxenetismo en relación con Backpage, conforme detalla la denuncia penal presentada por la procuradora general Kamala Harris, en la Corte Suprema del Condado de Sacramento.

Los dos hombres -que alguna vez tuvieron carreras de alto perfil en publicaciones semanales alternativas como el Village Voice y Phoenix New Times- permanecen detenidos en la cárcel del condado de Sacramento y aún no se conoce cuál será la fecha de su audiencia, señaló Ford en la tarde del lunes.

En tanto, Carl Ferrer, director ejecutivo de Backpage, será instruido de cargos este miércoles en la Corte Suprema de Sacramento, acusado de proxenetismo, conspiración para cometer proxenetismo y proxenetismo con menores de 16 años de edad. Ferrer fue arrestado el jueves pasado en Houston, apenas arribó de un vuelo procedente de Ámsterdam.

Backpage.com se define como un gigante de la publicidad, donde se pueden encontrar departamentos, automóviles, mascotas y compañía. Pero los fiscales de California alegaron la semana pasada que la gran mayoría de los anuncios son “de servicios para adultos”, y que la empresa se beneficia de la trata sexual de adultos y niños.

Las acusaciones contra los ejecutivos de Backpage se presentaron como parte de una amplia campaña dirigida por Harris. La oficina del procurador general de Texas se unió a la investigación criminal, y los investigadores allanaron la sede en Dallas de la empresa, por sospechas de lavado de dinero.

Los fiscales sostienen que Lacey, de 68 años, y Larkin, de 67, ayudaron a gestionar Backpage y recibían ingresos del sitio, entre ellos un bono de $10 millones cada uno, en 2014. Ferrer está acusado de la supervisión de la compañía, incluyendo la proyección de anuncios, y los fiscales sostienen que ganó dinero -a sabiendas- de actividades de prostitución de mujeres y niños, conforme los documentos judiciales.

“Ganar millones de dólares mediante la trata y explotación de víctimas vulnerables es indignante, despreciable e ilegal”, señaló Harris. “Backpage y sus ejecutivos diseñaron ilegalmente el sitio para convertirlo en el mayor prostíbulo en línea del mundo”.

El pasado viernes, Backpage negó las acusaciones y señaló que el enjuiciamiento de Harris tiene inclinaciones políticas en medio de la campaña de la procuradora para el Senado de los EE.UU. En un comunicado, la compañía criticó la acusación y señaló que los cargos dejan en claro que Backpage había bloqueado anuncios de prostitución a pedido de la policía. “El allanamiento de las oficinas en Dallas de Backpage.com y el arresto de su CEO es una parodia de un año eleccionario, no una acción de buena fe por cumplimiento de la ley”, detalló el comunicado, que también fue emitido en nombre de Ferrer, Larkin y Lacey.

La compañía acusó a Harris de persecución ilegal y sostuvo que se trata de una violación de la Primera Enmienda, así como de la Ley de Decencia en las Comunicaciones. “Backpage.com tomará todos los pasos necesarios para poner fin a esta acusación frívola”, reza el escrito, “y continuará con sus recursos judiciales bajo la ley federal contra los agentes estatales que optaron por ignorar la ley, como lo ha hecho exitosamente en oportunidades anteriores”.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta historia en inglés haga clic aquí


Anuncio